Bancarrota bajo el Capítulo 13: reglas y disposiciones

Revisado por Camila Laval, JD | Última actualización 16 de junio de 2024

De acuerdo con la bancarrota en virtud del Capítulo 13, un individuo puede cancelar sus deudas mediante un plan de pagos aprobado por el tribunal de bancarrotas. Este tipo de bancarrota es por lo general para aquellas personas que no cumplen con los requisitos para la solicitud de quiebra bajo el Capítulo 7.

Al igual que con cualquier tipo de bancarrota, existen requisitos y normas específicas que regulan las peticiones de bancarrotas en virtud del Capítulo 13.

A continuación, se presentan algunas de estas regulaciones y los requisitos esenciales que le ayudarán al declarante a tener una mejor comprensión sobre el proceso de quiebra bajo el Capítulo 13.

Ingresos suficientes

Si la persona desea solicitar una bancarrota en virtud del Capítulo 13, deberá contar con los ingresos adecuados para cubrir el pago de sus deudas. Para verificar el monto de los ingresos disponibles, se deducen los gastos correspondientes de sus ingresos. Si hay un saldo restante que le permita cumplir con sus obligaciones, se considerará que el declarante cuenta con los fondos necesarios para pagarle a sus acreedores.

El ingreso sobrante deberá ser suficiente para cumplir con los pagos obligatorios, abonar los honorarios del síndico de la bancarrota y pagar a los acreedores sin garantía una suma equivalente al valor de los bienes no exentos que el solicitante quiera conservar.

Inclusión de todas las deudas obligatorias

Existen ciertas deudas que se deben incluir en el plan de pago bajo el Capítulo 13, tales como:

  • Deudas prioritarias, que incluyen deudas de pensión alimenticia (“child support” en inglés), pensión conyugal (“spousal support” en inglés), o préstamos estudiantiles, que deberán pagarse en su totalidad.
  • Deudas garantizadas que serán exigibles una vez concluya la exención del pago de deudas. Este tipo de deudas incluye los créditos hipotecarios que permanecen durante el período de bancarrota o el embargo por deuda impositiva, que también habrá que pagar en su totalidad dentro del plazo de cancelación establecido.

Límites para el plazo de pagos

La solicitudes de bancarrota bajo el Capítulo 13 tienen límites en el plazo de los pagos, por lo general de tres a cinco años, dependiendo del plan que apruebe el tribunal de quiebras. Si paga los montos de conformidad con el plan de pago aprobado, el solicitante podrá retener sus bienes.

Límites de la deuda

Existen límites de deuda específicos para quienes solicitan una bancarrota según el Capítulo 13 que se ajustan cada tres años en función de la inflación. A continuación, se presentan los montos de los límites de deuda más recientes:

Límite de deuda no garantizada: $465 275 (año 2022)

Límite de deuda garantizada: $1 395 875 (año 2022)

Solicitudes previas de bancarrotas

Es posible que una persona que haya iniciado una petición de bancarrota en el pasado no pueda solicitar el amparo legal en virtud del Capítulo 13.

Si el declarante inició el proceso de bancarrota según el Capítulo 7 dentro de los últimos cuatro años o bajo el Capítulo 13 en los últimos dos años, existe la posibilidad de que no pueda volver a solicitar la bancarrota en virtud del Capítulo 13.

Asimismo, si se rechazó la solicitud de bancarrota dentro de los 180 días previos debido a que el solicitante no se presentó ante el tribunal, hubo incumplimiento intencionado de una decisión judicial o uno de los acreedores solicitó la cancelación de la suspensión automática de los pagos, la persona no podrá presentar una solicitud de bancarrota bajo el Capítulo 13.

Disposiciones y requisitos adicionales bajo el Capítulo 13

Si desea solicitar la bancarrota en virtud del Capítulo 13, el declarante deberá demostrar que presentó las declaraciones juradas de ingresos correspondientes a los últimos cuatro años.

Además, deberá recibir una asesoría sobre el crédito al consumidor con una entidad aprobada por el Fideicomisario de bancarrota en los EE. UU., dentro de un plazo de 180 días antes de presentar la solicitud de bancarrota.

Ayuda legal con el proceso de bancarrota

La ley de bancarrotas es extremadamente compleja y muchas veces resulta difícil conocer todas las disposiciones relacionadas con la solicitud y el proceso de quiebra. Un abogado con experiencia en casos de bancarrota posee el conocimiento y recursos necesarios para orientar al declarante en el desarrollo de una estrategia de acuerdo con su situación financiera y de ser necesario, representarlo ante el tribunal de quiebras.

Muchos abogados ofrecen la primera consulta gratuita, por lo que merece la pena programar una reunión informativa.

Le recomendamos leer:

Hable hoy con un abogado calificado en Bancarrota capítulo 13

Este artículo pretende ser útil e informativo, pero los asuntos legales pueden llegar a ser complicados y estresantes. Un abogado calificado en bancarrota capítulo 13 puede atender a sus necesidades legales particulares, explicar la ley y representarlo en la corte. Dé el primer paso ahora y póngase en contacto con un abogado calificado en bancarrota capítulo 13 cerca suyo para hablar sobre su situación jurídica particular.