Accidentes por Conducir en Estado de Ebriedad

Todos los días en los Estado s Unidos, mueren aproximadamente 28 personas como consecuencia de accidentes automovilísticos provocados por al menos un conductor alcoholizado. Y ese número solo hace referencia a los accidentes fatales. Hay otros choques por conducir en estado de ebriedad que ocasionan lesiones o daño a los bienes. Probablemente, la mayoría de los conductores en algún momento de sus vidas se encuentren con un conductor alcoholizado en el camino y se vean involucrados en un accidente automovilístico por conducir en estado de ebriedad.

Accidentes por DUI, sospecha razonable y causa probable

Los oficiales de policía y los oficiales de la patrulla de carretera solo pueden tener a los vehículos de los cuales tienen una sospecha razonable de que puedan estar involucrados en una actividad criminal. Por ejemplo, los oficiales pueden notar que el conductor va de un lado y del otro de la línea del centro, va cambiando de carriles o conduce en forma errática. Sin embargo, cuando ocurre un accidente, la colisión en sí misma ya genera una sospecha razonable suficiente de que se ha quebrantado una ley, por lo que el oficial puede detener a las personas involucradas en el accidente y comenzar una investigación.

De hecho, un choque ya es motivo suficiente para que el oficial pueda mirar dentro del vehículo para buscar evidencia de que el conductor estaba en estado de ebriedad; la evidencia debe estar a simple vista, como un envase de alcohol abierto. El oficial también puede mirar al conductor a los ojos para encontrar otro indicio de que estaba intoxicado. Estos elementos de evidencia visual le dan al oficial que está en la escena una sospecha razonable para investigar la situación más a fondo y solicitar un examen de sobriedad o un análisis de alcohol en sangre.

Exámenes de sobriedad y examen de BAC

Con la sospecha razonable de que ha tenido lugar una actividad criminal, tras encontrar un envase de alcohol abierto o ver la conducta errática del conductor, los oficiales de policía suelen administrar un examen de sobriedad. Este procedimiento, por lo general, tiene tres partes y permite al oficial que está en el lugar determinar si el conductor puede mantener el equilibrio en ese momento, cuál es su nivel de atención y qué posibilidades físicas tiene de conducir el vehículo. Cuando el conductor no aprueba el examen de sobriedad , se le suele pedir un análisis de BAC.

Algunos estados tienen leyes que exigen el análisis de BAC a los conductores, pasajeros o peatones cuando participan en un accidente fatal; otros estados lo dejan a discreción del oficial que está en el lugar del hecho. Los análisis requeridos, conocidos como análisis obligatorios, exigen a quienes hayan sufrido una lesión falta en un accidente automovilístico que se someta a una evaluación de BAC. Por otro lado, en algunos estados, las pruebas discrecionales permiten a los examinadores médicos y otros oficiales determinar si es necesario realizar un análisis de BAC después de un accidente fatal.

Cada estado decide en forma independiente si utilizará los análisis obligatorios o discrecionales o no. Por ejemplo, Texas utiliza los análisis discrecionales que permiten al juez de paz ordenar un análisis de BAC en los conductores fallecidos que parecen haber estado intoxicados. Nueva York y California ambos utilizan los análisis obligatorios para los peatones o conductores que sufrieron lesiones fatales. Algunos estados, como Florida y Virginia, no tienen leyes específicas que rijan los análisis de BAC.

Responsabilidad al conducir en estado de ebriedad

Conducir en estado de ebriedad es un delito, independientemente de que la persona detrás del volante cause daños a los bienes, lesiones o muertes o no. Esto significa que, si alguien es arrestado o hallado culpable de conducir bajo la influencia, se pueden evaluar diferentes sanciones. Desde el encarcelamiento hasta la pérdida de la licencia de conducir, pasando por miles de dólares en multas y aranceles, conducir en estado de ebriedad puede ser un error que cueste muy caro.

En general, en un accidente el conductor en estado de ebriedad es responsable de todas las lesiones y los daños a los bienes que se produzcan como consecuencia de operar el vehículo imprudentemente y conducir bajo la influencia. Gracias a los exámenes de sobriedad, los alcoholímetros en el lugar y los análisis de alcohol en sangre, no es muy difícil probar l a intoxicación del conductor. De hecho, estos análisis normalmente se administran solo para confirmar la cantidad de alcohol presente en el organismo del conductor en el momento del choque más que para probar su culpabilidad.

Además de la responsabilidad penal, la mayoría de los conductores en estado de ebriedad enfrentan la responsabilidad civil, especialmente en el caso de un accidente automovilístico grave que causa lesiones o la muerte. Las demandas pueden provenir de las víctimas propiamente dichas o de sus familiares, y pueden ser tan destructivas para la persona como un caso penal. Muchos conductores se hallan imposibilitados de obtener un seguro en el futuro y quedan devastados por los pagos que deben realizar a las víctimas o a sus familiares.

Obtener asesoramiento legal

Se recomienda a los conductores involucrados en accidentes automovilísticos por DUI que consulten a un abogado para ver qué opciones tienen. Tanto los acusados como las víctimas de un accidente por conducir en estado de ebriedad pueden beneficiarse de recibir asesoramiento legal. Estas personas pueden tener derecho algún tipo de resarcimiento económico por las lesiones y los daños ocurridos como consecuencia del accidente.

Hable hoy con un abogado calificado en Defensa por conducir ebrio

Este artículo pretende ser útil e informativo, pero los asuntos legales pueden llegar a ser complicados y estresantes. Un abogado calificado en defensa por conducir ebrio puede atender a sus necesidades legales particulares, explicar la ley y representarlo en la corte. Dé el primer paso ahora y póngase en contacto con un abogado calificado en defensa por conducir ebrio cerca suyo para hablar sobre su situación jurídica particular.

Su Próximo Paso:

Ingrese su lugar para conectarse con un abogado de defensa por conducir ebrio calificado hoy.

Recursos Adicionales de Defensa Por Conducir Ebrio

Búsqueda de Recursos de Defensa Por Conducir Ebrio en Abogado.com

Bufete de Abogados Destacado de Defensa Por Conducir Ebrio en Ashburn, VA

Louis A. Kleiman,
Attorney at Law

An Experienced Advocate to Stand Up for Your Rights

Captcha Image

Abogados de defensa por conducir ebrio en Ashburn

Temas más relacionados a defensa por conducir ebrio