Ley de lesiones personales en los Estados Unidos

La ley de lesiones personales es la vía legal para que una persona lesionada, en este caso el demandante, pueda presentar un reclamo contra el acusado o demandado. El fin es lograr que el responsable pague una compensación económica por los daños ocasionados.

Los casos de lesiones personales envuelven agravios. Estos son actos civiles ilícitos que producen una lesión o un daño personal.

Los agravios se clasifican en tres grupos:

  • Agravios por negligencia: Cuando alguien actúa con descuido. Por ejemplo, en la mayoría de los accidentes automovilísticos.
  • Agravios intencionales: Hechos a propósito, con intención de causar daño. Por ejemplo, un puñetazo en el rostro.
  • Agravios de responsabilidad objetiva: Imponen la responsabilidad sin tener en cuenta la culpa. Por ejemplo, actividades peligrosas.

El demandante en una acción civil debe probar con evidencias, que el acusado causó el daño o que es su culpa. Este paso es considerablemente más sencillo de comprobar que en un caso penal, porque en un caso civil la culpabilidad va más allá de toda duda razonable.

También es importante aclarar que cada estado de los Estados Unidos tiene sus reglas de procedimientos para presentar reclamos de lesiones personales, así como sus leyes de prescripción.

Agravios por negligencia: Causar daño por descuido

La frecuencia de las demandas por lesiones personales debido a negligencia es alta. En un caso típico de negligencia, el demandante debe probar lo siguiente:

  • El acusado tenía con el demandante un deber de cuidado para protegerlo de posibles lesiones.
  • El acusado no actuó razonablemente de acuerdo con una serie de circunstancias determinadas para conservar ese cuidado.
  • El descuido del acusado, específicamente, fue la causa de la lesión infringida al demandante.
  • La persona demandante sufrió un daño real debido al incumplimiento del deber de cuidado del acusado.

Para que exista negligencia no se requiere que el acusado haya tenido la intención de causar un daño, solo basta que no haya actuado con el cuidado de una persona razonable y prudente en las mismas circunstancias. De allí que, la estrategia de defensa habitual en un caso de negligencia es alegar que no existía un deber de cuidado razonable a favor del lesionado, o que hubo otro factor causante del daño personal.

Agravios intencionales: Causar daño a propósito

El demandante que alega un agravio con intención debe demostrar que el acusado quiso provocar la lesión. Una situación muy diferente a la de negligencia. Algunos ejemplos de agravios intencionales son la agresión, asalto, privación ilegal de la libertad y provocación intencional de sufrimiento emocional.

Sin embargo, los agravios cometidos con intención también pueden ser juzgados con las leyes penales. Pero, las leyes civiles permiten que una persona lesionada inicie acciones por la misma causa para que el demandante tenga acceso a una compensación de parte del responsable que causó el daño.

  • Ejemplo: El caso de O. J. Simpson. Aunque, Simpson fue absuelto del caso penal que tenía abierto, el cual tuvo mayor notoriedad en la prensa y generó más cometarios, solamente se le encontró responsable de los daños del caso civil.

Agravios de responsabilidad objetiva: Causar daño sin importar la intención o el descuido

La responsabilidad objetiva ocurre en los tipos de agravios donde el acusado es responsable de la lesión, aun cuando no haya actuado con negligencia ni intencionalmente.

Situaciones típicas que resultan en demandas por responsabilidad objetiva son aquellas relacionadas con productos o actividades de alta peligrosidad. Por ejemplo, el almacenamiento de sustancias peligrosas o la demolición de edificios. También es posible que algunos empleadores sean considerados responsables por las acciones negligentes o delictivas de sus trabajadores.

Incluso, en algunos estados, los propietarios de animales también pueden tener responsabilidad objetiva si sus mascotas hieren a otras personas.

¿Qué tipo de compensación se obtiene en una demanda por lesión personal?

Los abogados de lesiones personales le pueden ofrecer una idea amplia sobre este tema. Sin embargo, en la mayoría de los estados la ley de lesiones personales pretende que la persona afectada logre una indemnización económica, la cual permita cubrir pérdidas financieras, como gastos médicos, salarios perdidos, atención médica especializada, pago de servicios, entre otros.

También es común que algunas personas busquen una compensación por dolor y sufrimiento y la pérdida de un ser querido. Este resarcimiento permite que los familiares sobrevivientes puedan tener un sustento para continuar con su vida.

En algunas circunstancias excepcionales la ley puede permitir que se imponga un resarcimiento extra, que recibe el nombre de daños punitivos, con la intención de castigar a la parte responsable por su conducta inadecuada o dolosa. Esta compensación agregada tiene el propósito de mostrar un ejemplo a la sociedad, para evitar que otros hagan lo mismo y para desalentar al acusado de continuar con sus acciones.

Pero no todas las denuncias de lesiones personales van a juicio. Casi siempre los abogados logran una negociación con el demandante y el acusado. La mayoría de las personas prefieren esta acción que ir a tribunales.

Le recomendamos leer:

Hable hoy con un abogado calificado en Lesión Personal

Este artículo pretende ser útil e informativo, pero los asuntos legales pueden llegar a ser complicados y estresantes. Un abogado calificado en lesión personal puede atender a sus necesidades legales particulares, explicar la ley y representarlo en la corte. Dé el primer paso ahora y póngase en contacto con un abogado calificado en lesión personal cerca suyo para hablar sobre su situación jurídica particular.

Su Próximo Paso:

Ingrese su lugar para conectarse con un abogado de Lesión Personal calificado hoy.

Recursos Adicionales de Lesión Personal

Búsqueda de Recursos de Lesión Personal en Abogado.com

https://www.abogado.com/recursos/lesion-personal/lesiones-personales-leyes.html