Cuestionamiento de la calibración del alcoholímetro

Cuando se detiene a una persona bajo sospecha de conducir en estado de ebriedad, el oficial puede realizarle un examen de alcoholímetro para verificar si está intoxicado. El alcoholímetro es un dispositivo que analiza el aliento del conductor para determinar la cantidad de alcohol que hay en él. Esto puede ayudar a discernir si los conductores sobrepasaron el límite de consumo de alcohol legal para conducir o si se los puede acusar de conducir bajo la influencia de sustancias. Puede que la precisión del alcoholímetro tampoco sea tan confiable como una muestra de sangre, pero permite obtener un estimado general del contenido de alcohol en sangre (“BAC”) a través de una muestra de aliento. Los alcoholímetros no miden directamente la concentración de alcohol en sangre, por lo que puede que sea necesario de todos modos tomar una muestra de sangre.

“En inglés, Breathalyzer (alcoholímetro)” es, en realidad, la marca del instrumento original de la prueba de aliento fabricado primero por Smith and Wesson y luego por National Draeger. En la actualidad, remite al término genérico comúnmente utilizado para identificar a todos esos instrumentos.

Objeciones comunes a los resultados del examen del alcoholímetro

Para calcular la BAC del aire exhalado, el dispositivo del alcoholímetro multiplica la cantidad que hay en el aire por el número 2,100. A este número se lo denomina “"coeficiente de partición"” o “"índice de partición".” Se utiliza el número 2,100 porque la persona promedio exhala de sus pulmones cerca de 1/2100 del alcohol que hay en la sangre.

Esta cifra es especulativa en el mejor de los casos, dado que la cantidad real varía mucho con el tiempo y de una persona a otra. También está sujeta a modificaciones debido a la frecuencia respiratoria y la temperatura corporal. Por lo tanto, los resultados del examen del alcoholímetro a veces pueden ser totalmente inexactos.

A veces, las sustancias que contienen alcohol en la boca de la persona pueden dar una lectura alta falsa. Esto se debe a que la proximidad de la sustancia al instrumento puede hacer que dé una lectura más alta que la que proviene de los pulmones. Esto también puede suceder con algunos medicamentos para el dolor de muelas, enjuagues bucales o incluso por eructar o vomitar justo antes de realizar el examen. Se supone que la policía debe vigilar al sujeto aproximadamente 20 minutos antes de hacerle el examen para asegurarse de que no regurgite, eructe ni ponga nada en su boca que pueda arrojar un resultado falso.

Con frecuencia, el problema con la precisión del alcoholímetro se debe a que el dispositivo no funciona bien. Los alcoholímetros deben calibrarse regularmente y recibir todo el mantenimiento requerido para garantizar resultados suficientes y precisos cada vez que se utilicen. Si el instrumento no tiene un buen mantenimiento ni se calibra según lo recomendado, puede arrojar resultados no confiables que pueden objetarse en los tribunales.

¿Con qué frecuencia debe calibrarse un alcoholímetro?

Cada estado tiene sus propias leyes respecto de la calibración del alcoholímetro. En California, por ejemplo, los alcoholímetros deben recalibrarse cada 10 días o 150 usos, lo que ocurra primero. Sin embargo, hay otras pautas básicas que la mayoría de los estados siguen para asegurarse de que los resultados del dispositivo sirvan en los tribunales. Esas pautas son las siguientes:

  • El alcoholímetro debe figurar en una lista de dispositivos aceptables.
  • El alcoholímetro se debe revisar a intervalos específicos para controlar su precisión y hacer el mantenimiento correcto.
  • El oficial que administre el examen debe tener una certificación de uso del alcoholímetro y actuar conforme a la capacitación recibida.
  • El examen debe arrojar siempre dos lecturas o más que estén dentro del 0.02 por ciento una de otra.

¿Cómo puede demostrar que el alcoholímetro es inexacto?

Si el abogado defensor logra demostrar que los oficiales no obedecieron todos los procedimientos de calibración correspondientes, el tribunal puede determinar que los resultados del alcoholímetro son inadmisibles como evidencia. Esto también es posible si se demuestra que el alcoholímetro en cuestión arroja lecturas erróneas constantemente. Por supuesto, el fiscal puede argumentar en contra de esto.

La forma de obtener evidencia que se considera inadmisible es a través de la citación de los registros de mantenimiento y calibración. Luego, los abogados deben probar que el instrumento no estaba calibrado lo suficiente como para brindar resultados precisos todas las veces. Allí, la carga de la prueba es del fiscal, que debe probar que el acusado estaba intoxicado, usando un tipo de evidencia distinto, como el rendimiento deficiente en los exámenes de sobriedad. La decisión final es del juez que preside el tribunal.

Obtener la ayuda de un abogado

Si lo acusan de conducir bajo la influencia de sustancias, puede que le resulte útil buscar asistencia de un abogado especializado en DUI. El asesor legal puede aconsejarlo respecto de las leyes aplicables y determinar una estrategia de defensa para combatir los alegatos.

Hable Hoy con un Abogado Calificado en Defensa por conducir ebrio

Este artículo pretende ser útil e informativo. Pero los asuntos legales pueden llegar a ser complicados y estresantes. Un abogado calificado en defensa por conducir ebrio puede atender sus necesidades legales particulares, explicar la ley y representarlo en la corte. Tome el primer paso ahora y póngase en contacto con un abogado calificado en defensa por conducir ebrio cerca de usted para discutir su situación jurídica específica.

Recursos Adicionales de Defensa Por Conducir Ebrio

Búsqueda de Recursos de Defensa Por Conducir Ebrio en Abogado

Encuentra un abogado en su área

Bufete de Abogados Destacado de Defensa Por Conducir Ebrio en Ashburn, VA

Louis A. Kleiman,
Attorney at Law

An Experienced Advocate to Stand Up for Your Rights

Captcha Image

Abogados de defensa por conducir ebrio en Ashburn