¿Qué es una unión civil?

En los Estados Unidos la unión civil es una relación entre dos personas que es reconocida legalmente en algunos estados. Una unión civil no es un matrimonio, por lo tanto, no recibe los mismos derechos sobre beneficios y protecciones de índole federal.

Las parejas en unión civil solamente están protegidas por las leyes y normas del estado donde se reconoció la relación como tal. Las uniones civiles no discriminan la orientación sexual, se pueden conformar entre parejas heterosexuales como homosexuales.

Sin embargo, antes de la legalización federal del matrimonio entre personas del mismo sexo, tanto las uniones civiles como las asociaciones domésticas (domestic partnership) eran las opciones que tenían las parejas homosexuales para registrar su relación, proteger sus bienes y recibir ciertos beneficios estatales.

Pero desde el año 2015, con la decisión de la Corte Suprema sobre el caso Obergefell vs. Hodges, el matrimonio entre parejas del mismo sexo es legal en todo el país. Hoy en día pocas personas recurren a la figura legal de la unión civil, pero aún está disponible en algunos estados.

¿Qué estados reconocen las uniones civiles?

Una vez que se extendió el derecho al matrimonio por igual en los EE. UU., tanto para parejas heterosexuales como homosexuales, la mayoría de los estados cesaron de ofrecer las uniones civiles y las asociaciones domésticas.

Al igual que un matrimonio civil, para registrar la unión, los contrayentes deben hacerlo de mutuo acuerdo, no tener lazos de consanguinidad y ser mayores de edad.

Actualmente los siguientes estados aceptan las uniones civiles: New Jersey, Illinois, Hawaii y Colorado.

Las asociaciones domésticas funcionan de forma similar a las uniones civiles, pero son reconocidas en algunos municipios y ciertos estados. Hoy se permiten en: California, Distrito de Columbia, Maine, Nevada, Oregon, Washington y Wisconsin

Diferencia entre matrimonio y unión civil

Aunque un matrimonio y una unión civil están reconocidos por la ley, básicamente la principal diferencia radica en el alcance legal. Los matrimonios pueden obtener beneficios estales y federales, pero las uniones civiles solamente pueden obtener protecciones limitadas del estado donde hayan sido reconocidas.

  • Beneficios fiscales: Las parejas casadas pueden presentar sus declaraciones de impuestos de forma conjunta ante el Servicio de Impuestos Internos (IRS, por sus siglas en inglés) y su estado. Esto les permite recibir los beneficios fiscales a los dos individuos. Los convivientes civiles deben declarar sus impuestos por separado.
  • Herencias y patrimonio: El matrimonio favorece que los cónyuges sobrevivientes tengan derecho a heredar todos los activos de su difunto cónyuge, sin incurrir en gravamen fiscal, y aunque no haya dejado un testamento. Las uniones civiles también permiten heredar los bienes cuando un cónyuge fallece, solo si están registradas.
  • Seguro social y jubilación: Las personas casadas tienen derechos sobre los beneficios del Seguro Social otorgados por las leyes federales, pero las que participan de una unión civil no pueden acceder a estos mismos favores. Tampoco tienen acceso a los beneficios de jubilación de los empleados federales del mismo modo que las parejas casadas.
  • Salud: Las uniones civiles están regidas por las leyes estales. Entonces, algunos derechos obtenidos en un estado no se extienden a otro, donde estas uniones no son reconocidas. Por ejemplo, si una pareja en unión civil se muda a otro estado, donde estas relaciones no tienen protecciones, y uno de los miembros de la pareja se enferma, es posible que el otro no pueda tomar decisiones sobre la salud de su ser querido.
  • Inmigración: Las personas que están casadas con ciudadanos estadunidenses o residentes permanentes pueden solicitar ciertos beneficios de ciudadanía o residencia. Pero si vive en una unión civil, esto no es posible, a menos que convierta su relación en un matrimonio legal.
  • Divorcio: Las parejas casadas disfrutan de la certeza de un sistema legal que puede disolver su matrimonio y establecer la separación de bienes. Las parejas en unión civil pueden tener derecho a pensión conyugal. Y si viven en un estado bajo el principio de propiedad comunitaria ambos pueden adquirir y dividir bienes en común.

Si usted vive en una unión civil con su pareja, y no está seguro si debe o no contraer matrimonio, puede consultar con un abogado para saber si le conviene cambiar su estado civil , y cómo proceder con la administración de sus bienes.

Incluso, si usted no desea contraer matrimonio, pero quiere mudarse con su familia a un estado donde quizá no sea reconocido su acuerdo de unión civil, debería evaluar con su abogado de derecho familiar qué es lo que debe hacer.

Le recomendamos leer:

Hable hoy con un abogado calificado en Derecho familiar

Este artículo pretende ser útil e informativo, pero los asuntos legales pueden llegar a ser complicados y estresantes. Un abogado calificado en derecho familiar puede atender a sus necesidades legales particulares, explicar la ley y representarlo en la corte. Dé el primer paso ahora y póngase en contacto con un abogado calificado en derecho familiar cerca suyo para hablar sobre su situación jurídica particular.

Su Próximo Paso:

Ingrese su lugar para conectarse con un abogado de Derecho familiar calificado hoy.

Recursos Adicionales de Derecho familiar

Búsqueda de Recursos de Derecho familiar en Abogado.com