Morir sin testamento y sus implicaciones legales

Si quiere asegurarse de que sus propiedades sean distribuidas de acuerdo con sus deseos al momento de su muerte, entonces es importante que tenga un testamento redactado en forma adecuada. Sin embargo, existen casos en los que no hay un testamento válido para el momento en que una persona muere, en estos casos las propiedades del difunto son distribuidas de acuerdo con las leyes que cubren esta falla, y son conocidas como leyes sobre intestados.

Existen muchas razones por las cuales una persona no tendría un testamento válido al momento de su muerte; es posible que haya fallecido joven e inesperadamente, o pospuso la tarea de redactar el testamento, o tenía uno, pero fue invalidado y no se pudo ejecutar.  

Si no tiene un testamento válido cuando muere su propiedad será distribuida de acuerdo con las leyes estatales sobre intestados y cada estado tiene sus propias reglas al respecto. Y aunque en todos los estados el objetivo principal es tratar de distribuir el patrimonio del difunto a sus parientes cercanos, las leyes son interpretadas de manera particular y tienden a distribuir la propiedad de forma diferente entre los familiares considerando porcentajes muy diversos.  

La distribución de la herencia de un intestado depende del estado donde el patrimonio es legalizado y de los parientes sobrevivientes. Casi todos los estados proporcionan al cónyuge un porcentaje del patrimonio y si el finado tuvo hijos, también ellos van a recibir una parte de los bienes. Dicha porción puede ser más alta para los hijos que son solamente del fallecido y no del cónyuge sobreviviente.

Algunos estados también permiten a los parientes sobrevivientes recibir una parte del patrimonio. Por ejemplo, si el fallecido no tenía ni cónyuge ni hijos, entonces la herencia iría a los familiares del difunto, como los hermanos; si no existen hermanos, entonces la fortuna puede ir a los abuelos sobrevivientes o en caso contrario, a otros parientes (usualmente tíos, o primos). Finalmente, si no existen parientes sobrevivientes que puedan ser localizados para heredar el patrimonio, entonces éste se revertirá al estado en donde haya sido legalizado.  

Es importante aclarar que las leyes sobre intestados solamente se ejecutan a la propiedad legalizada del fallecido; cualquier bien que se haya obtenido en forma conjunta, como bienes raíces, cuentas bancarias o de inversiones, no se considerará como parte del patrimonio legalizado del difunto. Igualmente, el seguro de vida no forma parte de la fortuna del intestado, por lo tanto, irá directamente al beneficiario declarado.

Tome en cuenta que las leyes sobre intestados no son perfectas y no pueden distribuir su propiedad de acuerdo con sus deseos. Sin embargo, hacen lo mejor que pueden para distribuir sus bienes justamente y de acuerdo con la prioridad de su familia, cuando no hay directrices por escrito válidas por parte del difunto. Lo mejor es dejar un testamento.

Hable hoy con un abogado calificado en Planificación patrimonial

Este artículo pretende ser útil e informativo, pero los asuntos legales pueden llegar a ser complicados y estresantes. Un abogado calificado en planificación patrimonial puede atender a sus necesidades legales particulares, explicar la ley y representarlo en la corte. Dé el primer paso ahora y póngase en contacto con un abogado calificado en planificación patrimonial cerca suyo para hablar sobre su situación jurídica particular.

Su Próximo Paso:

Ingrese su lugar para conectarse con un abogado de planificación patrimonial calificado hoy.

Recursos Adicionales de Planificación Patrimonial

Búsqueda de Recursos de Planificación Patrimonial en Abogado.com