Los abogados siguen disponibles para ayudarle. Programe una consulta desde su casa hoy mismo. Buscar abogados locales.

Niños migrantes: definición, tratamiento legal, derechos y beneficios

En los últimos diez años los Estados Unidos ha experimentado un aumento vertiginoso de migrantes desde Centro América, específicamente de Honduras, Guatemala y El Salvador.

Centenares de familias y menores de edad solos se encaminan hacia la frontera sur de los Estados Unidos, escapando del horror de la violencia de sus países incitada por las pandillas; ser un niño sin recursos económicos en estos países centroamericanos no es fácil, allí la influencia de las pandillas es extrema y muchos menores no pueden evitar ser reclutados por estos grupos violentos.

Cada año, niños menores de edad huyen con o sin la supervisión de un adulto, corriendo el riesgo, además, de ser víctimas de otros delitos como abuso o tráfico de personas.

Definición y tratamiento de un menor extranjero no acompañado

De acuerdo con la ley, cuando el Departmento de Seguridad Nacional (DHS por su sigla en inglés) detiene a un menor de edad cruzando la frontera hacia los Estados Unidos, este es entregado a Office of Refugee Resettlement (ORR por su sigla en inglés). Esta entidad del gobierno inmediatamente asume la custodia y cuidado del menor.

Unaccompanied Alien Child (UAC), un niño que:

  • No tiene un estatus legal en los Estados Unidos.
  • Tiene menos de 18 años.
  • No posee un padre o guardián legal en los Estados Unidos.
  • No tiene un padre o guardián legal disponible para proveerle cuidado y custodia física.

Hasta el 16 de septiembre de 2019, el DHS había detenido y transferido a más de 67,000 UAC, a la oficina para la reubicación de refugiados (ORR), un número récord hasta ahora en los Estados Unidos.

El ORR dispone de varios centros de acogida donde los niños residen mientras se determina su destino permanente.

La situación de estos niños es muy complicada, en un comienzo salen de sus países huyendo de la violencia y luego llegan a otro donde son detenidos y en ocasiones separados de sus padres, algunos son niños tan jóvenes que simplemente no entienden la situación, acentuando su trauma y culpa.

El acuerdo Flores de 1997: cómo proceder con menores migrantes

Este arreglo determina las reglas y procedimientos legales para tratar a los menores de edad que cruzan la frontera hacia los Estados Unidos, con o sin sus padres y que están bajo custodia del gobierno.

Se llamó Flores en referencia al caso legal de Jenny Lissette Flores, una niña de 15 años de El Salvador, quien cruzó la frontera hacia los Estados Unidos para reunirse con su tía. Jenny fue detenida, examinada físicamente y remitida a un centro de detención juvenil.

La oficina de inmigración no pudo conceder la custodia a su tía porque no estaban autorizados a entregarla a un tercero. American Civil Liberties Union solicitó una demanda colectiva en nombre de Jenny y otros menores, y como producto de esta iniciativa surgió el acuerdo Flores en 1997.

Este arreglo exige a las oficinas del gobierno, que tienen custodia de menores de edad, lo siguiente:

  • Proveer cuidado físico, comida, ropa, atención médica y dental, medicinas, educación, ayuda para identificar a familiares inmediatos en los Estados Unidos, servicio de comunicación de acuerdo con el lenguaje del niño, enseñanza del idioma inglés, recreación, entretenimiento, coordinación de visitas y contacto con sus familiares y apoyo para la reunificación de las familias.
  • Albergar a los niños en un centro con comodidades, por ejemplo, con camas, abrigo, temperatura adecuada, limpio y seguro.
  • Tener acceso a ayuda legal y sus casos deben ser atendidos por la corte de su distrito.
  • Entregar rápidamente a los menores a sus padres, familiares inmediatos o institución legal para su acogida en los Estados Unidos.

Separación de familias

En abril de 2018 se hizo oficial la política de “cero tolerancia” para los inmigrantes indocumentados que cruzaban la frontera a los Estados Unidos; es decir, que si alguien traspasaba la frontera ilegalmente podía ser arrestado y acusado de una acción criminal y no civil como se hacía antes.

Esta práctica trajo la separación de muchas familias, porque los padres arrestados eran llevados a centros de detención para adultos para ser procesados legalmente por su delito, y sus niños eran llevados a los centros de ORR, entonces pasaban automáticamente a formar parte del programa de UAC. En consecuencia, miles de familias fueron separadas y el número de niños que llegó a los centros de ORR se incrementó a niveles históricos.

Establecer la cantidad exacta de familias separadas ha sido tarea complicada, pero se estima que más de 2 400 familias fueron apartadas desde la implementación de la política de “cero tolerancia”.

Activistas a favor de los derechos humanos y de los niños, abogados de inmigración y la prensa empezaron a denunciar irregularidades con respecto a estos menores de edad. Y en junio de 2018, luego de mucha presión política y social, la administración Trump firmó la cancelación del programa. Luego la juez Dana Sabraw de la corte del Distrito del Sur de California ordenó la reunificación de las familias en un periodo no mayor de seis meses.

Se supone que desde junio de 2018 no debería ocurrir la separación de más familias, solo en casos específicos amparados bajo la ley, pero la realidad es que aún sigue sucediendo.

Menores de edad migrantes y su derecho a representación legal

Según la ley, los menores a cargo de ORR tienen derecho a tener representación legal, incluso muchos de estos niños califican para obtener algún beneficio legal que los ayude a permanecer en los Estados Unidos, por ejemplo:

  • Asilo.
  • Visa para niños que han sido víctimas de abuso, negligencia o abandono por parte de sus padres o guardián legal.
  • Visa para víctimas de tráfico o algún tipo de crimen.
  • Ajuste de estatus legal migratorio si tienen algún familiar que es ciudadano o residente legal en los Estados Unidos.

Pero la mayoría de los niños detenidos no saben de estos beneficios, y a veces han ido a la corte sin representación; entonces, un alto porcentaje de menores migrantes son deportados perdiendo la oportunidad de permanecer legalmente en los Estados Unidos.

El ORR reconoce en sus estatutos que un menor migrante tiene derecho a representación legal, y si este menor no puede pagar por un abogado, entonces puede disponer de un asesor legal sin costo:

Si usted es familiar o amigo de un menor de edad que está en algún centro de ORR que necesita ayuda legal, y no puede pagar los honorarios de un abogado, puede recurrir a los abogados de inmigración de oficio. También puede visitar abogado.com y buscar un abogado de inmigración con consulta gratis y preguntar sus opciones para recibir asesoría.

Hable hoy con un abogado calificado en Inmigración

Este artículo pretende ser útil e informativo, pero los asuntos legales pueden llegar a ser complicados y estresantes. Un abogado calificado en inmigración puede atender a sus necesidades legales particulares, explicar la ley y representarlo en la corte. Dé el primer paso ahora y póngase en contacto con un abogado calificado en inmigración cerca suyo para hablar sobre su situación jurídica particular.

Su Próximo Paso:

Ingrese su lugar para conectarse con un abogado de Inmigración calificado hoy.

Recursos Adicionales de Inmigración

Búsqueda de Recursos de Inmigración en Abogado.com