¿Qué es el derecho de familia?

El derecho de familia es una rama de la práctica legal que se ocupa de todos los procesos y regulaciones de las leyes vinculadas con las relaciones familiares (family law).

Los sentimientos son muy personales. Pero los derechos de los miembros de la familia, los requisitos de las parejas para casarse o divorciarse, los procedimientos para adoptar, las normas sobre manutención de los hijos, manutención conyugal, división de bienes y acuerdos prenupciales, entre otros aspectos de índole doméstica, están determinados por leyes de familia.

Un abogado especializado en casos de derecho de familia es el profesional que prepara y presenta las peticiones ante el tribunal de familia, y además representa los intereses de su cliente.

Algunas jurisdicciones tienen asignadas cortes de familia para resolver los trámites legales familiares. En otras, los asuntos de familia se juzgan en tribunales municipales, de distrito o de circuito.

A continuación, se describen los asuntos más comunes administrados por las leyes de familia y cómo un abogado que trabaje con el derecho familiar le puede ayudar.

Divorcios o disolución del matrimonio

El divorcio es un proceso por medio del cual se termina legalmente el vínculo del matrimonio. La ley de familia rige los procedimientos para llevar a cabo un divorcio y la ley varía según el estado donde se presente la petición de divorcio.

Es muy común que las parejas que se separan consulten con un abogado calificado en derecho familiar para desvincularse legalmente de su excónyuge, especialmente si hubo violencia doméstica.

Un divorcio se inicia cuando uno los cónyuges introduce una demanda de divorcio, según la ley del estado donde resida, y concluye con el decreto de divorcio.

Los divorcios son diferentes a las separaciones legales, pero en ambos casos la pareja debe decidir sobre la división de los bienes, pensión alimenticia del excónyuge, deudas, custodia y manutención de los hijos menores de edad.

Matrimonios y uniones libres

Cuando una pareja desea contraer matrimonio también debe seguir los pasos y las reglas que establece la ley de familia de su estado. Un matrimonio es un contrato entre dos personas que desean reconocerse públicamente, y ante la ley, unidos en vida conyugal.

Con el matrimonio se adquieren derechos y deberes establecidos por la ley de familia.

La mayoría de los estados en los Estados Unidos requieren que los futuros cónyuges, para poder casarse, obtengan una licencia de matrimonio, celebren una ceremonia dentro de un plazo determinado con un oficiante autorizado por la ley de su estado, y además lo hagan en presencia de testigos.

Aunque usted no necesita un abogado para casarse, sí es conveniente el asesoramiento legal, si usted no comprende el proceso y los pasos para realizar un matrimonio civil, si desea elaborar un acuerdo prenupcial, o si su prometido se encuentra en otro país.

Acuerdos prenupciales

Un contrato prenupcial es un documento donde se detalla la disposición de bienes actuales y futuros en caso de divorcio, separación o fallecimiento de alguno de los cónyuges.

Los prenupciales también puede regular las relaciones de familia y entre los cónyuges, pero no los asuntos vinculados con los hijos, como la manutención infantil.

La elaboración de este tipo de contrato es muy común hoy en día, y son particularmente convenientes para aquellas parejas que se casan en segundas nupcias, para quienes tienen hijos o nietos con otra persona y para aquellas parejas con bienes y negocios de alto valor.

Del mismo modo, también existen documentos llamados “postnupciales” que pueden celebrarse entre personas ya casadas.

Las leyes de familia de algunos estados recomiendan que las partes interesadas soliciten asesoría de un abogado para elaborar un acuerdo prenupcial.

Adopciones de niños y adultos

Las adopciones también son regidas por la ley de familia y el procedimiento varía según el estado donde se lleve a cabo. En los EE. UU. son legales, tanto las adopciones de adultos, como las de menores de edad.

Si usted pretende agrandar su familia, o desea darle a su hijastro los mismos derechos que a su hijo biológico, ante los ojos de la ley, la adopción en un recurso válido.

Debido a que el proceso de adopción difiere según el tipo de adopción que elija y del estado donde se tramite, es recomendable que un abogado lo guíe durante este proceso potencialmente complejo. Incluso, un abogado le puede informar sobre el costo típico de una adopción en los EE. UU.

Establecimiento de la paternidad

Si usted es una madre que desea que el padre de su hijo sea reconocido como tal legalmente, o un padre que aspira a establecer la paternidad de su hijo, entonces debe recurrir a procedimientos legales muy específicos incluidos en la práctica del derecho familiar.

Una vez que se logra establecer la paternidad del niño, usted debe hacerse responsable de su crianza y gastos de manutención. También tendrá derechos de visitas, y el menor podrá incluso heredar los bienes de ambos padres, así como recibir prestaciones del seguro social.

Establecer la paternidad también le permite al niño acceder a la información genética o médica de su padre.

Manutención y custodia de los hijos

Los progenitores reconocidos legalmente están obligados a pagar un monto mensual para el sustento del niño. Esto sucede cuando ocurre un divorcio, separación legal, o los padres de los hijos menores de edad no comparten una relación de pareja, pero tienen hijos en común.

El establecimiento de la cuota mensual está regulado por la ley de familia de cada estado. El juez de la corte de familia toma en cuenta los ingresos de los padres y las fórmulas pautadas en su estado para calcular el monto de la manutención de los niños.

Algunas veces, cuando la separación se realiza en buenos términos, los padres llegan a un acuerdo entre ellos mismos sobre la custodia de menores. Sin embargo, es frecuente que uno o ambos excónyuges necesiten ayuda de un abogado para que los representen en los tribunales.

Régimen de visitas de los niños

La solicitud de un régimen de visita justo y conveniente es otro de los asuntos manejados por la ley de familia. Durante un divorcio o separación los padres negocian sus propuestas para compartir tiempo, vacaciones y fechas importantes con sus hijos.

Muchas veces se desarrollan confrontaciones entre los padres sobre los derechos de visitas, y es allí cuando un abogado le puede ayudar a elaborar su caso para presentarlo ante el juez.

Por ejemplo, un abogado especializado en la rama del derecho de familia puede cuestionar con vehemencia la afirmación de que un padre es irresponsable con sus hijos; o, por el contrario, pelear para que un padre tenga visitas supervisadas debido a la seguridad del niño.

Derechos de las parejas de hecho

En los Estados Unidos la ley de familia de algunos estados reconoce derechos a las parejas que deciden convivir juntas como casadas, pero sin haber efectuado un matrimonio legal.

Bien sea que usted elija el camino de la cohabitación o del matrimonio consuetudinario, antes debería consultar con los abogados de derecho de familia sobre cuáles serían sus derechos potenciales, especialmente aquellos concernientes al tratamiento de la propiedad y bienes en común.

Le recomendamos leer:

Hable hoy con un abogado calificado en Derecho familiar

Este artículo pretende ser útil e informativo, pero los asuntos legales pueden llegar a ser complicados y estresantes. Un abogado calificado en derecho familiar puede atender a sus necesidades legales particulares, explicar la ley y representarlo en la corte. Dé el primer paso ahora y póngase en contacto con un abogado calificado en derecho familiar cerca suyo para hablar sobre su situación jurídica particular.

Su Próximo Paso:

Ingrese su lugar para conectarse con un abogado de Derecho familiar calificado hoy.

Recursos Adicionales de Derecho familiar

Búsqueda de Recursos de Derecho familiar en Abogado.com

https://www.abogado.com/recursos/ley-de-familia/