Terminación de derechos parentales: ¿Puedo perder a mi hijo?

La terminación de derechos parentales ocurre en casos extremos. Legalmente, la relación entre padres e hijos implica derechos y responsabilidades, y ambos progenitores pueden tener el derecho para decidir sobre la educación, crianza, religión, cuidados de salud y actividades de entretenimiento de los hijos.

Sin embargo, en ciertas circunstancias se puede perder o ceder los derechos parentales. De este modo se pone fin a la relación legal entre el padre o la madre y el hijo.

Por ejemplo, un tribunal puede quitar esos derechos al padre o madre si transgreden las leyes que protegen a los hijos. Igualmente, un padre puede terminar estos derechos voluntariamente.

En los EE. UU., las leyes de familia, y aquellas sobre los derechos de los niños, se basan en el principio del mejor interés del niño, para establecer los procedimientos de culminación de los derechos parentales. La legislación exige considerar factores como la salud física y mental, seguridad del niño, edad, bienestar emocional y moral, asuntos culturales, apego y las preferencias del niño.

¿Qué significa terminación voluntaria de derechos parentales?

Cuando los padres deciden renunciar a todas las responsabilidades que tienen con sus hijos de forma deliberada, se considera que es una terminación voluntaria de derechos parentales.

La forma más típica de ceder los derechos sobre los hijos es cuando se dan en adopción, bien sea a un familiar o a una persona ajena al entorno del menor de edad. Algunos padres también pueden ceder sus derechos a agencias del gobierno si no se pueden hacer cargo de los hijos.

¿Cuándo sucede la terminación involuntaria de derechos parentales?

En los Estados Unidos, cada estado tiene sus propias leyes para establecer cuándo se le pueden quitar los derechos a un padre para ver o criar a sus hijos. Dentro de los motivos más comunes figuran:

  • Abuso hacia los hijos y descuido severo o crónico.
  • Abuso sexual.
  • Abuso o descuido de otros niños en el hogar.
  • Abandono de los hijos.
  • Enfermedad o deficiencia mental a largo plazo de uno o ambos padres.
  • Incapacidad de uno o ambos padres y que haya sido inducida por el alcohol o las drogas.
  • Ausencia de sustento económico.
  • Falta de contacto con los hijos.
  • Terminación involuntaria de los derechos parentales de otro hijo.

Un padre también puede perder sus derechos sobre los hijos después de haber sido condenado por ciertos delitos graves. Por ejemplo, si uno de los padres o ambos cometen un delito violento en contra de su hijo, u otro miembro de la familia, un tribunal tiene la opción de remover sus derechos y terminar la relación entre padres e hijos.

Incluso, si el padre resulta encarcelado y durante ese tiempo el niño requiere estar en una casa de acogida (foster home), y no hay otras alternativas, es muy probable que el padre pierda sus derechos parentales también.

¿Qué pasa si mi hijo es enviado a un programa de acogida temporal?

Si un menor de edad queda sin padres ni guardianes legalmente responsables de su crianza, la corte de familia puede decidir que el niño sea llevado a un lugar de acogida temporal.

Este sitio puede ser un centro administrado por el gobierno, o por una organización sin fines de lucro, o incluso una familia que participa en estos programas.

Antes de que un estado pueda adoptar una medida tan drástica y poner al niño en un lugar de acogida temporal, primero se debe presentar una petición, de acuerdo con la ley federal de Adopción y Familias Seguras (Adoption and Safe Families Act, ASFA, por sus siglas en inglés)

Sin embargo, las oficinas del gobierno no tienen la obligación de cumplir con este requisito en las siguientes circunstancias:

  • El niño ha estado en un lugar de acogida temporal por al menos 15 de los 22 meses anteriores.
  • El tribunal ha determinado que el niño es un infante abandonado.
  • El padre ha cometido homicidio en contra de alguno de sus hijos.
  • El padre ha estado involucrado en el homicidio de alguno de sus hijos, como colaborador, cómplice, intentando, conspirando, o solicitando el acto criminal.
  • El padre cometió una agresión grave que resultó en lesiones peligrosas a alguno de sus hijos.

En casi todos los estados se han ido formulando leyes, que ofrecen protecciones más efectivas a los niños. Esto es con el fin de acortar los tiempos de espera requeridos, antes de que se puedan terminar los derechos parentales y poder enviar al niño a un programa de acogida temporal.

¿Puedo recuperar mis derechos parentales?

La mayoría de los estados no permite la reinstauración de los derechos parentales una vez que hayan sido terminados.

Sin embargo, si el niño no ha sido puesto en un lugar de acogida de forma permanente, es muy posible que el padre pueda tener la opción de presentar una petición para demostrar que sus circunstancias han cambiado, y que tiene la habilidad de proveer un hogar seguro y enriquecedor para su hijo.

Le recomendamos leer:

Hable hoy con un abogado calificado en Derecho familiar

Este artículo pretende ser útil e informativo, pero los asuntos legales pueden llegar a ser complicados y estresantes. Un abogado calificado en derecho familiar puede atender a sus necesidades legales particulares, explicar la ley y representarlo en la corte. Dé el primer paso ahora y póngase en contacto con un abogado calificado en derecho familiar cerca suyo para hablar sobre su situación jurídica particular.

Su Próximo Paso:

Ingrese su lugar para conectarse con un abogado de Derecho familiar calificado hoy.

Recursos Adicionales de Derecho familiar

Búsqueda de Recursos de Derecho familiar en Abogado.com