Ley de Bancarrota: conceptos básicos

Por Mairim Gomez | Revisado por Camila Laval, JD | Última actualización 29 de noviembre de 2023

La quiebra o bancarrota está regida por un código a nivel federal. Su principal objetivo es brindar, a través de un proceso legal, un alivio financiero a los deudores que no pueden cumplir con sus obligaciones financieras. Se trata de darles la oportunidad de un “nuevo comienzo”, llamado comúnmente en inglés “fresh start”.

Pero como en todo proceso legal, es primordial conocer ciertos aspectos básicos para entender sus alcances y consecuencias. Se lo resumimos a continuación.

¿Qué es un plan de reorganización por bancarrota?

El plan de reorganización es un documento que establece cómo un deudor en posesión pagará a los acreedores. Este plan:

  • divide a los acreedores según su tipo;
  • especifica el tratamiento de las demandas de cada clase de acreedor;
  • proporciona los medios para la implementación del plan.

El deudor en posesión tiene el derecho exclusivo de presentar un plan hasta 120 días después de la presentación de la demanda. Pasado este período de exclusividad, los acreedores podrán presentar su plan.

Luego de declarar la bancarrota, ¿me podrán seguir llamando mis acreedores?

Cuando se declara la bancarrota, la “detención automática” (automatic stay, en inglés) les prohíbe a los acreedores tratar de cobrar las deudas. Esto incluye la prohibición de contactarle para tal fin. Cuando usted contrata un abogado, por lo general se exige que toda comunicación con un acreedor sea por medio de su representante legal. Si ha declarado la bancarrota, es importante que informe a sus acreedores para evitar las llamadas.

¿Puedo ser discriminado por un empleador por declarar la bancarrota?

En general, el gobierno y los empleadores del sector privado no le discriminarán por declarar la bancarrota. Las leyes federales prohíben a los empleadores del sector privado discriminar en relación con el empleo si están solamente basados en la declaración de la bancarrota.

¿Qué son las exenciones por bancarrota?

Ciertos tipos de propiedades están protegidos o exentos de los procedimientos de bancarrota. Es sumamente importante que conozca qué será liquidado y qué propiedad está protegida o exenta.

El Título 11, Artículo 522(b), del Código de Bancarrota de los Estados Unidos le permite a un deudor individual, dependiendo del caso particular, eximir bienes inmuebles (por ejemplo, su residencia), bienes personales o bienes inmateriales de las propiedades del estado. La ley estatal protege a los bienes exentos de ser distribuidos entre sus acreedores.

Generalmente, los bienes exentos también incluyen vehículos hasta un cierto valor en dólares, el capital de su hogar hasta un determinado monto y las herramientas básicas de su oficio. Las exenciones se solicitan por medio del anexo C.

Como todos los anexos, es importante completar y proporcionar toda la información solicitada. Si nadie se opone a las exenciones que usted ha mencionado dentro del lapso especificado por el tribunal de bancarrota, estos bienes no formarán parte de su estado de bancarrota y no serán utilizados para pagar a los acreedores.

Determinar qué bienes pueden ser eximidos y cómo protegerlos de sus acreedores es uno de los aspectos más importantes y complicados de los casos de bancarrota. Contar con la asesoría de un abogado puede resultar de gran ayuda, sobre todo si tiene dudas en relación con el tema de bienes exentos.

¿Debo informarle a mi arrendador que he declarado la bancarrota?

No. Usted no está obligado a decirle a su arrendador que ha declarado la bancarrota. Sin embargo, revise su contrato de arrendamiento para ver si tiene alguna disposición que establezca como causa para rescindir el alquiler que el arrendatario se declare en quiebra.

Su arrendador puede convertirse en acreedor en el procedimiento de bancarrota, así que recibirá una notificación de la bancarrota directamente del tribunal.

¿Puedo detener un proceso de desalojo al declarar la bancarrota?

Puede ser. Todo depende de la etapa en que se encuentre el proceso de desalojo. Si su arrendador ya ha completado el procedimiento de desalojo y ganó un juicio de posesión, declarar la bancarrota a último momento no evitará su desalojo. Por otra parte, si el desalojo no se ha completado, declarar la bancarrota podría demorar provisoriamente el procedimiento, pero con muy pocas posibilidades de detenerlo por completo.

¿Puedo ser desalojado si he declarado la bancarrota?

Sí, en algunas circunstancias. Si bien la declaración de la bancarrota activa la detención automática, esto no impide a su arrendador rescindir su arrendamiento o presentar una demanda de desalojo en su contra por violación del contrato de arrendamiento o por falta de pago de alquiler si no forma parte de un plan de pagos de la bancarrota.

El arrendador puede obtener un permiso del tribunal de bancarrota para revocar su arrendamiento y desalojarlo en un período relativamente corto. Tenga en cuenta que una vez completado el caso de bancarrota, la detención automática se elimina y si no ha llegado a un acuerdo sobre el alquiler durante el proceso de bancarrota, su arrendador podría intentar nuevamente el desalojo.

¿Qué es la ley BAPCPA del año 2005?

La ley BAPCPA (Ley de Prevención del Abuso de Bancarrotas y Protección al Consumidor) revisó el Código de Bancarrotas para declaraciones posteriores al 17 de octubre del año 2005. La finalidad de esta revisión es evitar declaraciones indebidas en virtud del Capítulo 7 y que individuos obtuvieran la exención de las deudas en lugar de apegarse a la bancarrota del Capítulo 13 que les obliga a pagar y realizar un plan de pago.

La ley BAPCPA tiene requisitos más estrictos para ser elegible para la bancarrota en virtud del Capítulo 7. Evalúa primero la capacidad de los individuos para saldar sus deudas. Para ello, se creó una “comprobación de recursos” para determinar si el deudor que declara la bancarrota puede presentarse para el Capítulo 7 u optar por el Capítulo 13.

La comprobación de recursos básicamente compara los ingresos mensuales del deudor con los ingresos medios del estado y evalúa los ingresos disponibles del deudor luego de la asignación para los gastos mensuales asumidos y la deuda garantizada.

Si su ingreso mensual actual es mayor que el ingreso medio en su estado, no podrá declararse en quiebra bajo el Capítulo 7 y tendrá que hacerlo según lo establecido en el Capítulo 13. Pero si su ingreso mensual actual está por debajo sí podrá aplicar el Capítulo 7.

Quienes deseen declararse en quiebra según el Capítulo 7 o el Capítulo 13 deben mostrar prueba de sus ingresos disponibles a través de su declaración de impuestos federales del último año. Si no ha pagado los impuestos, tendrá que hacerlo antes de que pueda continuar con la bancarrota.

Además de lo mencionado anteriormente, también se incluyen aspectos sobre educación. Previo a la quiebra, se debe tomar un curso de asesoramiento crediticio aprobado por el gobierno. Después de la conclusión del proceso, deberá participar en un programa de educación en gestión financiera para que el tribunal le conceda la liberación de la bancarrota.

¿Estoy protegido por mi sentencia de divorcio si mi excónyuge ha declarado la bancarrota?

Si se encuentra unido contractualmente con su excónyuge sobre una deuda, el acreedor puede exigir el pago completo de la deuda, aun cuando la sentencia de divorcio le asigne la deuda a su excónyuge.

Según los términos de su sentencia de divorcio, algunas obligaciones como la pensión alimentaria (child support, en inglés) no podrán ser eximidas por el tribunal de bancarrota o el tribunal estatal. Si su excónyuge ha declarado la bancarrota, es recomendable buscar asesoramiento legal para conocer sus posibles implicaciones.

¿Qué es la declaración de divulgación de bancarrota?

La declaración de divulgación es un documento que proporciona un perfil de la corporación, información financiera y una descripción general del plan de reorganización propuesto. Esta información es de utilidad para los acreedores, ya que los ayuda a decidir si aceptan o rechazan el plan de reorganización propuesto.

¿Se puede evitar el gravamen de la asociación de propietarios en la bancarrota?

A los efectos de la bancarrota en virtud del Capítulo 7, el gravamen de una asociación de propietarios se considera deuda garantizada, lo cual significa que no será suprimido, a diferencia de otras deudas no garantizadas. Por lo tanto, no le será posible conservar su casa y el gravamen será sujeto a ejecución. Sin embargo, bajo la bancarrota del Capítulo 13, usted podrá incluir el gravamen en su plan de pago, lo que le permitirá cancelar la deuda garantizada con el gravamen y conservar los bienes inmuebles subyacentes.

Le recomendamos leer:

Hable hoy con un abogado calificado en Bancarrota

Este artículo pretende ser útil e informativo, pero los asuntos legales pueden llegar a ser complicados y estresantes. Un abogado calificado en bancarrota puede atender a sus necesidades legales particulares, explicar la ley y representarlo en la corte. Dé el primer paso ahora y póngase en contacto con un abogado calificado en bancarrota cerca suyo para hablar sobre su situación jurídica particular.

Videos de bancarrota

Nuestros expertos legales

Camila Laval, JD Editora senior
Mariana Petersen, LLB Escritora legal
Jonathan Calvopina, MBA Escritor legal