Cuatro cosas que debe hacer después de su boda

Muchas parejas ansían la luna de miel o por lo menos algo de tiempo relajante después de la intensidad del día de su boda. Aunque este respiro indudablemente es bienvenido, los recién casados no deben perder de vista los detalles de ciertos asuntos legales que surgen poco después del día de la boda.

Cambio de nombre y de dirección

Si uno, o ambos cónyuges van a cambiar su apellido, es importante abordar este asunto y notificar a todas las partes involucradas que deban estar enteradas del cambio. Por ejemplo:

  • Empleadores.
  • Colegios y universidades.
  • Oficinas de correos.
  • Departamento de vehículos motorizados.
  • Administración del Seguro Social.
  • Departamento de registro o estadísticas vitales.
  • Bancos y otras instituciones financieras.
  • Acreedores y deudores.
  • Empresas de teléfono y servicios básicos.
  • Servicio de Impuestos Internos.
  • Agencias de seguros.
  • Oficina de registro de votantes.
  • Oficina de pasaportes.
  • Oficinas de asistencia pública.
  • Administración de beneficios para veteranos.

A fin de que el cambio de nombre sea legal, el cónyuge que hace la modificación debe notificarlo a la Oficina de Seguridad Social para que se le expida una nueva tarjeta del Seguro Social.

Después, usted necesitará una nueva licencia de conducir. Típicamente, deberá ir al departamento (o registro) de vehículos motorizados de su estado con su licencia de matrimonio y su actual licencia de conducir.

Tomará algún tiempo cambiar sus tarjetas de identificación gubernamentales, tales como su pasaporte y su licencia de conducir. En consecuencia, si usted planifica un viaje inmediatamente después de su boda, debe hacer reservaciones con su actual nombre de tal manera que no tenga problemas cuando presente su identificación.

Por último, asegúrese de notificar a la oficina de correos sobre su cambio de dirección (si es que procede), para que se reenvíe su correspondencia a su nueva residencia.

Combinación de activos financieros

Si cambian o no su nombre, usted y su cónyuge también pueden decidir si algunas o todas sus cuentas financieras van a ser cuentas conjuntas, si así lo desean.

Pero, si usted tiene alguna correduría o cuenta de inversiones es mejor contactar a su consejero financiero para que le instruya sobre este asunto.

Cambio de beneficiarios

Si usted aún no ha inscrito a su cónyuge como beneficiario en su seguro de vida, cuentas de jubilación y cuentas bancarias, también considere si quiere hacerlo. Si su cónyuge ha cambiado su nombre desde la boda, entonces asegúrese de que el nombre se actualice en su información del seguro.

Evaluar qué seguros mantener y cuáles eliminar

Antes del matrimonio, cada cónyuge suele tener su propia póliza de seguro médico, dental y de visión. Una vez que una pareja se casa, puede ser menos costoso tener una póliza conjunta que varias pólizas separadas.

Con frecuencia, existe un plazo limitado después del matrimonio para agregar al cónyuge al plan de salud, por lo que es recomendable llamar a sus compañías de seguros cuanto antes. Si se le pasa el plazo, deberá esperar al periodo anual de inscripción de su plan de seguros.

Le recomendamos leer:

Hable hoy con un abogado calificado en Derecho familiar

Este artículo pretende ser útil e informativo, pero los asuntos legales pueden llegar a ser complicados y estresantes. Un abogado calificado en derecho familiar puede atender a sus necesidades legales particulares, explicar la ley y representarlo en la corte. Dé el primer paso ahora y póngase en contacto con un abogado calificado en derecho familiar cerca suyo para hablar sobre su situación jurídica particular.

Su Próximo Paso:

Ingrese su lugar para conectarse con un abogado de Derecho familiar calificado hoy.

Recursos Adicionales de Derecho familiar

Búsqueda de Recursos de Derecho familiar en Abogado.com