Discriminación Racial y Título VII

El Título VII de la Ley de Derechos Civiles de 1964 protege a las personas contra la discriminación laboral en función de su raza, color, nacionalidad, sexo y religión. El Título VII se aplica a los empleadores con 15 empleados o más, incluidos los gobiernos locales y estatales. También se aplica a las agencias de empleo y organizaciones laborales, y al gobierno federal.

No puede denegarse la igualdad de oportunidades en el empleo a una persona debido a su grupo racial o el grupo racial percibido, sus características ligadas a una determinada raza (p. ej., textura del cabello, color, rasgos faciales), o debido a su matrimonio o pareja con una persona de una determinada raza o color.

El Título VII también prohíbe las decisiones de empleo sobre la base de estereotipos o suposiciones respecto de las habilidades, cualidades o desempeño de personas de determinadas razas. Las prohibiciones del Título VII se aplican independientemente de que se discrimine a blancos, negros, asiáticos, latinos, árabes, nativos americanos, nativos hawaianos y de las islas del Pacífico, individuos multirraciales o personas de cualquier otra raza, color o etnia.

Es ilegal discriminar a un individuo en su selección, contratación y ascenso, traslado, asignaciones laborales, mediciones de desempeño, el entorno laboral, la capacitación, la disciplina y el despido, el salario y las prestaciones, o cualquier otro término, condición o privilegio de empleo. El Título VII prohíbe no solo la discriminación intencional, sino también las políticas laborales neutras que afectan desproporcionadamente a personas de determinada raza o color y que no están relacionadas con el empleo y las necesidades del negocio. Los empleadores deben adoptar las "mejores prácticas" para reducir la probabilidad de un caso de discriminación y para tratar los impedimentos de la igualdad de oportunidades en el trabajo.

¿Los empleadores pueden considerar la raza a la hora de seleccionar y contratar empleados?

El Título VII de la Ley de Derechos Civiles de 1964 protege a las personas contra la discriminación laboral en función de su raza, color, nacionalidad, sexo y religión. El Título VII se aplica a los empleadores con 15 empleados o más, incluidos los gobiernos locales y estatales. También se aplica a las agencias de empleo y organizaciones laborales, y al gobierno federal.

No puede denegarse la igualdad de oportunidades en el empleo a una persona debido a su grupo racial o el grupo racial percibido, sus características ligadas a una determinada raza (p. ej., textura del cabello, color, rasgos faciales), o debido a su matrimonio o pareja con una persona de una determinada raza o color.

El Título VII también prohíbe las decisiones de empleo sobre la base de estereotipos o suposiciones respecto de las habilidades, cualidades o desempeño de personas de determinadas razas. Las prohibiciones del Título VII se aplican independientemente de que se discrimine a blancos, negros, asiáticos, latinos, árabes, nativos americanos, nativos hawaianos y de las islas del Pacífico, individuos multirraciales o personas de cualquier otra raza, color o etnia.

Es ilegal discriminar a un individuo en su selección, contratación y ascenso, traslado, asignaciones laborales, mediciones de desempeño, el entorno laboral, la capacitación, la disciplina y el despido, el salario y las prestaciones, o cualquier otro término, condición o privilegio de empleo.

El Título VII prohíbe no solo la discriminación intencional, sino también las políticas laborales neutras que afectan desproporcionadamente a personas de determinada raza o color y que no están relacionadas con el empleo y las necesidades del negocio. Los empleadores deben adoptar las "mejores prácticas" para reducir la probabilidad de un caso de discriminación y para tratar los impedimentos de la igualdad de oportunidades en el trabajo.

Hable Hoy con un Abogado Calificado en Discriminación Racial

Este artículo pretende ser útil e informativo. Pero los asuntos legales pueden llegar a ser complicados y estresantes. Un abogado calificado en discriminación racial puede atender sus necesidades legales particulares, explicar la ley y representarlo en la corte. Tome el primer paso ahora y póngase en contacto con un abogado calificado en discriminación racial cerca de usted para discutir su situación jurídica específica.

Recursos Adicionales de Discriminación Racial

Búsqueda de Recursos de Discriminación Racial en Abogado

Encuentra un abogado en su área