Ley criminal

Homicidio en segundo grado en Estados Unidos: sanciones y sentencias

Por Mairim Gomez | Revisado por Joseph Fawbush, Esq. | Última actualización 24 de abril de 2023

El asesinato en segundo grado, aunque es un cargo menor al homicidio en primer grado, es un delito grave penalizado tanto por las leyes federales como las estatales en Estados Unidos. Las condenas en prisión varían según la jurisdicción y las circunstancias, pero pueden llegar a ser hasta de por vida.

Estas son las circunstancias que resultan en cargos de homicidio en segundo grado:

  • Asesinato intencional sin premeditación
  • Intención de causar solo daño corporal grave o ensañamiento
  • Indiferencia extrema hacia la vida humana
  • Homicidio durante la perpetración de otro delito

El asesinato en segundo grado es más grave que el homicidio involuntario o asesinato en tercer grado.

Castigos: lo que dice la ley

Los estatutos que tipifican el delito de homicidio en segundo grado generalmente varían en su forma y los castigos establecidos. En general, se incluyen penas que van desde los 15 años de prisión hasta la cadena perpetua.

La ley federal, por ejemplo, establece que cualquier persona culpable del delito de homicidio en segundo grado será encarcelada “por cualquier término de años o de por vida”. Por tal razón, los jueces federales usan las Directrices Federales de Sentencia (en inglés) para determinar el castigo apropiado para una persona condenada por asesinato en segundo grado.

Los estatutos de los estados también establecen castigos específicos en base a determinadas situaciones. Por ejemplo, el código penal de California establece penas mínimas de 25 años para el asesinato en segundo grado de un oficial de policía y desde 20 años en prisión si el asesinato se produce por disparar un arma de fuego desde un vehículo motorizado.

¿Qué sucede durante un juicio por asesinato en segundo grado?

Los procesos para llevar a cabo un juicio por asesinato en segundo grado van a depender del tribunal, si es estatal o federal. Muchos tipos de homicidio en segundo grado serán juzgados en un tribunal del estado donde se cometió el delito; otros pueden constituir un delito federal.

Por lo general, un caso de asesinato en segundo grado contará con un fiscal que representará al gobierno estatal o federal para probar que el acusado cometió el delito que se le imputa.

Tanto la parte acusadora como la defensa presentarán evidencias que pueden incluir:

  • armas utilizadas
  • videos o imágenes de cámaras
  • evidencia física como ADN
  • testimonio de testigos

En algunos casos, el acusado puede testificar en su propio nombre. Un abogado defensor con experiencia decidirá si esto puede ser o no una buena estrategia.

El acusado tiene derecho a un juicio con un jurado de pares. En algunos casos, se puede optar por un juicio sin jurado donde el veredicto lo da un juez. En cualquier caso, para ser condenado, el fiscal deberá probar su culpabilidad “más allá de toda duda razonable”.

Procedimiento de sentencia del delito de asesinato en segundo grado

El procedimiento exacto dependerá de dónde se lleve a cabo el juicio. Por lo general, si un jurado declara culpable a una persona de asesinato en segundo grado, el caso pasa a la fase de sentencia donde el acusado conocerá cuáles sanciones impondrá el gobierno estatal o federal por su delito.

La sentencia que recibirá un condenado por asesinato en segundo grado se determina en base a dos aspectos: en primer lugar, la pena establecida por el estatuto correspondiente y, en segundo lugar, los factores agravantes y atenuantes que los tribunales puedan considerar al momento de dar la sentencia.

El tribunal celebrará una audiencia para examinar la naturaleza del delito y sopesar los factores agravantes y atenuantes. Después de la deliberación, el tribunal dictará la sentencia del acusado.

Factores agravantes y atenuantes para asesinato en segundo grado

Los factores agravantes son aspectos del delito, de la conducta o antecedentes del delincuente que aumentan la severidad de la pena impuesta. Los factores atenuantes, por otro lado, buscan demostrar al tribunal que el acusado merece una sentencia más leve de la que normalmente recibiría sin la presencia de atenuantes.

Los factores varían de una jurisdicción a otra. En el sistema federal, por ejemplo, bajo las Directrices Federales de Sentencia, un juez puede aumentar una sentencia de asesinato en segundo grado si la conducta del acusado fue excepcionalmente atroz, cruel, brutal o degradante para la víctima. Los factores atenuantes federales incluyen la aceptación o no de la responsabilidad por el delito por parte del imputado.

Entre los factores agravantes más comunes se encuentran:

  • Antecedentes penales.
  • Cometer asesinato en segundo grado como un crimen de odio.
  • Usar una brutalidad excepcional para causar la muerte de la víctima.
  • Operar un arma de fuego u otra arma mortal durante el asesinato.

Los factores atenuantes comunes incluyen:

  • No tener antecedentes delictivos.
  • Tener una enfermedad mental o física comprobable.
  • Demostrar un genuino remordimiento.
  • Las contribuciones cívicas del acusado.
  • El tipo de infancia que tuvo el acusado.

¿Cómo son las sanciones por asesinato en segundo grado?

Como adelantamos, las penas mínimas y máximas por una condena por asesinato en segundo grado varían según las leyes estatales y la jurisdicción del caso (si fue juzgado por un tribunal estatal o federal). Se prevén penas de prisión que van desde los 15 años hasta cadena perpetua.

En Minnesota y Florida, por ejemplo, se contemplan penas de hasta 40 años de cárcel para homicidios en segundo grado. En Texas y Nueva York un asesinato en segundo grado puede acarrear cadena perpetua.

La posibilidad de ser o no elegible para libertad condicional o la liberación anticipada también depende de las leyes locales.

¿Está contemplada la pena de muerte por homicidio en segundo grado?

El homicidio en segundo grado es un delito grave al implicar la muerte de un ser humano. Tiempo tras las rejas es prácticamente ineludible; sin embargo, la pena de muerte no es una sentencia posible para el homicidio en segundo grado.

En la mayoría de los estados, la pena de muerte es solo una opción en los casos de homicidio en primer grado agravado.

Sin embargo, recibir una sentencia de cadena perpetua sin posibilidad de libertad condicional, sí es posible por un cargo de asesinato en segundo grado en algunos estados como California, Delaware, Idaho, Louisiana, Nebraska, North Carolina, South Dakota y Pennsylvania, entre otros.

Le recomendamos leer:

Hable hoy con un abogado calificado en Asesinato en segundo grado

Este artículo pretende ser útil e informativo, pero los asuntos legales pueden llegar a ser complicados y estresantes. Un abogado calificado en asesinato en segundo grado puede atender a sus necesidades legales particulares, explicar la ley y representarlo en la corte. Dé el primer paso ahora y póngase en contacto con un abogado calificado en asesinato en segundo grado cerca suyo para hablar sobre su situación jurídica particular.

Nuestros expertos legales

Camila Laval, JD Editora senior
Mariana Petersen, LLB Escritora legal
Jonathan Calvopina, MBA Escritor legal