Saltar al contenido principal

Bienes Raíces: La Ley

Ya sea su vivienda, un espacio de trabajo, o una inversión inmobiliaria en el mercado estadounidense, ser propietario de bienes raíces es algo importante. Quienes participan en el mercado de bienes raíces deben seguir una serie de complejas regulaciones establecidas por las leyes estatales y federales.

Leyes federales sobre bienes raíces más importantes

En los Estados Unidos, existen cuatro leyes importantes de gran impacto en las transacciones relacionadas con bienes raíces. Dos de ellas, la Ley de Veracidad del Préstamo y la Ley de Procedimientos de Liquidación de Bienes Raíces, se promulgaron en 1974 y 2011, respectivamente, en un esfuerzo por proteger los derechos del consumidor en transacciones inmobiliarias. Estas leyes exigen que quienes otorguen préstamos hipotecarios revelen las tasas de interés, el derecho del comprador a cancelar los préstamos y cómo resolver las disputas que puedan afectar las tasas de hipoteca.

La Ley Dodd-Frank de Reforma de Wall Street y Protección al Consumidor permite a los prestatarios iniciar una demanda civil cuando los prestamistas actúan injustamente y si los actos ocasionaron pérdidas económicas. Esta ley protege a los consumidores de los cargos ocultos y los términos de letra chica que los prestamistas incluyen en los documentos de préstamo.

La Ley de Vivienda Justa prohíbe la discriminación en el proceso de compra, venta o el arrendamiento de bienes inmuebles. Esta ley cubre la discriminación basada en la raza, el género, la nacionalidad, la religión, el sexo, el estado civil y la discapacidad del consumidor. 

Leyes sobre arrendadores y arrendatarios

Las leyes sobre el arrendamiento varían en cada estado de los EE.UU., pero hay algunos principios que aplican en todo el país.

La garantía tácita de goce pacífico, relevante en los 50 estados, otorga a los arrendatarios el derecho de disfrutar la propiedad arrendada, libre de interferencias por parte de sus arrendadores.

La garantía de habitabilidad exige que las propiedades de alquiler sean habitables, lo cual en general significa que deben tener agua y calefacción, estar libres de pestes y no tener cables a la vista. Si el arrendador no logra mantener la propiedad en condiciones habitables, puede entrar en juego un desalojo forzado. Si se aplica el desalojo forzado, el arrendatario tiene derecho a rehusarse a pagar el alquiler hasta que finalicen las reparaciones.

Ejecución hipotecaria

Otra área importante de las leyes sobre bienes raíces son las ejecuciones hipotecarias. El proceso de ejecución hipotecaria puede iniciarlo el prestamista contra una propiedad si el prestatario no cumple con los pagos de la hipoteca o no realiza los pagos mensuales de la hipoteca durante un determinado período de tiempo. Las acciones de ejecución hipotecaria deben seguir procedimientos legales específicos, comenzando con el prestamista, que debe emitirle una notificación escrita al consumidor. Estas leyes también dan la oportunidad de saldar montos vencidos, recargos por mora y otras multas.

Otras acciones para detener un proceso de ejecución hipotecaria puede ser la bancarrota, negociar con el prestamista, las ventas cortas y modificación de los préstamos. De hecho, algunos abogados concentran toda o gran parte de su práctica en litigios de ejecución hipotecaria.

Cómo puede ayudar un abogado especializado en bienes raíces

En la mayoría de las transacciones, un agente de bienes raíces (realtors en inglés) puede ser de gran ayuda. La National Association of Realtors regula a los agentes inmobiliarios y los somete a ciertas normas de ética. Sin embargo, en casos más complejos será ventajoso tener un abogado a su lado. Si bien un abogado cuesta dinero, las consecuencias de una mala decisión sobre bienes raíces pueden ser de largo plazo.

Comprar una propiedad puede ser un proceso complejo y comprometido. Un abogado especializado en bienes raíces revisará los documentos de la compra, los acuerdos de hipoteca y los términos del contrato, se los explicará y se asegurará de que todo sea en su beneficio. Si es víctima de un fraude u otra persona reclama como propia la propiedad que acaba de vender o comprar, un abogado puede ofrecerle asesoramiento legal.

Si se encuentra involucrado en un descuerdo entre el arrendador y el arrendatario, un abogado podrá asistirlo con la resolución de la disputa. Es también trabajo del abogado especializado en bienes raíces asesorarlo cuando surgen cuestiones vinculadas con subarrendamientos, planificación urbana y discrepancias de título.

Le recomendamos leer:

Hable hoy con un abogado calificado en Derecho inmobiliario

Este artículo pretende ser útil e informativo, pero los asuntos legales pueden llegar a ser complicados y estresantes. Un abogado calificado en derecho inmobiliario puede atender a sus necesidades legales particulares, explicar la ley y representarlo en la corte. Dé el primer paso ahora y póngase en contacto con un abogado calificado en derecho inmobiliario cerca suyo para hablar sobre su situación jurídica particular.

Su Próximo Paso:

Ingrese su lugar para conectarse con un abogado de Derecho inmobiliario calificado hoy.

Recursos Adicionales de Derecho inmobiliario

Búsqueda de Recursos de Derecho inmobiliario en Abogado.com