Discriminación en el Empleo

La ley federal, junto con las leyes de muchos estados, prohíbe que los empleadores discriminen a los postulantes y a sus empleados en razón de diferentes factores, como raza, sexo, religión, incapacidad y edad. Las personas que consideren que han sufrido discriminación en el trabajo pueden optar por reclamar un resarcimiento por daños y perjuicios.

Clases protegidas

Además del Título VII de la Ley de Derechos Civiles de 1964, se ha promulgado una cantidad de leyes federales para proteger a categorías de trabajadores específicas de los efectos negativos de la discriminación en el empleo. Estas categorías se denominan clases protegidas. Los reclamos de discriminación en el empleo deben probar que el trabajador fue discriminado por pertenecer a una clase protegida. Las clases protegidas pueden ser:

  • Personas de cualquier género discriminadas por su sexo
  • Trabajadores mayores de 40 años
  • Trabajadores con una discapacidad física o mental
  • Trabajadores de una religión en particular
  • Trabajadores de una determinada raza o color
  • Trabajadoras embarazadas

Discriminación en el proceso de empleo

La discriminación en el empleo puede ocurrir en cualquier momento del proceso de empleo. La persona puede ser discriminada durante una entrevista o cuando consulta inicialmente por un puesto vacante. Después de ser contratados, dependiendo de los detalles, los trabajadores pueden enfrentar discriminación en el empleo si son despedidos o descendidos de categoría por pertenecer a una clase protegida.

Ajustes razonables

La discriminación en el empleo suele ocurrir cuando el empleador no realiza ajustes razonables para un trabajador perteneciente a una clase protegida. Si no se realizan los ajustes razonables para un empleado con incapacidades temporales o permanentes, puede que se aplique una multa por discriminación en el empleo. Los empleadores están obligados por ley a realizar ajustes para los trabajadores discapacitados, por ejemplo, a modificar el horario de trabajo, a contar con un estacionamiento accesible y a realizar cambios en las políticas del lugar de trabajo.

Los empleadores, por lo general, deben realizar ajustes para hacer lugar a las prácticas religiosas de los trabajadores también. Esto incluye instituir políticas en el lugar de trabajo que den lugar a las costumbres vinculadas con la fe, como el modo de vestir. No obstante, el empleador no está obligado a realizar ajustes razonables si hacerlo le causaría una dificultad excesiva.

Además de prohibir acciones tales como basar las decisiones de contratación en la religión, la ley sostiene que crear o permitir un ambiente laboral hostil para los empleados de una determinada fe constituye una discriminación. Los empleadores tampoco deben hacer determinadas concesiones para una religión y para otras no.

Cómo presentar una demanda por discriminación ante la EEOC

Los empleados que consideren que han sido blanco de una d iscriminación ilegal pueden primero iniciar un reclamo ante la Comisión para la Igualdad de Oportunidades en el Empleo de EE. UU. (“EEOC”). La EEOC realizará una investigación sobre el tema y, si hay una causa razonable para considerar que hubo discriminación, buscará obtener resolver el asunto con el empleador a través de un proceso denominado "conciliación".

Si el empleador se rehúsa a resolver el asunto, la EEOC puede iniciar una demanda contra el empleador en nombre del empleado que ha sido discriminado o darle al empleado el derecho a hacerlo. En este proceso se aplican plazos estrictos que un abogado especializado en derecho laboral podrá detallar.

Reclamos por discriminación en el empleo

La discriminación en el empleo puede ser difícil de probar, por lo que a menudo hay que basarse en la evidencia circunstancial (más que en la directa). Los casos de derecho laboral también tienen procedimientos de litigio complejos que pueden tornarlos particularmente complicados.

La inversión de la carga es un procedimiento comúnmente aceptado para manejar muchos reclamos de discriminación. ¿El demandante presenta hechos que respaldan suficientemente el reclamo? En ese caso, la carga se invierte al empleador acusado, que tiene la oportunidad de refutar la evidencia presentada por el demandante.

Si el empleador rechaza el reclamo, el empleado debe probar que el rechazo fue una excusa para sus acciones discriminatorias. En algunos casos, los jurados dictaminan a favor de los empleados solo para que el veredicto sea luego anulado por los tribunales de apelación con el fundamento de que el demandante no presentó evidencia suficiente.

Si se llega a un acuerdo o el caso se gana en los tribunales, el empleado puede calificar para emplear una cantidad de recursos que pueden incluir un resarcimiento compensatorio, pagos retroactivos, bene ficios no gozados o hasta la reincorporación. También pueden concederse daños punitorios en casos escandalosos para desalentar al empleador a que haga lo mismo en el futuro.

Hable Hoy con un Abogado Calificado en Discriminación en el empleo

Este artículo pretende ser útil e informativo. Pero los asuntos legales pueden llegar a ser complicados y estresantes. Un abogado calificado en discriminación en el empleo puede atender sus necesidades legales particulares, explicar la ley y representarlo en la corte. Tome el primer paso ahora y póngase en contacto con un abogado calificado en discriminación en el empleo cerca de usted para discutir su situación jurídica específica.

Recursos Adicionales de Discriminación En El Empleo

Búsqueda de Recursos de Discriminación En El Empleo en Abogado

Encuentra un abogado en su área