Derecho laboral y de empleo

Seis beneficios laborales a los que pueden acceder los trabajadores en EE. UU.

Por Mairim Gomez | Revisado por Camila Laval, JD | Última actualización 9 de octubre de 2023

En Estados Unidos existen leyes federales y estatales que protegen a los trabajadores y les otorgan beneficios. La mayoría de los empleados están cubiertos, salvo que estén exentos por la clase de labor desempeñada o por el tipo de empresa o industria para la que trabajan.

Estos son algunos de los principales beneficios:

  • salario mínimo y horas extras remuneradas
  • descansos y horas de comida
  • licencia familiar y médica
  • seguro social y jubilación
  • beneficios de desempleo y discapacidad
  • beneficios de salud

Salario mínimo y horas extras

La Ley de Normas Justas de Trabajo (FLSA por sus siglas en inglés) establece estándares federales para el salario mínimo y el pago de horas extras, entre otras normas. El salario mínimo a nivel nacional vigente para el sector público y privado es $7.25 por hora desde julio de 2009.

Algunos estados tienen sus propias leyes sobre el salario mínimo. Si un empleado está cubierto tanto por la ley federal como la estatal para recibir salario mínimo, tiene derecho al más alto de los dos salarios. Actualmente, 30 estados tienen salarios mínimos mayores al federal.

Existen ciertas excepciones al requisito de salario mínimo. Por ejemplo, si su trabajo le produce propinas, su empleador puede establecer que esas propinas sean parte de su sueldo. En ese caso, el patrono debe demostrar que su pago es igual o mayor al salario mínimo.

Al igual que el salario mínimo, la FLSA también establece el pago de horas de extras. Aunque la ley federal estadounidense no limita el número de horas que un empleado puede trabajar cada semana, sí fija una semana estándar de 40 horas para tiempo completo. Requiere, con algunas excepciones, que el empleador pague a su fuerza laboral el equivalente a hora y media de su sueldo regular por cada hora adicional.

Aunque algunos empleadores pueden pagar sobretiempo por trabajar fines de semana y días festivos, la ley federal no lo exige a no ser que el empleado sobrepase el máximo de horas de trabajo establecido por jornada.

Descansos y horas de comida

La ley federal no exige pausas para comidas o refrigerio. Sin embargo, si los empleadores ofrecen descansos breves (entre 5 y 20 minutos), la ley federal considera estos descansos como horas laborales incluidas en las horas trabajadas durante la semana laboral y que se deben tomar en cuenta para determinar si hay horas extras. Los períodos para comer (que normalmente son 30 minutos) no se consideran tiempo de trabajo ni son compensables por tener un propósito diferente al de los descansos.

Algunos gobiernos estatales brindan beneficios adicionales a los empleados, como períodos de comida obligatorios. California, por ejemplo, establece que se deben dar 30 minutos para comer si el trabajo es de más de 5 horas por día, excepto cuando la jornada se complete en 6 horas o menos y exista consentimiento mutuo entre empleador y empleado para renunciar al período de comida.

En Nueva York se debe dar una hora en las fábricas y media hora para el resto de establecimientos y ocupaciones cubiertas por la Ley del Trabajo en caso de turnos diurnos. Para quienes trabajan por más de 6 horas, entre 1 de la tarde y las 6 de la mañana, son 45 minutos.

Florida, por otro lado, solo exige períodos de comida de 30 minutos para empleados menores de 18 años de edad. Para los adultos, estos períodos no son obligatorios y es el empleador quien decide si darlos o no.

El Departamento de Trabajo a través de la División de Horas y Salarios le puede brindar ayuda si cree que no se están respetando las leyes de salario en su empleo o si considera que las condiciones de trabajo no son las adecuadas. También puede hablar con un abogado de derecho laboral si tiene dudas sobre las leyes de horas y salarios.

Licencia familiar y médica

La Ley de Ausencia Familiar y Médica (FMLA) protege a los trabajadores que necesitan tiempo libre por una situación familiar, como el nacimiento de un hijo o problemas de salud. Según lo establecido en la FMLA, los empleadores no pueden despedir o tomar represalias contra un empleado que tiene una solicitud válida de licencia.

La ley federal también exige a los empleadores dar a sus trabajadores tiempo libre no remunerado si deben servir como jurado o para votar en una elección.

En cuanto a días feriados, solo los empleadores del gobierno deben otorgar a los empleados un día libre remunerado en días feriados legales. A los empleadores del sector privado no se les exige aplicar esta norma.

Tampoco se requiere, por ley, que los empleadores proporcionen vacaciones pagadas o licencias con goce de sueldo. Este tipo de beneficio lo otorga directamente el empleador.

Seguro social y jubilación

Los trabajadores en Estados Unidos contribuyen al sistema de seguro social a través de un impuesto que es descontado de su nómina cada vez que reciben un pago. El dinero recaudado no va a una cuenta personal; pasa a formar parte de un fondo destinado a brindar beneficios a los jubilados, discapacitados o dependientes de un trabajador fallecido calificados.

Entre los beneficios del seguro social están:

  • jubilación
  • seguro de desempleo
  • seguro por discapacidad
  • Medicare y Medicaid

Para acceder a los beneficios de la jubilación debe haber trabajado por al menos diez años y cumplir con la edad establecida para retirarse. Una vez se solicitan los beneficios de jubilación a través de la Administración del Seguro Social (SSA), los pagos comienzan a realizarse, generalmente, de forma mensual.

Muchos empleadores ofrecen dentro de sus paquetes de beneficios fondos de retiro. La ley federal de Seguridad de Ingresos de Jubilación de Empleados (ERISA) regula cómo debe manejarse este tipo de beneficio laboral y muchos otros, como cobertura médica y seguro de vida.

El propósito principal de ERISA es garantizar que los fondos de jubilación y otros similares se administren para el “beneficio exclusivo” de los trabajadores y no simplemente como un negocio para los administradores del fondo.

Beneficios de desempleo y discapacidad

El seguro de desempleo también forma parte de la estructura de la seguridad social en Estados Unidos. Las personas que han perdido su puesto de trabajo pueden recibir una compensación temporal para ayudarles a sobrellevar la situación mientras realizan una búsqueda de empleo.

El programa de beneficio de desempleo proporciona ayuda a los trabajadores que cumplen con los requisitos de elegibilidad correspondientes a las normas y leyes de sus estados. En general, para poder acceder a este beneficio, el empleado debe ser despedido sin una causa justa; por ejemplo, el cierre de la empresa o reducción de personal.

El seguro por discapacidad está destinado a personas que deben dejar de trabajar antes de la edad de jubilación producto de una enfermedad o lesión que les impida trabajar permanentemente.

Beneficios de salud

El acceso a la salud puede resultar complejo para los inmigrantes. Por ley, no es obligatorio que un empleador proporcione a sus empleados seguro médico, aunque muchos en Estados Unidos ofrecen este beneficio.

Sin embargo, una vez que un patrono brinda este tipo de prestaciones, se aplican leyes federales contra la discriminación y regulaciones sobre planes de atención médica. Por ejemplo, los empleadores que ofrecen cobertura médica no pueden negarle este beneficio a un trabajador por motivos de edad, sexo, religión, discapacidad, país de origen, raza o color de piel.

Dado que muchos trabajadores en EE. UU. reciben cobertura de salud a través de sus empleadores, el gobierno federal promulgó la Ley de Presupuesto Consolidado Omnibus de Reconciliación (COBRA) que permite a un extrabajador mantener el plan de seguro médico que tenía en su lugar de trabajo hasta por 18 meses después de la terminación.

Medicare y Medicaid, por su parte, son programas de salud para personas mayores de 65 años, discapacitadas o que no pueden costear un seguro de salud.

Le recomendamos leer:

Hable hoy con un abogado calificado en Derecho laboral y de empleo

Este artículo pretende ser útil e informativo, pero los asuntos legales pueden llegar a ser complicados y estresantes. Un abogado calificado en derecho laboral y de empleo puede atender a sus necesidades legales particulares, explicar la ley y representarlo en la corte. Dé el primer paso ahora y póngase en contacto con un abogado calificado en derecho laboral y de empleo cerca suyo para hablar sobre su situación jurídica particular.