Saltar al contenido principal

Testamentos: un resumen de todo lo que necesita saber antes de crear uno

Un testamento, en líneas generales, es un documento legal que establece la forma en que serán distribuidos los bienes y deudas de una persona tras su fallecimiento. También puede contener otras disposiciones como la designación de un tutor para hijos menores de edad en caso de que no haya otro padre sobreviviente.

La persona que crea el testamento (testador) deberá seguir las leyes de su estado para que su última voluntad tenga validez. Algunos estados permiten testamentos escritos a mano (testamento ológrafo); sin embargo, es recomendable utilizar una plantilla o un documento mecanografiado.

A continuación, información general sobre los requisitos de un testamento y su contenido principal.

Requisitos legales de un testamento

En los Estados Unidos, cada estado tiene sus propias leyes sobre la validez de un testamento; no obstante, las variaciones son pequeñas en la mayoría de los casos. Entre los requisitos legales más comunes se encuentran los siguientes:

Capacidad del testador. Debe tener al menos 18 años de edad para crear un testamento válido. Sin embargo, algunos estados tienen excepciones para personas más jóvenes si están casadas o en las fuerzas armadas.

El testador debe estar en “pleno uso de sus facultades mentales”. Debe comprender lo que está haciendo y entender el efecto que el documento tendrá, la naturaleza de los bienes que abarca y las partes que se beneficiarán de él. Asimismo, no debe ser coaccionado ni manipulado para firmarlo.

Disposición de los bienes. El testamento debe contener al menos una disposición sobre quién heredará los bienes de la persona fallecida. Esto puede incluir propiedades, pólizas de seguro de vida, bienes raíces y otros objetos que desee que reciban sus seres queridos. Si necesita designar un tutor para hijos menores, también deberá incluir esta información.

Declaración. Se debe declarar que el documento es su último testamento. Una disposición en este sentido se incluye habitualmente en los testamentos escritos a mano. Sin embargo, algunos estados también requieren que el testador haga esta declaración de forma oral ante un testigo.

Escritura. La mayoría de los estados requieren que un testamento esté por escrito. Algunos pocos estados permiten testamentos orales, pero generalmente solo se aceptan en circunstancias específicas, como una persona en “peligro inminente de muerte”.

Firmado. El testador debe firmar el nuevo testamento o su última actualización. Sin embargo, si no puede firmar físicamente, algunos estados permiten que un testigo firme el documento en su nombre.

Testigos. Por lo general, se requiere al menos un testigo para verificar el testamento en la ejecución (el momento de la firma). Es mejor si se trata de una persona que no se beneficiará del testamento. Debe tener mínimo 18 años de edad. Muchos testigos presentan declaraciones juradas en caso de que deban testificar en un tribunal en una fecha posterior.

Ejecución. El testamento debe contener una disposición que declare dónde y cuándo se firmó (fecha) y que se hizo en presencia de testigos.

Selección de un representante personal

Una de las decisiones más importantes al crear un testamento es elegir un fiduciario competente y confiable, también llamado albacea, representante personal o testamentario. Aunque técnicamente no es un requisito para que un testamento sea válido, idealmente debería contar con uno.

El albacea, como persona designada para tal fin por el testador, se encargará de administrar el patrimonio y distribuir los bienes una vez el testador fallezca. Manejará la comunicación con los beneficiarios y con el tribunal de sucesiones.

Si la persona fallecida no designó a un representante personal en su testamento, el tribunal de sucesiones puede designar a alguien.

Entre los deberes que un albacea debe cumplir están:

  • notificar a beneficiarios, acreedores y agencias gubernamentales la muerte del testado;
  • cobro de pólizas de seguro de vida;
  • mantenimiento de las propiedades hasta que la sucesión finalice;
  • pago de deudas, tarjetas de crédito y obligaciones tributarias del patrimonio del testador;
  • distribuir legados a los beneficiarios.

Pasos previos recomendados

Crear un testamento es un acto personalísimo. Reúna documentos importantes y comience haciendo una lista de sus bienes y activos, incluyendo:

  • bienes raíces
  • posesiones personales
  • vehículos motorizados
  • cuentas bancarias
  • seguros de vida
  • cuentas de jubilación

En cuanto a la recopilación de documentos, esto le puede ayudar a pensar en sus bienes y quiénes deben recibirlos. Algunos ejemplos son:

  • acta de nacimiento de sus hijos
  • acta de matrimonio
  • títulos de propiedad
  • información hipotecaria
  • lista de cuentas bancarias con sus números
  • pólizas de seguro de vida
  • títulos de vehículos

Tener estos documentos organizados y guardados en un lugar seguro facilita que su representante personal o albacea administre su patrimonio a través del proceso de sucesión.

Revisión y cambios en un testamento

Es una buena idea revisar su testamento para asegurarse de que el documento comunique de forma clara sus deseos, especialmente si ocurren cambios importantes en la vida. Por ejemplo, es posible que desee agregar herederos en caso de un matrimonio posterior o el nacimiento de un hijo. O tal vez necesite nombrar a un nuevo albacea en caso de fallecimiento del albacea actual. Estas son algunas formas de revisar y modificar su testamento:

Revocación. Una forma de cambiar un testamento es revocarlo en su totalidad. Esto generalmente se hace creando un nuevo testamento que declare que revoca todos sus testamentos anteriores. Puede escribir “revocado” en su testamento anterior o simplemente tomar otra medida que muestre su intención de revocarlo, como romperlo y tirarlo.

Enmienda. La enmienda, también llamada “codicilo”, se utiliza generalmente para hacer un cambio pequeño en el testamento, como quién heredará un artículo específico. Los codicilos deben prepararse y ejecutarse basándose en las mismas leyes estatales que se aplican a los testamentos.

Si ya decidió crear su testamento, puede hacerlo usted mismo a través de herramientas de planificación patrimonial en línea como las de nuestro sitio asociado FindLaw (en inglés). No obstante, si cuenta con un patrimonio grande, hijos o parientes con necesidades especiales o no está muy seguro de qué tipo de testamento sería la mejor opción para usted, busque ayuda legal de un abogado de planificación patrimonial.

Le recomendamos leer:

Hable hoy con un abogado calificado en Testamentos

Este artículo pretende ser útil e informativo, pero los asuntos legales pueden llegar a ser complicados y estresantes. Un abogado calificado en testamentos puede atender a sus necesidades legales particulares, explicar la ley y representarlo en la corte. Dé el primer paso ahora y póngase en contacto con un abogado calificado en testamentos cerca suyo para hablar sobre su situación jurídica particular.

Su próximo paso:

Ingrese su ubicación para encontrar un abogado de testamentos hoy.

Recursos adicionales de testamentos

Recursos legales estatales de testamentos

Búsqueda de recursos de testamentos en Abogado.com

Impugnaciones de testamentos

Videos de testamentos

Más artículos relacionados a testamentos