Tipos de matrimonio en Estados Unidos y otras uniones maritales

De acuerdo con la ley de familia de los Estados Unidos, el matrimonio es un contrato legal que reconoce la unión de dos personas en vínculo conyugal.

Cuando una pareja contrae matrimonio adquiere:

  • Derechos y deberes.
  • Ventajas fiscales.
  • Beneficios de la ley de inmigración de Estados Unidos.
  • Posibilidad de decidir por sus cónyuges si quedan incapacitados.
  • Derechos sobre la propiedad que adquieran durante el matrimonio.

En los EE. UU. existen varias opciones para unirse a otra persona en vida conyugal. A veces, puede resultar confuso comprender las diferencias, ventajas y beneficios de cada una de ellas.

A continuación, se ofrece un panorama general sobre las diversas maneras como se puede unir en convivencia marital y qué protecciones le dan las leyes.

Matrimonio legal o tradicional

El matrimonio entre personas de sexos opuestos había sido la fórmula común para establecer un vínculo conyugal. Pero con el tiempo esto cambió.

En 1996, el Congreso promulgó la Ley de defensa del matrimonio (DOMA por sus siglas en inglés), la cual prohibía el matrimonio entre personas del mismo sexo. Después, en el año 2013, la Corte Suprema de EE. UU. dictaminó que la DOMA violaba la quinta enmienda, entonces algunos estados empezaron a aprobar leyes que permitían el matrimonio entre parejas homosexuales.

Dos años más tarde, la Corte Suprema de EE. UU. se pronunció de nuevo, y decidió extender el derecho al matrimonio por igual, tanto a parejas del mismo sexo como a uniones entre un hombre y una mujer.

Los requisitos para casarse dependen del estado donde se lleva a cabo el matrimonio. Si embargo, en todos los estados se exige que la pareja obtenga una licencia de matrimonio civil para luego intercambiar sus votos en una ceremonia ante un oficiante autorizado. Una vez efectuado el casamiento, la pareja recibe un certificado de matrimonio.

Matrimonio entre personas del mismo sexo

El escenario sobre el matrimonio cambió totalmente el 26 de junio de 2015. En una sentencia de la Corte Suprema de los EE. UU. sobre el caso Obergefell v. Hodges, el tribunal sostuvo que prohibir el matrimonio entre parejas por cuestiones de género era inconstitucional.

La decisión dejó sin efecto todas las prohibiciones sobre el matrimonio entre personas del mismo sexo, también conocido como matrimonio gay, y otorgó a todas las personas que desean contraer matrimonio los mismos derechos.

Ahora, una pareja del mismo sexo debe cumplir los requisitos de su estado para poder casarse y obtener una copia certificada de su acta de matrimonio, del mismo modo como lo haría una pareja heterosexual.

También, un ciudadano estadounidense o residente permanente puede solicitar al Servicio de Ciudadanía e Inmigración de los Estados Unidos (USCIS por sus siglas en inglés) una tarjeta de residencia (green card) para su pareja del mismo sexo, o incluso puede presentar una petición de visa K-1 para su prometido.

Matrimonio por derecho consuetudinario (common law mariage)

Algunos estados reconocen la unión de parejas que viven en unión conyugal, pero que no pasaron por el proceso de obtener una licencia de matrimonio ni celebraron una ceremonia de boda, de acuerdo con los requisitos y las leyes estatales. Este tipo de unión se conoce como matrimonio por derecho común (common law en inglés) o por derecho consuetudinario.

Los siguientes estados reconocen el matrimonio por derecho común: Colorado, Distrito de Columbia, Iowa, Kansas, Montana, Rhode Island, Carolina del Sur, Texas (también se le llama matrimonio informal) y Utah.

En estos estados, las personas gozan de los mismos derechos que los cónyuges que contraen matrimonios legales. Y si la relación se disuelve, la pareja en matrimonio consuetudinario debe atravesar el divorcio o recurrir a un procedimiento de nulidad matrimonial.

Los contrayentes de una unión matrimonial por derecho común o consuetudinario deben cumplir estos requisitos:

  • Tener la edad mínima exigida en su estado para prestar su consentimiento.
  • Ambos miembros de la pareja deben declarar su soltería.
  • Estar en su sano juicio para comprender qué significa contraer matrimonio.
  • Deben convivir y presentarse ante su comunidad como cónyuges.

Uniones civiles (civil union)

Las uniones civiles son otra forma legal para reconocer a una pareja ante la ley. Pero la unión civil no es un tipo de matrimonio.

Después de la aceptación del matrimonio igualitario, para parejas del mismo sexo y heterosexuales, las uniones civiles se suspendieron en la mayoría de los estados.

Hoy solamente los siguientes estados permiten las uniones civiles: New Jersey, Illinois, Hawaii y Colorado. Las uniones civiles:

  • Deben ser registradas en su estado.
  • Son aceptadas en los estados donde se permiten las uniones civiles y las leyes varían en cada estado.
  • Una unión civil no recibe los mismos beneficios y protecciones a nivel federal, como del Seguro Social e inmigración.
  • Únicamente están protegidas por las leyes del estado donde son registradas.
  • Pueden ser celebradas por parejas heterosexuales como homosexuales.

Asociaciones domésticas (domestic partnership)

La asociación doméstica, a veces referidas como pareja de hecho, es un tipo de unión legal que ofrece algunos beneficios y protecciones legales similares a los matrimonios legales y a las uniones civiles, pero no es un matrimonio.

Una asociación doméstica solamente es permitida en algunos estados y municipios. Por lo tanto, no cuentan con protecciones de las leyes federales como otorga el matrimonio. En este caso los beneficios del Seguro Social e inmigración quedan excluidos.

Al igual que la unión civil, la asociación doméstica es una opción legal para las parejas que no desean contraer matrimonio, pero buscan ciertas protecciones legales como:

  • Obtención de seguro de salud a través del programa familiar.
  • Beneficio de ausencia laboral para cuidar a su cónyuge enfermo.
  • Ausencia laboral por duelo de su cónyuge.
  • Derechos de visita en hospitales y cárceles.

Las siguientes que jurisdicciones permiten las asociaciones domésticas son: California, Distrito de Columbia, Maine, Nevada, Oregon, Washington y Wisconsin.

Cohabitación

La cohabitación, más conocida como “viviendo juntos”, ocurre cuando una pareja del mismo sexo u opuesto deciden convivir como cónyuges, pero sin cumplir ningún requisito legal de reconocimiento.

A diferencia del matrimonio, la unión civil, el matrimonio por derecho común y las parejas domésticas, la cohabitación no tiene un marco legal que la regule, ni durante su existencia, ni cuando termina la relación.

Vivir como cohabitantes es muy común hoy en día, muchas parejas lo hacen antes de contraer matrimonio. Sin embargo, los miembros que viven juntos pueden elaborar acuerdos donde indiquen, por ejemplo:

  • Cómo manejarán las finanzas durante la convivencia.
  • Quién es dueño de qué en caso de separación.
  • Qué pasa con las deudas contraídas.
  • Cómo criar a los hijos si los tienen.

Una relación de cohabitación tampoco es un tipo de matrimonio, así que se puede disolver en cualquier momento y no hay derecho a solicitar pensión conyugal.

Le recomendamos leer:

Hable hoy con un abogado calificado en Matrimonio

Este artículo pretende ser útil e informativo, pero los asuntos legales pueden llegar a ser complicados y estresantes. Un abogado calificado en matrimonio puede atender a sus necesidades legales particulares, explicar la ley y representarlo en la corte. Dé el primer paso ahora y póngase en contacto con un abogado calificado en matrimonio cerca suyo para hablar sobre su situación jurídica particular.

Su Próximo Paso:

Ingrese su lugar para conectarse con un abogado de Matrimonio calificado hoy.

Recursos Adicionales de Matrimonio

Recursos Legales Estatales de Matrimonio

Búsqueda de Recursos de Matrimonio en Abogado.com

Más artículos relacionados a Matrimonio