Homicidio en segundo grado: penas y sentencias

Cuando de homicidios se trata, muchos de nosotros probablemente pensemos que un homicidio es simplemente un homicidio. Pero, en realidad, hay diferentes grados de homicidios según las circunstancias del delito y el estado mental del delincuente.

El homicidio en segundo grado normalmente se define como aquel que no es premeditado o que es causado por una conducta peligrosa y con falta de preocupacion por la vida humana. Los homicidios en segundo grado son distintos al homicidio voluntario, donde el homicidio se comete en un arranque de emocion. También difiere del homicidio en primer grado, que implica premeditación. Hay tres situaciones comunes que se consideran homicidio en segundo grado:

  • Homicidio cometido por impulso con premeditacion.
  • Homicidio como consecuencia de querer causar un daño grave.
  • Homicidio que muestra indiferencia por la vida humana.

Dada la cantidad de variables involucradas, las sanciones por cometer homicidio en segundo grado pueden variar ampliamente de un estado a otro. Además, las leyes estatales dan a los jueces amplia discreción para que establezcan las penas. En California, una condena por homicidio en segundo grado conlleva una pena mínima obligatoria de quince años de prisión y la pena máxima de cadena perpetua, mientras que en Illinois, la condena puede ser de cuatro a veinte años de prisión.

Factores agravantes

En un juicio, el fiscal puede presentar evidencia de factores agravantes, los que pueden dar lugar a sanciones más severas en una condena por homicidio en segundo grado. Los factores agravantes pueden estar relacionados con el delincuente o con los detalles específicos de la manera en se cometió el acto. A nivel federal, los actos que son excepcionalmente crueles, atroces o degradantes pueden traer como consecuencia una pena elevada en consonancia con la naturaleza del delito. Otros factores agravantes son:

  • El uso de un arma de fuego.
  • Si el homicidio fue un delito de odio.
  • Si el acusado tiene antecedentes penales.
  • Si la víctima era un oficial del orden público.
  • Si el acusado desempeñó un rol importante.

Por ejemplo, la ley de California especifica que si el homicidio en segundo grado se cometió disparando un arma de fuego desde un vehículo en movimiento, la pena mínima en prisión es de quince a veinte años.

Factores atenuantes

La defensa en un juicio penal por homicidio en segundo grado también puede presentar evidencia de factores atenuantes en el caso. Después de la condena, el juez considerará esos factores atenuantes y podrá reducir la pena. Los factores atenuantes, por lo general, no están preponderantemente definidos en la ley penal; no obstante, la defensa puede presentar evidencia relevante sobre el acto en sí o el carácter del acusado. Los siguientes son algunos factores atenuantes comunes:

  • Aceptar la responsabilidad o mostrar remordimiento genuino por el delito.
  • Enfermedad mental o física.
  • Aportes cívicos del acusado.
  • Tipo de infancia del acusado.
  • Falta de antecedentes penales.

En Vermont, se consideran factores atenuantes si el acusado solo fue cómplice del homicidio en segundo grado o si la víctima participó o consintió a la conducta. Si los factores atenuantes superan a los factores agravantes, el plazo mínimo en prisión puede reducirse de veinte a diez años.

En Carolina del Norte, la pena mínima por homicidio en segundo grado es de 12 años en prisión. No obstante, si la causa del homicidio en segundo grado es un acto inherentemente peligroso o imprudente, la pena puede ser más leve. Un ejemplo podría ser el homicidio cometido disparando hacia una multitud sin intención de matar. La pena también puede ser más leve si lo que lleva a la muerte de un consumidor es la distribución de determinados narcóticos, como el opio, la cocaína o las metanfetaminas. En ambas situaciones, la pena mínima solo es de 94 meses (casi 8 años) de prisión.

Pena de muerte por homicidio en segundo grado

Por lo general, la pena de muerte no es una pena posible para el homicidio en segundo grado. En la mayoría de los estados, la pena de muerte es solo una opción en los casos de homicidio en primer grado agravado. La cadena perpetua, no obstante, sí es posible para el homicidio en segundo grado en algunos estados, como Delaware, Hawái, Luisiana y Misisipi.

¿Enfrenta cargos penales? Obtenga un análisis gratuito de su caso

Como puede ver, lo pueden acusar de una gran variedad de cargos si está involucrado en la muerte de una persona. Si es condenado por homicidio en segundo grado, puede terminar en prisión de por vida, aun cuando no haya tenido la intención de matar a nadie. Es crucial conseguir un buen abogado defensor lo antes posible para que proteja sus derechos, negocie con el fiscal y prepare su defensa. Si se lo acusa de haber cometido homicidio en segundo grado o cualquier delito, comience por obtener un análisis gratuito de su caso a cargo de un abogado defensor experimentado.

Hable hoy con un abogado calificado en Asesinato en segundo grado

Este artículo pretende ser útil e informativo, pero los asuntos legales pueden llegar a ser complicados y estresantes. Un abogado calificado en asesinato en segundo grado puede atender a sus necesidades legales particulares, explicar la ley y representarlo en la corte. Dé el primer paso ahora y póngase en contacto con un abogado calificado en asesinato en segundo grado cerca suyo para hablar sobre su situación jurídica particular.

Su Próximo Paso:

Ingrese su lugar para conectarse con un abogado de asesinato en segundo grado calificado hoy.

Recursos Adicionales de Asesinato En Segundo Grado

Búsqueda de Recursos de Asesinato En Segundo Grado en Abogado.com

Abogados de asesinato en segundo grado en Ashburn