Defensas para la conducción en estado de ebriedad

Driving Under the Influence (DUI por sus siglas en inglés) o Driving While Intoxicated (DWI por sus siglas en inglés) es cuando una persona es atrapada por conducir bajo la influencia de sustancias o por tener un alto contenido de alcohol en la sangre (manejar borracho) en los Estados Unidos.

Si usted es atrapado por la policía cometiendo esta infracción, existen algunos tipos de defensas positivas en algunas circunstancias, incluso cuando las pruebas respaldan el cargo.

Sin embargo, es más común defenderse de un cargo de conducción en estado de ebriedad atacando las observaciones del oficial de lo que sucedió antes del arresto o cuestionar la integridad de la prueba, como la precisión del examen del alcoholímetro.

Las leyes de DUI difieren entre un estado y otro, y cada caso tiene distintos hechos, de modo que lo mejor es consultar con un abogado de DUI.

Defensas positivas para cargos por DUI

  1. Necesidad: Cuando una persona debe conducir para evitar un mal mayor. El conductor debe demostrar que no tenía otra opción y que el “mal mayor” que deseaba evitar era más grave que el posible daño que podría provocar un DUI.
  2. Coerción: Cuando el acusado conduce con un nivel de alcohol alto en la sangre para evitar una lesión grave o muerte. Por ejemplo, alguien obliga a una persona intoxicada a conducir bajo amenaza de la fuerza.
  3. Trampa: Cuando un oficial solicita a una persona que conduzca en estado de ebriedad. El acusado también debe poder demostrar que no habría estado predispuesto a conducir en ese estado de no ser por la supuesta trampa.
  4. Error de hecho: Cuando una persona cree de buena fe que no está bajo la influencia del alcohol o medicina. Por ejemplo, tener razones válidas para creer que el efecto tóxico de su medicamento recetado ha desaparecido.
  5. Intoxicación involuntaria: Cuando una persona ha ingerido alcohol sin su conocimiento. Por ejemplo, si se introdujo una cantidad irreconocible de alcohol al tazón de ponche en una fiesta y por ende terminó intoxicado.

Defensas comunes para casos de conducción en estado de ebriedad

  1. Detención indebida: Es uno de los argumentos más comúnmente utilizados por abogados defensores en casos de DUI e implica la alegación de que el oficial no tenía causa probable para detener el vehículo.
  2. Administración o precisión del examen de sobriedad: Se puede tener un arresto indebido en caso de realizarse un examen de sobriedad indebidamente administrado o con resultados erróneos. Por ejemplo, el examen de nistagmo horizontal, que detecta los movimientos oculares a menudo asociados con una intoxicación, suele cuestionarse.
  3. Administración o precisión del examen del alcoholímetro portátil: El abogado puede cuestionar la administración del examen del alcoholímetro realizada en la escena de la infracción (por ejemplo ¿estaba el oficial debidamente capacitado?) o si hubo factores influyentes, tales como vómitos o indigestión. Además, la defensa puede cuestionar si el dispositivo con que se realizó la prueba estaba correctamente calibrado y mantenido.
  4. Administración o precisión del examen del alcoholímetro estándar: Es similar a la defensa anterior, pero se refiere a los exámenes con alcoholímetros más precisos que se utilizan en la comisaría después de realizar un arresto.
  5. Administración o cadena de custodia del análisis de sangre: Esta defensa cuestiona la administración del análisis de sangre o si fue alterado o manipulado de manera incorrecta en la cadena de custodia.
  6. Elevación de la concentración de alcohol en sangre: La defensa alega que la concentración de alcohol en la sangre estaba por debajo del límite legal cuando el acusado conducía, pero que aumentó entre el momento en que se detuvo el vehículo y se administró el examen del alcoholímetro. Esto es posible cuando el sistema no ha absorbido por completo el alcohol consumido recientemente hasta el momento del examen del alcoholímetro.

Defensas menos comunes

  1. El acusado no era el conductor: Se puede cuestionar si la persona con el cargo por DUI estaba, en realidad, conduciendo en ese momento. Tal vez el pasajero, creyendo que estaba sobrio, cambió de lugar con el conductor pero falló en el examen de sobriedad o del alcoholímetro.
  2. Acciones inadecuadas de la policía: Esta defensa puede incluir pruebas o testimonios de que el oficial violó los derechos civiles del acusado, falsificó un informe de DUI o tuvo un comportamiento inadecuado.

Un abogado que se especialice en defender cargos por DUI evaluará todas las evidencias, incluyendo el procedimiento y los resultados de las pruebas de sobriedad y pruebas químicas, para garantizar que se protejan sus derechos. Además, es importante hablar con un abogado especializado con las leyes de su jurisdicción, ya que esto le garantizará una mejor defensa y muy probablemente una disminución de multas o el archivar completamente su caso. 

Hable hoy con un abogado calificado en Defensa por conducir ebrio

Este artículo pretende ser útil e informativo, pero los asuntos legales pueden llegar a ser complicados y estresantes. Un abogado calificado en defensa por conducir ebrio puede atender a sus necesidades legales particulares, explicar la ley y representarlo en la corte. Dé el primer paso ahora y póngase en contacto con un abogado calificado en defensa por conducir ebrio cerca suyo para hablar sobre su situación jurídica particular.

Su Próximo Paso:

Ingrese su lugar para conectarse con un abogado de Defensa por conducir ebrio calificado hoy.

Recursos Adicionales de Defensa por conducir ebrio

Búsqueda de Recursos de Defensa por conducir ebrio en Abogado.com

Más artículos relacionados a Defensa por conducir ebrio