Después de un accidente automovilístico: primeros pasos

¿Sabría qué hacer si estuviera conduciendo y chocara otro vehículo? ¿O a un peatón? En un accidente automovilístico, las lesiones pueden ser graves y los ánimos pueden verse alterados. Sin embargo, hay detalles importantes de los cuales ocuparse en la escena del accidente e inmediatamente después.

La siguiente es una lista de cosas que deben hacerse, dentro de lo posible, al ocurrir un accidente automovilístico. 

Quédese en la escena

La norma sagrada en todos los accidentes automovilísticos es nunca abandonar la escena hasta que corresponda. Si abandona la escena de un accidente, en especial cuando alguien ha sufrido lesiones o ha muerto, puede enfrentar graves sanciones por fugarse.

Excepción: Si lo choca otro automóvil en un área desierta, tenga cuidado al detenerse y descender del vehículo. Se han denunciado incidentes en los que hubo personas que salieron del vehículo en un área desierta o poco segura después de ser chocadas por otro automóvil y sufrieron robos o resultaron muertas. En lugar de descender del vehículo cuando se encuentra en esta situación, conduzca hasta la estación de policía más cercana para denunciar el accidente. Si resulta que estaba siendo demasiado precavido y el otro conductor no tenía malas intenciones, podrá sentirse avergonzado, pero a salvo.

Verifique que todos los conductores y pasajeros estén bien

Antes de evaluar los daños a la propiedad, asegúrese de que todos los involucrados en el accidente estén bien. Busque atención médica para todo aquél que pueda necesitarla. Si una persona está inconsciente o se queja de dolor de cuello o espalda, es mejor no moverla hasta que llegue un profesional médico calificado. En algunas situaciones, por ejemplo, si la persona lesionada se encuentra sobre una fuga de combustible y teme que pueda incendiarse en cualquier momento, quizás no tenga más opción que moverla. Si se encuentra en este tipo de situación, intente mover a la persona de la manera más firme y lenta posible sin dejar de sujetar su cuello y espalda. Cuanto menor sea el movimiento, mejor.

Llame a la policía

Quizás necesite llamar a la policía, en especial si el accidente involucra importantes daños a la propiedad, lesiones físicas o muertes. Solicite que se redacte una denuncia policial en situaciones en las que sí acuden oficiales del orden público a la escena y obtenga el nombre y el número de placa de los oficiales en cuestión.

Intercambie información

Converse con los conductores de los otros vehículos involucrados en el accidente. Anote sus nombres, números de teléfono, direcciones, números de licencia de conducir, números de matrícula e información básica del seguro. Si hay pasajeros en alguno de los vehículos, también anote sus nombres, números de teléfono y direcciones. Cuando converse con los conductores de otros vehículos, intente mostrarse cordial y dispuesto a ver que todos estén bien y a intercambiar información básica.

Sin embargo, no se disculpe por nada de lo que sucedió en la escena. Si desciende rápido de su automóvil y dice "¡Perdón por haber pasado con el semáforo en rojo! ¿Están todos bien?", puede ponerse entre la espada y la pared en términos de responsabilidad legal respecto de lo sucedido. Inmediatamente después de un accidente, la escena es caótica y puede que no resulte evidente quién tuvo la culpa, o quién tuvo más culpa, en el accidente. Además, en muchos estados, la culpa no es determinante en cuanto a qué asegurador cubrirá las pérdidas. Por lo tanto, intente mantenerse bajo control, al menos hasta que se aclare la situación, a fin de no admitir culpa sin querer o sin necesidad.

Hable con testigos

Pregunte a cada uno de los testigos qué vio. Anote sus nombres, números de teléfono o direcciones, de ser posible. Intente hablar con la mayor cantidad de personas posible, ya sea que los testigos sean residentes del área, empresarios que trabajan en las cercanías o transeúntes que se encontraban cerca. Pregúnteles, en particular, si alguna vez presenciaron otros accidentes en el mismo lugar. Si un testigo duda en hablar con usted, no le ruegue ni lo amenace. Forzar a alguien a que le dé información no servirá de nada. Registre por escrito lo que dicen y, si están de acuerdo, anote sus nombres y números de teléfono para que usted, su abogado, la compañía de seguro o el tribunal puedan contactarlos nuevamente.

Informe a su compañía de seguro

Tan pronto como sea posible, informe a su compañía de seguro que ha estado involucrado en un accidente. Colabore con su compañía de seguro y cuente la verdad sobre lo acontecido y el alcance de sus lesiones. Si la compañía de seguro descubre que ha mentido sobre algún detalle, puede tener serios problemas, incluso que la compañía se niegue a brindarle cobertura alguna por el accidente. Ponga de su lado a la compañía de seguro cuando discuta sobre el tema. Esté preparado para explicarles los hechos del caso de manera clara. Obtenga y revise una copia de la denuncia policial para que pueda detallar a la compañía de seguro quién violó las leyes de tránsito o quién tuvo la culpa del accidente. En general, esta información aparecerá en la denuncia. Si bien puede que la compañía de seguro ya conozca los hechos de su caso, demostrar un interés activo en garantizar que sus derechos estén protegidos forzará a la compañía a darle importancia.

Realice un seguimiento de su tratamiento médico

Tome nota de todos los médicos, fisioterapeutas, quiroprácticos y demás profesionales médicos que le brinden tratamiento, y de cada proveedor de atención médica que lo remita a otros cuidadores. Lleve un registro detallado del tratamiento, los procedimientos o los medicamentos que reciba. Asimismo, debe solicitar copias de todas las historias clínicas y las facturas. Estos registros lo ayudarán luego a demostrar sus gastos médicos.

Mientras que los gastos médicos son relativamente fáciles de documentar, los daños morales son un poco más difíciles de comprobar. Para hacerlo, debe registrar el impacto de sus lesiones en su vida cotidiana. Asegúrese de incluir detalles sobre los días laborales perdidos, listas de actividades de rutina que no pudo realizar y descripciones de cómo las lesiones han afectado su vida familiar.

Tome fotografías

Tome fotografías de todo daño a su vehículo inmediatamente después del accidente. Contar con pruebas fotográficas ayudará a su liquidador de seguro a determinar el monto de los daños que debe recibir por su automóvil y, además, puede servirle de ayuda para defender su causa ante un tribunal, de ser necesario. Si tiene fotografías de su vehículo antes del accidente, serán excelentes para demostrar el contraste entre el antes y el después y el verdadero alcance de los daños ocasionados por el accidente.

Obtenga una tasación de los daños a la propiedad

Obtenga una tasación de los daños a su automóvil por parte de su compañía de seguro. Si no está satisfecho con el modo en que su compañía de seguro ha tasado su vehículo, no se dé por vencido. Solicite dos presupuestos para reparar su automóvil por su cuenta o haga que dos distribuidores coticen el costo de reemplazar su vehículo en caso de que haya sido una pérdida total. Comunique sus inquietudes y posición al liquidador y sea tajante. Si no está de acuerdo con el valor de su automóvil, considere una resolución alternativa al conflicto o consulte a un abogado.

Sea precavido al discutir el incidente

No hable del accidente con nadie que no sea su abogado, compañía de seguro o la policía. Nunca hable con un representante de otra compañía de seguro sin el conocimiento de su abogado o su compañía de seguro. En caso de que lo llamen representantes de otras compañías de seguro, sea amable, pero solicíteles que se comuniquen con su abogado o compañía de seguro para concertar una entrevista. Asimismo, tome nota del nombre y el número del representante e informe a su compañía de seguro o abogado que alguien se comunicó con usted para solicitar información sobre el accidente.

Considere contratar a un abogado

Si alguien sufrió una lesión en el accidente, lo mejor probablemente sea consultar a un abogado. Un abogado especializado en accidentes puede ayudarlo a maximizar su resarcimiento si se lesionó o a defenderse mejor si tuvo la culpa. Además, la mayoría de los abogados especializados en accidentes trabaja con honorarios condicionales. Eso significa que su abogado solo recibirá sus honorarios si se le conceden daños u llega a un acuerdo. En general, la mayoría de los abogados cobra una tarifa equivalente a un tercio de cualquier acuerdo conciliatorio o asignación por parte de un jurado.

Sea precavido con las ofertas de acuerdo iniciales

Tenga cuidado si una compañía de seguro le ofrece un acuerdo. Asegúrese de que se hayan tratado todas las lesiones físicas que pueda haber sufrido y de obtener el diagnóstico de un médico. Puede que algunas lesiones no aparezcan o no alcancen su máximo nivel de malestar hasta muchos días, semanas o meses después del accidente. No arribe a un acuerdo respecto de un reclamo hasta saber que se lo compensará por todas sus lesiones y consulte a un abogado antes de firmar cualquier documento relacionado con un acuerdo.

 

Hable hoy con un abogado calificado en Accidentes de auto

Este artículo pretende ser útil e informativo, pero los asuntos legales pueden llegar a ser complicados y estresantes. Un abogado calificado en accidentes de auto puede atender a sus necesidades legales particulares, explicar la ley y representarlo en la corte. Dé el primer paso ahora y póngase en contacto con un abogado calificado en accidentes de auto cerca suyo para hablar sobre su situación jurídica particular.

Su Próximo Paso:

Ingrese su lugar para conectarse con un abogado de accidentes de auto calificado hoy.

Recursos Adicionales de Accidentes de Auto

Búsqueda de Recursos de Accidentes de Auto en Abogado

Accidentes de auto Videos

Accidentes con automovilistas no asegurados