Inmigración a los Estados Unidos basada en el parentesco familiar

Los Estados Unidos favorece la reunificación familiar de los inmigrantes. Y por eso tiene leyes de inmigración que permiten a los ciudadanos estadounidenses y residentes permanentes (posee la tarjeta verde) a solicitar que algunos familiares inmediatos vivan y trabajen en el país.

Las leyes de inmigración de los Estados Unidos, que rigen la reunificación familiar basada en el parentesco, no tratan a todos los vínculos de relación familiar por igual.

Los lazos familiares directos tienen preferencias sobre otros, y esta justificación va a determinar cuál pariente califica para emigrar a los EE. UU. y bajo qué categoría preferencial lo podrían ubicar.

Cuanto menos directo sea el vínculo familiar entre el patrocinador y su pariente, más será el tiempo de espera y menos prioridad tendrá el familiar para ser un inmigrante y obtener una tarjeta de residencia.

¿Quién puede emigrar a los Estados Unidos por reunificación familiar?

Un ciudadano estadounidense puede pedir a sus familiares directos para que vivan y trabajen en los Estados Unidos, los cuales tienen una visa de inmigrante disponible de inmediato:

  • Cónyuges.
  • Hijos solteros menores de 21 de años.
  • Padres (si el ciudadano tiene 21 años o más).

Si el pariente extranjero no entra en este grupo directo, entonces debe considerar las siguientes categorías de preferencias para otros familiares de ciudadanos de los Estados Unidos:

  • Hijos solteros mayores de 21 años. Primera preferencia (F1).
  • Hijos casados de cualquier edad. Tercera preferencia (F3).
  • Hermanos (si el ciudadano tiene 21 años o más). Cuarta preferencia (F4).

Un residente permanente legal de los Estados Unidos también puede presentar una petición de familiar extranjero a nombre de los siguientes parientes:

  • Cónyuges e hijos solteros menores de 21 años. Segunda preferencia A (F2A)
  • Hijos solteros mayores de 21 años. Segunda preferencia B (F2B)

¿Cómo afecta la preferencia familiar el proceso de inmigración de mi pariente?

Los familiares directos de ciudadanos estadounidenses (cónyuges e hijos solteros menores de 21 años) tienen un periodo de espera más breve durante su proceso para emigrar a los Estados Unidos.

La ley de inmigración establece que siempre haya una visas de inmigrantes disponibles para estos familiares. Esto hace que el tiempo de revisión de los documentos sea más corto, por lo tanto, es posible que obtengan la residencia permanente (green card) más rápido.

Otros familiares están sujetos a que exista una visa disponible para poder obtener la tarjeta verde. Cada año el Servicio de Ciudadanía e Inmigración de los Estados Unidos (USCIS, por sus siglas en inglés) notifica sobre la cantidad de visas a ser usadas, y quiénes pueden procesar su solicitud.

Sin embargo, hay más peticiones que visas disponibles cada año, entonces, la lista de espera puede ser larga.

Cuando USCIS aprueba la solicitud de visa basada en el parentesco, un oficial consular de los Estados Unidos emite la visa de inmigrante. Después el familiar puede ingresar al país legalmente y convertirse en residente permanente. 

Si el familiar se encuentra dentro de los EE. UU. puede hacer un ajuste de estatus con el formulario I-485 para lograr la tarjeta de residencia.

Otro elemento que muchas veces retrasa el proceso de inmigración de los familiares es la cantidad de documentos que se deben presentar y procesar. Además, no todos los casos tienen el mismo grado de dificultad.

Un abogado de inmigración le puede ayudar a comprender cuál es la mejor vía para la reunificación familiar. También le puede explicar qué tipo de formularios y documentos necesita para realizar una solicitud libre de errores, y así evitar retrasos.

¿Califican los prometidos en el programa de petición de familiares?

No directamente. Si un prometido(a) extranjero desea viajar a los Estados Unidos para casarse con un ciudadano estadounidense y vivir en el país, debe obtener una visa K1 de no inmigrante.

Primero, el ciudadano de los Estados Unidos debe enviar una petición en nombre de su prometido a una oficina del USCIS. Si la solicitud es favorable, USCIS enviará la aprobación a la embajada o consulado de los Estados Unidos del país de origen de su prometido. Una vez allí, el novio(a) tendrá una entrevista con un oficial de inmigración para solicitar y finalizar el proceso de su visa K1.

Si le asignan la visa K1, el prometido podrá viajar a los Estados Unidos y casarse en un plazo de 90 días.

Solamente cumpliendo con estos requisitos, el ciudadano estadounidense y su nuevo cónyuge podrán después iniciar una petición para la residencia permanente del cónyuge extranjero.

Cabe destacar que el ajuste del estatus del aplicante está sujeto a pruebas de legitimidad del matrimonio.

Le recomendamos leer:

Hable hoy con un abogado calificado en Inmigración

Este artículo pretende ser útil e informativo, pero los asuntos legales pueden llegar a ser complicados y estresantes. Un abogado calificado en inmigración puede atender a sus necesidades legales particulares, explicar la ley y representarlo en la corte. Dé el primer paso ahora y póngase en contacto con un abogado calificado en inmigración cerca suyo para hablar sobre su situación jurídica particular.

Su Próximo Paso:

Ingrese su lugar para conectarse con un abogado de Inmigración calificado hoy.

Recursos Adicionales de Inmigración

Búsqueda de Recursos de Inmigración en Abogado.com

Cómo reunirse con su abogado de immigración

Videos de Inmigración