Causas de divorcio más comunes en EE. UU.

Por Gricel Bermudez | Revisado por Camila Laval, JD | Última actualización 9 de noviembre de 2021

Primero, tenga presente que para divorciarse en los Estados Unidos no es estrictamente necesario demostrar ciertas razones o motivos. Estos divorcios son llamados comúnmente “sin culpa”.

Si usted solicita un divorcio sin culpa, entonces puede obtener la disolución del matrimonio por cualquier razón, o por ninguna, si así lo desea.

En otras palabras, no tiene que probar nada ante el tribunal para divorciarse, y, típicamente, su cónyuge no puede impedir que usted obtenga el divorcio si eso es lo que quiere.

La mayoría de los estados en los EE. UU. permiten el divorcio sin culpa. Las leyes estatales con frecuencia utilizan el término “diferencias irreconciliables” o “rompimiento irreparable del matrimonio” para establecer que usted y su cónyuge no pueden continuar casados, y que nada puede rectificar esa situación.

A continuación, se explican las causales de divorcio más comunes.

Divorcio por diferencias irreconciliables

Sin duda un divorcio se resolverá más rápido y en paz si los miembros de la pareja están de acuerdo con la separación y tienen además un acuerdo de divorcio. En estos casos se puede incluir en la petición de divorcio que la principal causa del divorcio es: diferencias irreconciliables.

Esta definición solo indica que usted y su cónyuge tienen discrepancias con su matrimonio y no las pueden resolver. Por lo tanto, el divorcio es la salida más sana. Estas diferencias pueden ser:

  • Problemas económicos
  • Complicaciones con las relaciones sexuales
  • Resentimientos
  • Salud mental
  • Diferencias con la crianza de los hijos
  • Mala comunicación
  • Falta de compromiso
  • Imposibilidad para tener hijos

Pero tampoco es necesario explicarle a un juez con detalles cuáles son esas diferencias irreconciliables.

Usted puede alegar diferencias irreparables tanto en un estado que admite el divorcio con culpa o sin culpa.

Una de las ventajas (o desventajas, según cómo se mire) en un sistema de divorcio sin culpa es que la mala conducta de su cónyuge no influye en la división de bienes. Es decir, usted no logrará una tajada más grande de la propiedad de su cónyuge solamente porque ella tuvo una relación amorosa con otra persona durante el matrimonio.

Adicionalmente, algunos estados pueden requerir que usted y su cónyuge estén separados o vivan aparte durante cierto tiempo antes de calificar para un divorcio sin culpa. El tiempo que se exige depende de cada estado.

Divorcio por infidelidad

Un motivo común para la ruptura matrimonial es la infidelidad. En algunos estados, si usted puede probar que su cónyuge ha sido infiel, podrá obtener el divorcio debido a esta razón, pero los términos del proceso de separación van a variar según sus circunstancias.

Por ejemplo, en los siguientes estados se permite la solicitud del divorcio con culpa: Alabama, Alaska, Arizona, Arkansas, Connecticut, Delaware, Georgia, Maryland, New Jersey, New York, North Carolina, South Carolina, Vermont, Virginia y el Distrito de Columbia.

Para el cónyuge que no ha cometido una falta, existen ventajas relacionadas con la obtención de un divorcio por culpa.

Es decir, en los estados donde se permite el divorcio con culpa, si usted alega la infidelidad de su cónyuge como causa del divorcio, quizá no tenga que esperar tanto tiempo para obtener el divorcio. Pero debe probar la falta de su cónyuge.

Por ejemplo, si usted presenta una solicitud de divorcio porque su cónyuge lo engañó, y si este puede probar al tribunal que no lo hizo, entonces no podrá obtener el divorcio con base en el adulterio.

Pero, si demuestra que su cónyuge ha hecho algo malo, usted podría obtener una tajada más grande en la repartición de la propiedad en el divorcio.

Divorcio por crueldad mental o violencia doméstica

Otra causa de divorcio típica es la violencia, tanto psicológica como física, bien sea hacia el cónyuge o los hijos de la pareja.

En estos casos la asesoría de un abogado con experiencia en derecho de familia y que haya trabajado casos de divorcio es crucial, porque puede haber otros delitos involucrados. Además, un caso de divorcio donde exista violencia doméstica puede afectar el resultado de la custodia de los hijos considerablemente.

Sin embargo, el solicitante del divorcio por esta razón tiene que probar al tribunal que su cónyuge le ha causado daño emocional o físico de alguna manera.

La mayor desventaja de un divorcio por culpa es que su cónyuge puede impedir que usted se divorcie por ese motivo, si puede probar que no cometió la falta de la que se le acusa. Pero, aun así, es posible encausar la estrategia y lograr el divorcio

Divorcio por abandono o encarcelamiento del cónyuge

En los EE. UU. también es muy común iniciar una demanda de divorcio por abandono del cónyuge, bien sea de forma voluntaria o porque este ha sido sentenciado a pasar tiempo en prisión.

Por ejemplo, si su cónyuge sencillamente lo deja, y se marcha sin explicación usted puede solicitar el divorcio. Incluso es posible obtener la separación legal si no sabe cómo localizar a su excónyuge.

De igual modo, algunas personas inician un divorcio cuando sus cónyuges han cometido un delito, y consideran que esto es una ruptura del matrimonio o temen por su vida y reputación

Establecer las causas del divorcio para diseñar su estrategia de separación más adecuada depende de las circunstancias y de los hechos particulares de su matrimonio.

Si bien es cierto que usted puede solicitar el divorcio por su propia cuenta, un abogado puede explicarle cuál tipo de divorcio es mejor para usted.

Recuerde que una sentencia de divorcio va a cambiar su vida y la de sus hijos menores de edad. Modificar un decreto de divorcio después, requiere de procesos adicionales, que implican tiempo, dinero y más angustia emocional.

Le recomendamos leer:

Hable hoy con un abogado calificado en Divorcio

Este artículo pretende ser útil e informativo, pero los asuntos legales pueden llegar a ser complicados y estresantes. Un abogado calificado en divorcio puede atender a sus necesidades legales particulares, explicar la ley y representarlo en la corte. Dé el primer paso ahora y póngase en contacto con un abogado calificado en divorcio cerca suyo para hablar sobre su situación jurídica particular.