¿Qué debe y no debe hacer en una relación de cohabitación?

Se conoce como cohabitación cuando una pareja decide vivir junta en relación marital, pero sin cumplir los requisitos legales del matrimonio. A veces la pareja actúa y se presenta ante su comunidad como una unidad conyugal, otras tienen bienes en común e hijos, pero no está casada ante la ley. Por lo tanto, tampoco tienen los mismo derechos que los adquiridos por las parejas casadas.

La mayoría de las parejas que viven bajo este sistema lo hacen de forma temporal durante la etapa del compromiso para luego casarse. Pero otras sencillamente optan por la cohabitación a largo plazo o permanentemente.

Si este es su caso, y ahora se está preguntando sobre qué leyes protegen a las personas que participan en una relación de cohabitación (cohabitation). Primero, debe saber que las leyes de familia son diferentes en cada estado.

En algunos estados se reconocen ciertos derechos a las parejas que tienen vida en común pero en unión libre, como los derivados después de la resolución del caso Marvin vs. Marvin de California en 1976.

En este estado se permite que los cohabitantes tengan contratos orales y escritos para decidir cómo dividir sus bienes en caso de una separación. Muchos estados han adoptado esta regla.

Pero en general se considera como su propiedad durante la cohabitación lo que usted demuestre por medio de documentos y contratos firmados que el bien está en su posesión.

Si desea iniciar una relación de cohabitación con su pareja, considere los siguientes aspectos.

¿Qué debe hacer al comenzar una relación de cohabitación familiar?

  • Considere hacer un convenio de cohabitación antes de mudarse a vivir junto a su pareja. Allí puede incluir sus expectativas con respecto al manejo de las finanzas, compra de bienes por separado y en común, presupuestos, acceso y firmas autorizadas de las cuentas bancarias, qué hacer con las deudas, etc.
  • Conserve los títulos de propiedad de cualquier bien que adquiera a su nombre y que haya pagado solo usted. Por ejemplo, si compró un auto y fue usted quien dio el anticipo y realizó los pagos mensuales, el auto debería estar únicamente a su nombre. Las compras conjuntas, sin embargo, debieran estar a nombre de ambos miembros de la pareja.
  • Mantenga un registro de sus contribuciones e inversiones en cualquier propiedad que esté a nombre de su pareja.
  • Enuncie como donación o préstamo los cheques que haga a nombre de su pareja, en caso de que quiera evitar que se interpreten como pagos de manutención. El reclamo de pensión alimenticia es muy común cuando una pareja que cohabita termina el compromiso.
  • Recuerde que los padres no casados tienen obligaciones con sus hijos. Por tanto, si la relación con su pareja termina, legalmente usted debe cumplir con la manutención de sus hijos menores de edad.

¿Qué no debe hacer en una relación de cohabitación?

  • Trate de no mezclar todo su dinero, bienes, deudas y cuentas bancarias de forma conjuntas. Si bien terminar una relación en cohabitación no requiere un trámite legal como el divorcio, es posible que haya conflictos para dividir los bienes.
  • Evite pagar e invertir en una propiedad de alto valor como una casa, auto, tierras, negocios, acciones, si no aparece el nombre de los dos en los documentos. Las escrituras o facturas son una evidencia convincente a la hora de probar su participación en la transacción.
  • No sea garantía de las deudas de su pareja, a menos que ambos pretendan ser responsable de su pago y de las consecuencias financieras en caso de separarse.
  • Evite depender financieramente del otro. Si la relación termina se podría complicar su posibilidad de mantenerse a sí mismo en el futuro. Mantenga sus habilidades profesionales, trabajo y contactos laborales activos, o considere elaborar un acuerdo escrito donde se establezca la obligación de su pareja de pagar un aporte temporal si la relación termina.

El aumento de la cohabitación como una opción para vivir en pareja ya no es una sopresa. Este modelo es muy común entre parejas heterosexuales, relaciones de personas del mismo sexo y cualquier nivel educativo. Si embargo, a la mayoría de las parejas en unión libre les preocupa cómo proteger sus finanzas y a sus seres queridos. 

Si tiene dudas sobre las leyes de su estado con respecto a la cohabitación, el primer paso es consultar a un abogado de derecho de familia. 

Un abogado le puede asesorar sobre la conveniencia y el propósito  de elaborar un acuerdo de cohabitación, cómo comprar bienes en común y proteger su patrimonio.

Le recomendamos leer:

Hable hoy con un abogado calificado en Derecho familiar

Este artículo pretende ser útil e informativo, pero los asuntos legales pueden llegar a ser complicados y estresantes. Un abogado calificado en derecho familiar puede atender a sus necesidades legales particulares, explicar la ley y representarlo en la corte. Dé el primer paso ahora y póngase en contacto con un abogado calificado en derecho familiar cerca suyo para hablar sobre su situación jurídica particular.

Su Próximo Paso:

Ingrese su lugar para conectarse con un abogado de Derecho familiar calificado hoy.

Recursos Adicionales de Derecho familiar

Búsqueda de Recursos de Derecho familiar en Abogado.com