Deportación

Cualquier persona que sea inmigrante en los Estados Unidos puede enfrentar una deportación a su país de origen en determinadas circunstancias.

Las leyes de inmigración de los EE. UU. especifica claramente cuáles son los fundamentos para la deportación de extranjeros y establece procedimientos de deportación.

El proceso de deportación

El proceso de deportación comienza cuando el inmigrante recibe una notificación de comparecencia del Servicio de Ciudadanía e Inmigración (USCIS, por su sigla en inglés). Esta notificación ordena al inmigrante a comparecer ante un juez de inmigración en un día y a una hora en particular e incluye información sobre lo siguiente:

  • El motivo por el cual se envía la notificación.
  • De qué manera la persona violó la ley migratoria.
  • El derecho de la persona a contratar a abogados de inmigración a costa suya.
  • Las consecuencias para la persona si no comparece como le han ordenado.

En la audiencia, el juez puede determinar que la orden de deportación es correcta y así proceder con el proceso de deportación, o bien el juez puede hallar que hay un motivo para considerar algún tipo de exoneración.

Fundamentos de la deportación

La ley de inmigración de los EE. UU. especifica las clases de personas que califican para una deportación según el Título 8 del Código de los Estados Unidos, artículo §1227. Dichas clases son las siguientes:

  • Extranjeros inadmisibles. Inadmisibilidad de personas al momento de ingresar al país o al momento de regular su estatus inmigratorio.
  • Extranjeros que violan la ley. Aquellos presentes en el país que violen la ley migratoria (indocumentados) o cuyo estatus migratorio ha sido revocado califican para una deportación.
  • Extranjeros que violan una condición de ingreso o el estatus no inmigratorio. Hace referencia a las personas que han sido admitidas como no inmigrantes que no mantienen su estatus legal de no inmigrantes así como a aquellos que no cumplieron con las condiciones impuestas para su inmigración por el Departamento de Seguridad Nacional (DHS, por su sigla en inglés).
  • Extranjeros con estado condicional terminado. Los extranjeros y residentes permanentes que son admitidos en el país en un estado condicional, como laboral o matrimonial, pueden ser deportados si se produce un cambio en esta condición.
  • Contrabandistas. Los contrabandistas o quienes asistan a otras personas de algún modo para ingresar al país ilegalmente pueden ser objeto de deportación. Hay algunas excepciones para quienes asisten a sus familiares para que inmigren o asisten a otras personas con fines humanitarios. Estas excepciones quedan a discreción del Departamento de Justicia de los Estados Unidos (DOJ, por su sigla en inglés).
  • Extranjeros que celebran un matrimonio fraudulento. las personas que celebran un matrimonio fraudulento o contraen matrimonio dos años antes o dos años después de su ingreso a los fines de permanecer en el país pueden ser deportados, a menos que prueben ante el fiscal general que el matrimonio no se celebró simplemente a los fines de evadir la ley inmigratoria.
  • Extranjeros condenados por un delito. Incluye delitos de bajeza moral cometidos dentro de los cinco años contados desde su ingreso, delitos agravados, huir de un punto de inspección inmigratorio, no estar registrado por cometer un delito sexual, violencia doméstica y abuso infantil, cargos por sustancias controladas, acoso, delitos con armas de fuego y tráfico de prostitutas o armas.
  • Extranjeros no registrados. La falsificación de documentos, no registrarse ante las autoridades migratorias y no denunciar un cambio de domicilio son fundamentos para una deportación, a menos que la persona pueda probar ante el Departamento de Justicia que el acto era razonablemente excusable y no fue intencional.
  • Extranjeros culpables de terrorismo. Actos de terrorismo, como formar parte de una organización terrorista, avalar actividades terroristas, secuestro, ataques, amenazas y otros actos son fundamentos para una deportación.

Exoneración de la deportación

El proceso de deportación tiene múltiples pasos y no se produce rápidamente en la mayoría de los casos. Después de la notificación de comparecencia inicial, pueden pasar varias semanas o meses antes de la audiencia.

En la audiencia, puede que se cite a otras personas a comparecer ante el juez antes de que este dicte sentencia. Una vez emitida una orden de repatriación, normalmente pasa un tiempo hasta que la persona es transportada fuera del país.

Exenciones a la deportación

  • Cancelación de la orden de repatriación por parte del juez de inmigración. Esto es posible si la persona vivió en los EE. UU. siete años consecutivos, fue residente permanente legal durante cinco años y nunca fue condenada por un delito grave, espionaje o actividad terrorista.
  • Cambio de estatus inmigratorio. Esto se da cuando las personas cambian al estatus de residentes permanentes legales. Por ejemplo, si la persona es elegible para una tarjeta verde por haber contraído matrimonio con un ciudadano estadounidense pero aún no la ha obtenido, el tribunal de inmigración puede otorgarle un cambio de estatus e impedir el proceso de deportación.
  • Exoneración a discreción del fiscal. Esto significa que el juez de inmigración ha otorgado una exención por motivos tales como violencia doméstica, acción diferida para los llegados en la infancia (DACA, por su sigla en inglés) o evidencia de que la presencia del inmigrante en los Estados Unidos no conlleva ningún riesgo para la seguridad nacional o la seguridad pública.
  • Asilo. Para obtener asilo, hay que demostrar que si la persona regresa a su país de origen puede sufrir torturas, discriminación u otro tipo de persecución.

También existen otros métodos de exoneración. Los abogados especializados en las leyes inmigratorias pueden proporcionarle información y comunicarle las opciones que tiene para apelar y ser exonerado de una deportación.

Hable hoy con un abogado calificado en Deportación

Este artículo pretende ser útil e informativo, pero los asuntos legales pueden llegar a ser complicados y estresantes. Un abogado calificado en deportación puede atender a sus necesidades legales particulares, explicar la ley y representarlo en la corte. Dé el primer paso ahora y póngase en contacto con un abogado calificado en deportación cerca suyo para hablar sobre su situación jurídica particular.

Su Próximo Paso:

Ingrese su lugar para conectarse con un abogado de Deportación calificado hoy.

Recursos Adicionales de Deportación

Búsqueda de Recursos de Deportación en Abogado.com

¿Enfrentando deportación?

Videos de Deportación

Más artículos relacionados a Deportación