Los abogados siguen disponibles para ayudarle. Programe una consulta desde su casa hoy mismo. Buscar abogados locales.

Servicios de protección a menores

Los niños tienen derecho a crecer en un ambiente sin ningún tipo de abuso físico, sexual, psicológico o por abandono. La mayoría de los padres brindan a sus niños un hogar agradable en donde se satisfacen todas sus necesidades. Sin embargo, es un hecho triste y real que algunos niños son abandonados y sometidos a situaciones de abuso y maltrato.

La ley federal de prevención y tratamiento de abusos de menores (en inglés) de los Estados Unidos define el abuso de menores como “cualquier acto u omisión por parte de un padre o tutor que provoca la muerte, daño físico o emocional, abuso sexual, o explotación o todo acto u omisión que genere un riesgo inminente de daño grave”. Además de la ley federal para brindar protección a los menores, cada estado tiene una oficina de servicios de protección de menores (CPS, por sus siglas en inglés) dedicado a exigir el cumplimiento de todas las leyes estatales y federales que protegen a los niños de cualquier tipo de explotación, abuso o abandono. Cuando estas agencias reciben una denuncia de abandono o abuso, deben investigar a la familia y determinar la veracidad de las acusaciones. En la investigación se debe incluir, entre otras cosas:

  • entrevistas con el menor (si habla)
  • entrevistas con hermanos, padres, miembros de la familia, docentes u otros adultos que interactúan cotidianamente con el menor
  • evaluación física o psicológica del menor realizada por profesionales 

Familias que enfrentan denuncias de abuso

La tarea principal del personal del CPS es proteger al menor. Idealmente, esto se puede lograr mediante el trabajo de los servicios sociales con las familias en riesgo, a fin de brindar a los padres los recursos y la información necesarios para criar de forma segura a sus niños en su propio hogar. Sin embargo, los trabajadores sociales del CPS pueden dar un paso más y retirar a un niño de su hogar si consideran que el menor está en peligro.

Lo que muchos no advierten es que hasta los padres amorosos que se esfuerzan por hacer lo mejor para sus hijos, pueden convertirse en el blanco de los servicios de protección para menores. Las personas que tienen la obligación de hacer la denuncia correspondiente, tales como docentes o profesionales médicos, suelen malinterpretar los golpes, hematomas e incluso los huesos quebrados en el cuerpo de un niño activo y revoltoso, e inferir que pudieron haber sido causados por sus padres o por las personas que lo cuidan. Cuando se inicia una investigación, los miembros del CPS pueden obtener órdenes judiciales para permitir que la policía retire por la fuerza a un niño del cuidado de sus padres y lo ponga bajo la tutela del estado hasta que se resuelva el asunto.

Muy a menudo, poner a un niño bajo la tutela del sistema de cuidados sustitutos puede ser una situación muy traumática, tanto para el niño como para los padres. Este triste escenario también se desarrolla cuando las parejas atraviesan divorcios conflictivos y batallas lastimosas por la guarda de sus hijos. Es posible que un cónyuge alegue falsamente que el otro ha acosado o abusado de alguna forma a uno o más de sus hijos con el fin de reforzar su postura como el único progenitor capaz de tener la guarda del menor o para evitar que el otro padre tenga el derecho de visitas sin supervisión respecto de sus propios hijos.

Efectos de las denuncias de abuso de menores

Los padres que enfrentan este tipo de acusaciones y denuncias deben tomarlas con mucha seriedad. Las consecuencias son muy severas y de amplio alcance, ya que un indicio de tratamiento inapropiado relacionado con una investigación del CPS puede dar lugar a que un padre no pueda trabajar con niños ni adoptar. El daño a la reputación personal y profesional puede ser muy difícil e incluso imposible de reparar. Estas acusaciones también pueden repercutir sobre los acuerdos de guarda del padre acusado respecto de los demás hijos e incluso de los que pueda tener en el futuro.

Cuando se acusa a los padres de abandono o abuso de sus hijos y los menores son retirados del cuidado de sus padres y puestos bajo el cuidado de familias sustitutas, los padres pueden estar tan destrozados emocionalmente por la situación que no podrán pensar ni actuar con claridad. Siempre es una buena idea consultar con un abogado experto en derecho de familia que esté habituado a defender a los padres contra el CPS ante el tribunal. El abogado podrá explicarle el proceso y detallar los pasos a seguir para volver a reunirse con el menor.

Hable hoy con un abogado experto en lidiar con el servicio de protección a menores

Este artículo pretende ser útil e informativo. Pero los asuntos legales pueden llegar a ser complicados y estresantes. Un abogado experto en lidiar con el servicio de protección a menores (CPS, por sus siglas en inglés) puede atender sus necesidades legales particulares, explicar la ley y representarlo en la corte. Tome el primer paso ahora y póngase en contacto con un abogado experto en lidiar con el CPS cerca de usted para discutir su situación jurídica específica.

Hable hoy con un abogado calificado en Servicio de Protección a los Hijos (CPS)

Este artículo pretende ser útil e informativo, pero los asuntos legales pueden llegar a ser complicados y estresantes. Un abogado calificado en servicio de protección a los hijos (cps) puede atender a sus necesidades legales particulares, explicar la ley y representarlo en la corte. Dé el primer paso ahora y póngase en contacto con un abogado calificado en servicio de protección a los hijos (cps) cerca suyo para hablar sobre su situación jurídica particular.

Su Próximo Paso:

Ingrese su lugar para conectarse con un abogado de Servicio de Protección a los Hijos (CPS) calificado hoy.

Búsqueda de Recursos de Servicio de Protección a los Hijos (CPS) en Abogado.com