Planificación patrimonial

¿Qué es una directriz o directiva anticipada?

Por Lilian Soto-Wiechert | Revisado por Joseph Fawbush, Esq. | Última actualización 20 de julio de 2023

La directriz anticipada, conocida también como voluntades anticipadas (Anticipated Directives o AD por sus siglas en inglés), es un conjunto de documentos que forman parte de la planificación patrimonial y permiten que la persona decida sobre los tipos de tratamientos médicos que desea recibir a partir del momento en que no pueda tomar sus propias decisiones.

También es importante tomar en cuenta que no hay que esperar hasta sufrir una enfermedad grave para preparar una directriz anticipada y que cualquier persona mayor de 18 años puede preparar una directiva por anticipado.

La directriz anticipada debe cumplir con los siguientes requisitos para calificar como un documento legal:

  • Tener la firma del paciente en presencia de dos testigos.
  • El suplente médico no puede actuar como testigo.
  • Dependiendo del estado, la directriz deberá ser notariada.

La directriz anticipada puede ser:

  • un documento escrito y requerir testigos,
  • en forma de declaraciones orales.

La directiva anticipada también puede incluir la opción de designar a un apoderado para que comunique las intenciones del paciente sobre el tipo de tratamiento médico, o tomar decisiones en nombre del paciente.

Aunque las directrices por anticipado se utilizan es su mayoría para la toma de decisiones relacionadas con el cuidado médico, no tienen ningún impacto en la parte económica o financiera del paciente.

Tipos de directrices anticipadas

Existen diferentes tipos de directivas anticipadas que se pueden utilizar y combinar en base al caso y circunstancias del paciente. Por ejemplo:

El testamento vital. Este documento le permite al paciente dejar instrucciones por escrito que expliquen sus deseos sobre atención médica sobre todo en la fase final de la vida.

Con un testamento vital el paciente puede:

  • Designar a un suplente para que comunique sus deseos sobre el cuidado de la salud (health care en inglés).
  • Especificar los tipos de tratamientos médicos que aceptaría, por ejemplo:
    • transfusiones de sangre,
    • diálisis renal,
    • opciones para tratamientos potenciales.
  • Detallar el tipo de procedimientos para alargar la vida (MOLST por sus siglas en inglés).
  • Indicar el uso de cuidados paliativos o cuidados para pacientes desahuciados.
  • Rechazar cualquier procedimiento de resucitación (do not resucitate o DNR por sus siglas en inglés), como la reanimación cardiopulmonar (Cardiopulmonary Resuscitation, CPR por sus siglas en inglés), o en las siguientes situaciones:
  • Si la persona se encuentra en un estado vegetativo persistente y no desea que se le aplique CPR.
  • Se encuentra bajo un soporte vital artificial (POLST, por sus siglas en inglés), debido a una enfermedad grave y no desea prolongar su vida a través de estos procedimientos.
  • Indicar sus preferencias religiosas y su rol en las decisiones al final de su vida.
  • Impedir desacuerdos entre miembros de su familia a causa de las decisiones relacionadas con la atención médica.

El testamento vital deberá ser:

  • firmado,
  • fechado,
  • incluir dos testigos.

Uno de los testigos no puede ser el cónyuge o familiar del testador.

Una vez que se haga oficial, el testamento vital forma parte del registro médico permanente. Aunque no es necesario recurrir a un abogado para la preparación del testamento vital, es aconsejable hacerle saber a su representante legal acerca de la existencia de este documento.

Designación de un suplente para la atención médica. Si el paciente no ha designado a un apoderado para fines médicos, un sustituto o suplente puede dar el consentimiento o comunicar la decisión del paciente de rechazar el tratamiento.

El suplente puede ser un miembro de la familia o una persona cercana al paciente.

Al momento de elegir a un suplente para que tome las decisiones en su nombre, asegúrese de haber tomado todas las decisiones esenciales.

Es recomendable tener un suplente secundario en caso de que el apoderado o sustituto primario no estén disponibles o no puedan actuar cuando sea necesario comunicar las órdenes médicas.

Poder notarial duradero de atención médica. Este documento le otorga al representante la autoridad para la toma de decisiones médicas en nombre del paciente. Por lo general, este poder legal se elabora con la ayuda de un abogado de planificación patrimonial.

En la mayoría de situaciones, este documento entra en vigor:

  • Después de que uno o más médicos certifiquen que las condiciones médicas del paciente cumplen con las leyes estatales.
  • El médico certifique que el paciente no puede tomar decisiones médicas por su cuenta.

Donación de órganos. Este documento comunica los deseos del paciente de donar ciertos órganos o hacer una donación anatómica, ya sea para ayudar a pacientes en espera de un trasplante o para fines de estudios o capacitaciones de profesionales en el campo médico.

¿Qué dice la ley?

Las directrices por anticipado varían dependiendo del estado. Se recomienda que la persona consulte con su proveedor de atención médica o con un abogado con experiencia en planificación patrimonial que conozca las leyes del estado en donde se redacte la directriz anticipada.

Por ejemplo, las leyes en los estados de la Florida y Nueva York recomiendan que el paciente deje instrucciones por anticipado y establecen que todo adulto competente tiene el derecho fundamental de determinar cualquier decisión relacionada con su propia salud, que incluye el derecho a elegir o rechazar tratamientos médicos.

Una directriz anticipada no puede incluir la eutanasia.

En 1990, el Congreso de los EE. UU. aprobó la Ley de Autodeterminación del Paciente (PSDA por sus siglas en inglés). La ley incita al paciente a decidir por adelantado el momento y tipo de atención médica que desee recibir o rechazar en caso de que llegue a perder la capacidad de tomar decisiones debido a una enfermedad terminal o accidente.

La PSDA también requiere que los hospitales informen a sus pacientes sobre las directrices anticipadas.

Por lo general, la mayoría de los estados aceptan una directiva anticipada de otro estado, sobre todo si las leyes estatales tienen los mismos requisitos para las directivas anticipadas y las instrucciones de la directiva son claras y específicas.

Nunca se sabe cuándo se necesitarán las directivas anticipadas, por lo que es una buena idea dar copias a:

  • sus médicos,
  • personal del hospital,
  • suplente o apoderado,
  • seres queridos o amigos.

Si tiene que someterse a una cirugía u otro procedimiento que requiera una estadía en el hospital, es recomendable que tenga consigo sus directivas anticipadas y que se conserve una copia en su expediente médico.

¿Es posible enmendar la directiva anticipada?

Las directrices anticipadas pueden actualizarse en cualquier momento. Las razones comunes incluyen:

  • Cambios en las circunstancias o situación actual del paciente.
  • Un cambio de opinión con respecto a las instrucciones o al suplente.

Por estas razones, es aconsejable hacer una revisión de las instrucciones y documentos por lo menos una vez al año para asegurarse de que no necesiten ser enmendados.

Si es necesario llevar a cabo algún cambio, se puede hacer por escrito o bien destruyendo los documentos existentes y crear nuevos con las instrucciones actualizadas.

Si se lleva a cabo cualquier tipo de enmienda es importante notificar a todas las personas que tengan copias de las directivas.

La copia de la directiva que se guarde en el registro médico no puede destruirse, pero sí puede ser revocada y deberá informarse al médico de cabecera lo antes posible para que haga nota de cualquier cambio, sobre todo si la persona se encuentra hospitalizada.

Los profesionales de la salud, personal del hospital o un trabajador social, pueden responder a cualquier duda o pregunta que tenga acerca de las directivas anticipadas, o sobre los pasos a seguir para iniciar el proceso.

Le recomendamos leer:

Hable hoy con un abogado calificado en Planificación patrimonial

Este artículo pretende ser útil e informativo, pero los asuntos legales pueden llegar a ser complicados y estresantes. Un abogado calificado en planificación patrimonial puede atender a sus necesidades legales particulares, explicar la ley y representarlo en la corte. Dé el primer paso ahora y póngase en contacto con un abogado calificado en planificación patrimonial cerca suyo para hablar sobre su situación jurídica particular.