Ley criminal

Una cronología del proceso de arresto

Por Jonathan Calvopina, MBA | Revisado por Joseph Fawbush, Esq. | Última actualización 21 de febrero de 2023

Cuando alguien es arrestado en los Estados Unidos, el oficial de policía debe seguir ciertos procedimientos legales, durante y después del proceso del arresto para cumplir con los derechos constitucionales de la persona acusada.

Un arresto ocurre cuando la policía detiene a alguien debido a una causa probable y se completa en el momento cuando el sospechoso, ya no puede alejarse del oficial que lo arrestó.

A continuación, se describe qué sucede en un arresto.

Conocer sus derechos durante el arresto

En 1966, la Corte Suprema de los EE. UU. dictaminó en el caso de Miranda vs. el estado de Arizona, que las personas bajo arresto por sospecha de haber cometido un delito tienen ciertos derechos, los cuales deben ser explicados antes de cualquier interrogatorio.

Estos derechos ese conocen como los derechos Miranda, y son respaldados por la Quinta Enmienda de la Constitución de los Estados Unidos, con el fin de evitarle la autoincriminación al sospechoso.

La advertencia Miranda se lee de la siguiente manera:

  • Tiene derecho a guardar silencio y a negarse a responder preguntas.
  • Cualquier cosa que diga puede ser usada en su contra en un tribunal judicial.
  • Tiene derecho a consultar a un abogado antes de hablar con la policía y a tener un abogado presente durante el interrogatorio o más adelante.
  • Si no puede pagar un abogado, el tribunal le asignará uno antes del interrogatorio.
  • Si decide responder a las preguntas sin un abogado presente, tendrá el derecho de dejar de contestar en cualquier momento hasta que hable con un abogado.

Los derechos Miranda solo deben leerse cuando una persona está bajo custodia policial y existe la posibilidad de un interrogatorio (no aplicaría a situaciones como paradas de tránsito.)

Acciones policiales y toma de datos

Si la policía lo detiene, es posible que lo registren realizando un “cacheo” de su ropa exterior para ver si tiene un arma.

Más tarde, si lo arrestan, la policía puede realizar una búsqueda completa de su persona y sus alrededores inmediatos para saber si tiene armas de fuego, artículos robados, contrabando o evidencia del delito. Si la policía toma posesión de su automóvil, también será registrado.

La policía puede tomar y asegurar cualquier propiedad personal o dinero que tenga con usted; y después de realizar un inventario le pedirá que lo firme. Usted solo debe hacerlo si está de acuerdo con todo lo que se encontró.

Una vez arrestada, la persona será fichada. Durante esta parte del proceso, la policía le pedirá información básica, como su dirección y fecha de nacimiento, le tomará sus huellas dactilares y fotografías. También le puede pedir al acusado que participe en una alineación para ser reconocido o que proporcione una muestra de escritura a mano.

Si lo detienen, pero no lo registran dentro de un período de tiempo razonable (generalmente varias horas o durante la noche), su abogado defensor penal puede acudir a un juez y obtener una orden de hábeas corpus. Esta es una orden emitida por el tribunal donde se le ordena a la policía que lo lleve ante la corte para determinar si está detenido legalmente.

Posibles resultados después del arresto

Una vez que lo arrestan y toman sus datos, su caso se envía a la oficina del fiscal correspondiente, donde se toma una decisión sobre los cargos que se deben presentar en su contra, si corresponde.

Una persona acusada de un delito tiene derecho a un juicio rápido; significa que el fiscal debe presentar los cargos dentro de las 72 horas (48 horas en algunos estados) después del arresto. El fiscal no está obligado a seguir con la decisión del cargo inicial presentado. Una vez que se obtienen más pruebas es posible cambiar los delitos imputados o dejar todos los cargos.

Después viene la lectura de cargos ante la corte penal; allí le preguntarán si se declara culpable o inocente. También puede alegar “nolo contendere” (del latín “no refuta”) o “no contest” (en inglés), que técnicamente no son alegatos, pero indican que no impugna los cargos.

La declaración de “nolo contendere” no puede utilizarse en otros pasos del juicio penal como una admisión de culpabilidad, pero sí en la fase de acusación como una confesión implícita del delito y una admisión de los hechos en la acusación. Un juez sólo acepta una excepción de “nolo contendere”, si se hace de manera voluntaria.

Es posible que pueda salir de la cárcel después de su arresto y antes del juicio, si paga una fianza.

La fianza le permite pagar un dinero a la corte para esperar la resolución de su caso penal en libertad, y a cambio debe presentarse en el tribunal, cuando así sea requerido. Si lo hace, se le reembolsa la fianza, pero si no, el tribunal se queda con el dinero y puede emitir una orden de arresto.

Le recomendamos leer:

Hable hoy con un abogado calificado en Ley criminal

Este artículo pretende ser útil e informativo, pero los asuntos legales pueden llegar a ser complicados y estresantes. Un abogado calificado en ley criminal puede atender a sus necesidades legales particulares, explicar la ley y representarlo en la corte. Dé el primer paso ahora y póngase en contacto con un abogado calificado en ley criminal cerca suyo para hablar sobre su situación jurídica particular.

Videos de ley criminal

Nuestros expertos legales

Camila Laval, JD Editora senior
Mariana Petersen, LLB Escritora legal
Jonathan Calvopina, MBA Escritor legal