¿Cuántas veces puedo declararme en bancarrota en Estados Unidos?

Por Lilian Soto-Wiechert | Revisado por Camila Laval, JD | Última actualización 18 de junio de 2024

Le puede pasar a cualquiera, sufrir dificultades financieras suele tener efectos nocivos y permanentes en la vida del deudor. Dependiendo de la magnitud y tipos de deudas, la mejor opción es tratar de obtener el alivio de la deuda a través del amparo del sistema judicial.

En los EE. UU., una solicitud de bancarrota puede facilitar la búsqueda de soluciones para el pago de deudas de tarjetas de crédito con altas tasas de interés, préstamos estudiantiles, o evitar una ejecución hipotecaria.

Para muchos, atravesar el proceso de bancarrota una sola vez es suficiente para recuperarse financieramente y dar marcha a un nuevo comienzo. Sin embargo, pueden darse casos en los que los deudores no aprendieron la lección durante su primer caso de bancarrota o experimentan nuevas adversidades que les obligan una vez más a solicitar una petición de bancarrota. Por ejemplo, el deudor debe pagar la pensión alimenticia de los hijos luego de un divorcio, o los acreedores intentan embargar los ingresos de su cuenta bancaria o de su salario para cubrir deudas pendientes.

Es buena idea contratar los servicios legales de un abogado de bancarrota. Un abogado puede ayudar a determinar cuánto tiempo tendrá que esperar el deudor para poder presentar otra solicitud de quiebra.

¿Cuántas veces puedo solicitar la bancarrota personal en Estados Unidos?

Si bien no existe un límite con respecto a la cantidad de veces que una persona puede solicitar la declaración de bancarrota, con cada petición aumenta la cantidad de activos que no podrán recibir protección. Por ejemplo, durante la primera solicitud, es posible que ciertos bienes del deudor reciban la protección y amparo bajo las leyes de bancarrota. Sin embargo, durante la segunda solicitud, el tribunal puede decidir que sólo ciertos bienes reciban protección y el resto será vendido para pagarle a los acreedores. De esta manera, se previene el abuso de las protecciones que ofrece una declaración de quiebra.

La solicitud de bancarrota debe considerarse como el último recurso para hacerle frente a los problemas financieros. Aunque la mayoría de deudores que solicitan el amparo de la ley de bancarrotas lo hace porque no pueden pagarle a sus acreedores después de perder su trabajo, otros solicitan la quiebra para deshacerse de las deudas que no desean pagar.

La bancarrota bajo el Capítulo 7 se puede solicitar una vez cada ocho años.

Si el deudor inicia un plan de pagos conforme al Capítulo 13 y no cumple con las obligaciones correspondientes, o solicita la cancelación del plan, deberá esperar seis años para poder solicitar la bancarrota en virtud del Capítulo 13.

El período de espera comienza a partir de la presentación inicial, no al momento de la abolición de las deudas. Por este motivo, la persona que completó un plan de pagos según el Capítulo 13, podrá realizar casi de inmediato una nueva solicitud de bancarrota bajo el Capítulo 7 o el Capítulo 13.

Si una persona solicita la bancarrota bajo el Capítulo 13, pero su situación financiera se modifica de forma tal que los pagos programados resultan demasiado elevados o decide obtener la exoneración de sus deudas, el proceso cambiará de una bancarrota según el Capítulo 13 a una solicitud de bancarrota conforme al Capítulo 7.

Cuando esto ocurre, el plan de pagos se detiene y se procederá a la liquidación de los activos del declarante para saldar sus deudas con los acreedores. Este tipo de presentación no requiere un período de espera, a menos que se otorgue la bancarrota bajo el Capítulo 7. En este caso, el declarante deberá esperar ocho años para iniciar otra bancarrota según el Capítulo 7, o seis años si decide solicitar la bancarrota bajo el Capítulo 13.

Si la solicitud de bancarrota es rechazada, el período de espera para volver a realizar una petición será de 60 a 180 días, de conformidad con los requisitos y lineamientos de la ley de bancarrota.

Proceso de bancarrota bajo el Capítulo 7

Antes de iniciar el proceso de bancarrota del Capítulo 7, el solicitante debe cumplir ciertos requisitos de elegibilidad. Si su petición es aprobada por el tribunal de bancarrotas, se designará a un fideicomisario o síndico para que lleve a cabo la venta de sus bienes o activos y distribuir las ganancias entre los acreedores de conformidad con los lineamientos de la ley de bancarrota.

Proceso de bancarrota bajo el Capítulo 13

La bancarrota del Capítulo 13 consiste en una reestructuración de las deudas personales donde el solicitante acepta crear un plan de pagos para cubrir el saldo de sus deudas. El plan de pago cubre un período de tiempo de tres a cinco años durante el cual el tribunal eximirá al deudor de cualquier otra deuda que tenga pendiente.

Le recomendamos leer:

Hable hoy con un abogado calificado en Bancarrota

Este artículo pretende ser útil e informativo, pero los asuntos legales pueden llegar a ser complicados y estresantes. Un abogado calificado en bancarrota puede atender a sus necesidades legales particulares, explicar la ley y representarlo en la corte. Dé el primer paso ahora y póngase en contacto con un abogado calificado en bancarrota cerca suyo para hablar sobre su situación jurídica particular.

Videos de bancarrota

Nuestros expertos legales

Camila Laval, JD Editora senior
Mariana Petersen, LLB Escritora legal
Jonathan Calvopina, MBA Escritor legal