Conducir drogado: Conducir Bajo la Influencia de Drogas

Casi 10 millones de personas afirman haber conducido bajo los efectos de drogas ilegales alguna vez durante 2012, según un estudio realizado en 2013 por la Encuesta Nacional sobre Consumo de Drogas y Salud. Las personas detenidas por los funcionarios del orden público y acusados de conducir bajo los efectos de las drogas pueden enfrentar muchas de las mismas consecuencias que aquellos acusados de conducir en estado de ebriedad. Conducir drogado puede deberse al consumo de marihuana o incluso de drogas recetadas por un médico.

Métodos de detección de intoxicación por drogas

Las leyes y los procedimientos varían ampliamente según el estado, pero la mayoría de las jurisdicciones emplean medidas similares para detectar a los conductores que han consumido drogas. Los funcionarios del orden público no se pueden fiar fá cilmente de las pruebas del alcoholímetro para medir los niveles de intoxicación con drogas, por eso muchas jurisdicciones utilizan a expertos en reconocimiento de drogas para que den su opinión. Un experto en reconocimiento de drogas es, en términos generales, un oficial de policía especialmente capacitado para reconocer a un conductor intoxicado por sustancias distintas del alcohol. Además, varias compañías están desarrollando un alcoholímetro con el componente psicoactivo de la marihuana (THC), pero los intentos aún no hay producido un dispositivo confiable para detectar el consumo de marihuana. THC, más formalmente conocido como tetrahidrocannabinol, es el ingrediente psicoactivo primario de la marihuana.

Parte del problema de medir los niveles de droga en el organismo de una persona es que las distintas drogas se van eliminando del organismo a ritmos diferentes. La cocaína, por ejemplo, normalmente queda en el organismo uno o dos días. La marihuana puede detectarse en el torrente sanguíneo o la orina en el transcurso de las cinco semanas posteriores a haber consumido.

Leyes per se sobre conducción bajo los efectos de drogas

Al menos 15 estados tienen leyes per se sobre el consumo de drogas y los conductores que establecen que es ilegal que una persona conduzca con un nivel detectable de determinadas drogas en su organismo. Los estados de Nevada, Ohio y Virginia tienen límites para determinados intoxicantes en el organismo de una persona, y 12 estados tienen políticas de tolerancia cero. Conducir drogado, ya sea bajo la influencia de drogas ilegales, marihuana medicinal o fármacos legalmente recetados, es en la mayoría de los casos tan ilegal como conducir en estado de ebriedad.

Las diversas drogas afectan a los conductores de distintas maneras. Las drogas que afectan el juicio, la concentración, las capacidades motoras o el estado de alerta son tratadas como tan peligrosas como el alcohol. Los efectos intoxicantes de varias drogas hacen que los conductores cometan errores al conducir y aumentan si gnificativamente el riesgo de accidente.

Según un estudio realizado en 2010 por la Administración de Servicios de Salud Mental y Abuso de Sustancias, aproximadamente 10 millones de personas en los Estados Unidos condujeron bajo la influencia de drogas durante 2009. Según la Administración Nacional de Seguridad del Tráfico en las Carreteras, más del 20 por ciento de los conductores con lesiones fatales en 2009 tuvo resultados positivos en, al menos, una droga recetada o ilícita en el momento del choque. La NHTSA además informó que uno de cada cinco conductores muertos en accidentes automovilísticos en 2009 dio positivo en análisis de drogas.

Efectos de intoxicación con diferentes drogas en los conductores

Las distintas sustancias tienen distintos efectos en las personas, pero en general, todas hacen que conducir se vuelva más peligroso. Por ejemplo:

  • La marihuana causa euforia, relajación, desorientación, paranoia o confusión. El consumo de esta droga puede incrementar el estado de alerta y la concentración, pero solo inicialmente. 
  • La metanfetamina provoca excitación y euforia en la mayoría de los casos y puede causar alucinaciones, delirio, impulsividad e insomnio. También puede incrementar la presión arterial y la frecuencia cardíaca.
  • Quienes consumen heroína o morfina experimentan euforia intensa y relajación, somnolencia y obnubilación.
  • El LSD puede causar alteración del estado mental, delirios y disminución de la percepción de profundidad, tiempo y espacio. También temblores o hipertensión.

Drogas de venta libre y con receta

Hay una cantidad de drogas disponibles con receta o de venta libre que son lo suficientemente fuertes como para que conducir sea peligroso para quienes las consumen. También pueden ser causal para el cargo de conducir drogado en algunos casos. Las siguientes son algunas de las drogas que comúnmente se recetan o utilizan y que pueden disminuir la capacidad del conductor:

  • Los antihistamínicos también pueden disminuir la coordinación y el tiempo de reacción.
  • Los efectos residuales de las pastillas para dormir pueden seguir causando somnolencia y disminuir el tiempo de reacción incluso en la mañana.
  • El Valium es un tranquilizante popular: 10 miligramos pueden afectar a los conductores de la misma forma que un 0.10 por ciento de alcohol en sangre.
  • Los analgésicos como la hidrocodona pueden afectar al conductor de forma similar a la codeína o la morfina.
  • Los antidepresivos pueden tener un impacto similar a conducir en estado de ebriedad.

Marihuana medicinal

Los conductores que viven en estados donde la marihuana está aprobada para uso medicinal, como California y Colorado, de todos modos, pueden ser acusados por conducir bajo los efectos de las drogas incluso si tienen receta para el consumo de marihuana. Algunos estados con leyes per se sobre conducir han incluido excepciones para pacientes aprobados que utilizan marihuana medicinal. En términos generales, sin embargo, si los funcionarios del orden público tienen suficiente evidencia para iniciar una acción por conducir drogado, la licencia para el consumo de la marihuana medicinal no evitará que se presenten los cargos. Lo mismo sucede con los fármacos recetados; para los conductores intoxicados, una receta no es una excusa para realizar una actividad ilegal.

El papel que desempeña el consumo de marihuana en el aumento de los accidentes de tránsito no está claro, pero la NHTSA indica que dificulta las tareas de los conductores, por ejemplo, seguir un carril y el conocimiento. Las personas pueden colaborar con el tema siendo responsables en el consumo de marihuana y eligiendo un conductor designado.

Obtener ayuda legal

Se recomienda que los acusados de cometer el delito de consumir drogas y conducir coordinen una cita con un abogado. Los casos por conducir drogado pueden involucrar una cantidad de drogas distintas y reglamentaciones legales y procedimientos ú nicos. Un abogado con experiencia en manejar casos de conductores drogados puede ayudar impugnando la admisibilidad de la evidencia, por ejemplo, o intentando arreglar una declaración negociada en nombre del cliente. La mayoría de los procesos penales en los es, incluidos la mayoría de los casos de conductores drogados, se resuelven a través de una declaración negociada o con otro resultado antes de que las partes lleguen a juicio.

Hable Hoy con un Abogado Calificado en Defensa por conducir ebrio

Este artículo pretende ser útil e informativo. Pero los asuntos legales pueden llegar a ser complicados y estresantes. Un abogado calificado en defensa por conducir ebrio puede atender sus necesidades legales particulares, explicar la ley y representarlo en la corte. Tome el primer paso ahora y póngase en contacto con un abogado calificado en defensa por conducir ebrio cerca de usted para discutir su situación jurídica específica.

Recursos Adicionales de Defensa Por Conducir Ebrio

Búsqueda de Recursos de Defensa Por Conducir Ebrio en Abogado

Encuentra un abogado en su área

Bufete de Abogados Destacado de Defensa Por Conducir Ebrio en Ashburn, VA

Louis A. Kleiman,
Attorney at Law

An Experienced Advocate to Stand Up for Your Rights

Captcha Image

Abogados de defensa por conducir ebrio en Ashburn