Bancarrota del capítulo 13 en Estados Unidos

Por Camila Laval, JD | Revisado por Gricel Bermudez | Última actualización 22 de noviembre de 2023

La bancarrota del capítulo 13, también conocida como bancarrota de reorganización, le permite al deudor hacer un plan de pago con sus acreedores para saldar sus deudas.

Este tipo de quiebra se encuentra disponible sólo para personas naturales y está regulada por el Código de Bancarrota de los Estados Unidos. Si usted tiene deudas significativas, la bancarrota del capítulo 13 puede ser su mejor opción para reorganizar su deuda de modo que sea más fácil de manejar.

El plan de pago bajo el Capítulo 13 utiliza el ingreso disponible del solicitante para eliminar sus deudas dentro de un periodo de tres a cinco años. El deudor deberá hacer pagos mensuales durante este plazo y el saldo restante será perdonado al final del periodo.

¿Quiénes califican para la quiebra del capítulo 13?

La quiebra del capítulo 13 se usa generalmente para individuos que:

  • Tienen ingresos superiores a los permitidos por la quiebra del Capítulo 7.
  • Poseen deudas garantizadas por un bien o activo.
  • No presentaron una solicitud de bancarrota dentro de los 180 días anteriores.
  • Cuentan con una asesoría de crédito.
  • Presentaron declaraciones de impuestos durante cuatro años consecutivos.
  • Tienen un límite de deuda no garantizada de $ 465 275 (año 2022).
  • Poseen un límite de deuda garantizada de $ 1 395 875 (año 2022).

Proceso y solicitud de quiebra bajo el Capítulo 13

Para la presentación de la solicitud de quiebra en virtud del Capítulo 13 ante el tribunal de bancarrota en su área, el deudor debe seguir los pasos siguientes:

  • Crear un plan de pago mensual de acuerdo con su situación económica que cubra un periodo de tres a cinco años.
  • Enviar una petición a la corte de bancarrota de su área. Las personas casadas pueden enviar una solicitud conjunta, o dos por separado.
  • Presentar los formularios y documentos necesarios.
  • Pagar la tarifa de presentación de $313 (se puede pagar en cuotas).
  • Participar en un programa para el manejo de las finanzas personales.

Una vez que el tribunal de bancarrotas aprueba la petición, se asigna un síndico para la administración del caso de comienzo a fin.

Solicitar la quiebra bajo el Capítulo 13 inicia una suspensión automática del cobro de sus deudas, por lo que los acreedores no podrán exigir pagos o acosarlo con llamadas telefónicas o amenazas.

Luego de la asignación del síndico, se convoca una reunión de acreedores. El deudor deberá responder bajo juramento a las preguntas de los cobradores y se llevará a cabo una revisión de su plan de pago.

Finalmente, el plan de pago va al juez para su aprobación o rechazo. Si se aprueba y el declarante paga sus deudas de acuerdo con el plan, el caso de bancarrota concluye y el declarante quedará libre de deudas.

¿Qué deudas no se perdonan bajo el Capítulo 13?

Solicitar la bancarrota y cumplir con el plan de pago eliminará muchas deudas. Sin embargo, hay ciertas deudas que no se perdonan con el procedimiento de bancarrota. Estas deudas pueden incluir:

  • Pago de la pensión alimenticia o conyugal
  • Préstamos estudiantiles
  • Multas por delitos criminales

¿Qué pasa con la deuda hipotecaria?

Bajo el Capítulo 13, la suspensión automática de los pagos pone un paro al cobro de la deuda hipotecaria durante el caso de bancarrota. Sin embargo, la deuda permanece y el declarante deberá ponerse al día con los pagos atrasados una vez que su caso termine.

Es importante solicitar la bancarrota antes de que su prestamista o entidad financiera proceda con una ejecución hipotecaria de su vivienda. De esta manera, su deuda hipotecaria quedará protegida durante el cese automático de pagos.

¿Cómo me puede ayudar un abogado de bancarrota?

Al solicitar la quiebra, el tribunal asigna al síndico o fideicomisario que lo ayudará durante el proceso. Sin embargo, el síndico es un funcionario judicial y no trabaja para usted. El único profesional que verdaderamente protegerá sus intereses es un abogado con experiencia en el proceso de bancarrota.

Los abogados de bancarrota tienen el conocimiento y recursos que se requieren en esta compleja área de la ley federal y se asegurarán de que el plan de pago con sus acreedores sea realista y proteja sus intereses y finanzas. Muchos abogados ofrecen la primera consulta gratuita, por lo que vale la pena programar una reunión informativa.

Le recomendamos leer:

Hable hoy con un abogado calificado en Bancarrota capítulo 13

Este artículo pretende ser útil e informativo, pero los asuntos legales pueden llegar a ser complicados y estresantes. Un abogado calificado en bancarrota capítulo 13 puede atender a sus necesidades legales particulares, explicar la ley y representarlo en la corte. Dé el primer paso ahora y póngase en contacto con un abogado calificado en bancarrota capítulo 13 cerca suyo para hablar sobre su situación jurídica particular.