¿Puedo demandar por discriminación de género, sexo u orientación sexual?

La orientación sexual o identidad de género de un individuo no debería ser una limitante para que sea tratado diferente y sus derechos laborales no debe ser restringidos por ese motivo. 

Sin embargo, la discriminación de género o en función del sexo tiene un historial largo en los Estados Unidos y sus efectos residuales todavía siguen latentes. Estas son formas comunes de discriminación debido al género. 

  • Pagos no igualitarios.
  • Normas de trabajo discriminatorias.
  • Falta de oportunidades de ascenso.
  • Solicitud de favores sexuales a cambio de beneficios laborales.
  • Avances sexuales no consentidos.

Existen diversas leyes estatales y federales que prohíben la discriminación sexual.

¿Qué es un caso de discriminación sexual o de género?

La discriminación sexual es un procedimiento o trato no igualitario debido al género, orientación o identificación sexual de una persona. El trato no debe ser simplemente diferente, sino que debe mostrar la desigualdad y, por lo tanto, es injusto.

Por ejemplo, el hecho de requerir que los hombres y las mujeres utilicen baños diferentes no representa discriminación de sexo. Sin embargo, diferenciar entre hombres y mujeres o diferenciar entre las diversas orientaciones sexuales, en lo que respecta a trabajo, salarios, contrataciones, ascensos o criterios de gratificación sí representa discriminación de sexo.

Una forma única de discriminación de sexo es el acoso sexual. Todos los empleados sin distinción sexual tienen derecho a asegurarse sus puestos de trabajo y realizar sus tareas sin pretensiones de establecer relaciones románticas o sexuales indeseadas, o comunicaciones o comportamientos indeseados de naturaleza sexual que interfieran con su capacidad de trabajo.

Discriminación sexual y el Título VII de la Ley de Derechos Civiles

El Título VII de la Ley de Derechos Civiles de 1964 ofrece fuertes protecciones contra la discriminación de sexo en el empleo. Específicamente, bajo esta ley se considera ilegal que un empleador:

1.”no contrate, se niegue a contratar, despida o discrimine a una persona de cualquier forma en materia de remuneración, términos o privilegios de empleado debido al sexo de esa persona, o

2. limite, segregue o clasifique a los empleados o postulantes de forma que prive o intente privar a un empleado de determinadas oportunidades laborales, o afecte de cualquier forma el estado de esa persona como empleado debido a su sexo”.

El Título VII también prohíbe la discriminación en función del sexo para todo lo pertinente a programas de aprendizaje o capacitación en el trabajo, o imponer represalias contra un empleado que se oponga a una práctica laboral discriminatoria y la publicación de avisos con estereotipos sexuales para puestos laborales.

El acoso en el lugar de trabajo como discriminación de sexo

El acoso en el lugar de trabajo es otra forma de discriminación. Los empleadores no solo deben ofrecer igualdad de oportunidades y pagos a todos sus empleados, sino que también deben ser responsables de lidiar con las situaciones de acoso sexual de las que sean informados o de las que tengan conocimiento. Esto incluye los casos de acoso a empleados subordinados por parte de un gerente o un ejecutivo y el acoso sexual entre compañeros de trabajo.

El acoso abarca avances sexuales indeseados, solicitudes de favores sexuales y otro tipo de conducta física de naturaleza sexual. Es ilegal que un empleador:

  • Tome una conducta sexual como condición o término de empleo y base sus decisiones laborales en tal conducta.
  • Tolere una conducta sexual que interfiera injustificadamente con el desempeño laboral del empleado o genere un entorno de trabajo intimidante, hostil u ofensivo.
  • Permita comentarios lujuriosos, acercamientos indeseados, exhibición de objetos o fotografías pornográficas o caricaturas o dibujos ofensivos que interfieran con el desempeño laboral del individuo.

¿Necesito un abogado para demandar por discriminación de género?

A lo largo de las últimas décadas, el Congreso y los tribunales han logrado avances para erradicar la discriminación sexual. La mayoría de los empleadores cuentan con procedimientos para informar casos de discriminación de género u orientación sexual, pero estos casos pueden ser difíciles de tratar para el empleado afectado.

A veces es necesario ejercer acciones legales cuando un empleador toma una postura discriminatoria frente a un empleado en función del sexo. Si se comunica con un abogado especializado en derecho laboral, puede recibir ayuda para proteger sus derechos y solicitar un recurso adecuado si ha sido víctima de discriminación.

Le recomendamos leer:

Hable hoy con un abogado calificado en Discriminación en el empleo

Este artículo pretende ser útil e informativo, pero los asuntos legales pueden llegar a ser complicados y estresantes. Un abogado calificado en discriminación en el empleo puede atender a sus necesidades legales particulares, explicar la ley y representarlo en la corte. Dé el primer paso ahora y póngase en contacto con un abogado calificado en discriminación en el empleo cerca suyo para hablar sobre su situación jurídica particular.

Su Próximo Paso:

Ingrese su lugar para conectarse con un abogado de Discriminación en el empleo calificado hoy.

Recursos Adicionales de Discriminación en el empleo

Búsqueda de Recursos de Discriminación en el empleo en Abogado.com