Derecho laboral y de empleo

Whistleblowing: cómo denunciar irregularidades laborales

Por Lilian Soto-Wiechert | Revisado por Camila Laval, JD | Última actualización 19 de septiembre de 2023

La mayor parte de la población de los Estados Unidos depende de sus trabajos para cubrir los gastos y necesidades básicas de su familia. El trabajo forma parte esencial de sus vidas no sólo por el factor económico sino también por la satisfacción personal que puede ofrecer, ya sea por la naturaleza de las labores o las tareas que se desempeñen en el día a día.

Por estas razones, muchos empleados deciden no denunciar anormalidades en su centro de trabajo ya que podría costarles el empleo. A pesar de las consecuencias que las denuncias puedan acarrear, un porcentaje cada vez mayor de trabajadores se plantea las siguientes interrogantes:

¿Qué debería hacer un empleado honesto cuando se da cuenta de que su empleador está violando la ley?

¿Puede el empleado reportar las acciones del empleador y evitar represalias?

¿Qué dice la ley sobre los denunciantes dentro de la propia empresa?

Leyes de protección para el denunciante

Debido al conocimiento privilegiado que poseen los trabajadores sobre las operaciones internas en sus lugares de trabajo y el interés de la sociedad en garantizar el cumplimiento de las leyes, el Congreso de los EE. UU. aprobó leyes para la protección del trabajador contra represalias por el reporte de actos ilegales de sus empleadores.

Desde su aprobación en 1912, la Ley de Protección de Denunciantes ofrece amparo a los trabajadores que deciden iniciar una alegación válida relacionada con actividades ilegales en su lugar de trabajo. Estas actividades pueden referirse a:

  • Discriminación laboral en base a la orientación sexual o el origen nacional
  • Condiciones de trabajo
  • Trabajo infantil

En la actualidad, existen múltiples leyes federales y estatales que brindan una protección más extensa a fin de alentar las denuncias sobre actos ilegales en los lugares de trabajo y garantizar la seguridad social.

Otra de las leyes federales aprobadas para proteger a los empleados denunciantes, incluye la Ley de Protección de Denunciantes (Whistleblower Law en inglés), aprobada en 1989 para la protección de trabajadores del gobierno contra represalias.

Asimismo, el Congreso reconoce la importancia de brindar protección a los empleados que reporten cualquier tipo de conducta ilegal por parte de sus empleadores, incluyendo la aprehensión que los empleados pueden experimentar cuando consideran el reporte de dichas acciones por temor a represalias tales como:

  • Recorte en las horas de trabajo
  • Denegación de los beneficios
  • Terminación prematura del contrato o despido

Tipos de denuncias por irregularidades laborales

Los trabajadores tienen la oportunidad única de identificar a los empleadores que violan la ley y de esta manera contribuir al bienestar social. Ejemplos de denuncias laborales pueden incluir las situaciones siguientes:

  • El trabajador tiene conocimiento de que su empleador está violando la ley sobre protección ambiental. Si el empleado no denuncia la infracción, el público no tendrá la oportunidad de conocer la violación hasta que se presenten graves consecuencias a raíz de la violación.
  • El empleado puede tener conocimiento de que el empleador discrimina a las minorías raciales o a ciertos grupos religiosos al momento de efectuar sus prácticas de contratación. Este tipo de información no saldría a la luz de no ser por la denuncia del empleado.

Proceso de la denuncia laboral

Al momento de presentar las acusaciones, el empleado debe considerar ciertas formalidades ya que, en la mayoría de los casos, las protecciones solo se extienden a empleados que reporten las denuncias a través de métodos aprobados, tales como:

  • Reportar la información o incidente a través de un supervisor o superior.
  • Presentar la queja ante la dependencia gubernamental correspondiente.
  • Solicitar una inspección de trabajo anónima en español a través de la Administración de Seguridad y Salud Ocupacional (OSHA por sus siglas en inglés).
  • Testificar en contra de un empleador.

La protección contra represalias del empleador no cubre al trabajador que comparte la información con sus compañeros de trabajo, o a través de un correo electrónico masivo.

Protecciones contra represalias en el lugar de trabajo

El empleador no puede tomar represalias en contra de un trabajador por:

  • tratar de ejercer sus derechos civiles,
  • presentar una queja,
  • cooperar con una investigación oficial.

Si el trabajador teme algún tipo de represalia en su contra, puede realizar la denuncia de la irregularidad laboral de forma anónima.

De acuerdo con el Departamento de Trabajo, muchas de las investigaciones se inician luego de recibir una denuncia anónima, por lo que el nombre del trabajador y en algunos casos el tipo de queja, permanecen ocultos en el curso de la investigación.

Si el empleador llegara a tomar represalias en contra del trabajador a raíz de las acusaciones, la ley ofrece un plazo de 30 días para darle al empleado la oportunidad de reportar cualquier forma de sanción ilegal que la empresa trate de usar en su contra.

Si el trabajador tiene alguna duda o desea obtener respuestas a preguntas frecuentes relacionadas con el proceso y pasos a seguir en una denuncia laboral, puede visitar el sitio web del Departamento de Trabajo: dol.gov/agencies/whd, o llamar gratis al número de teléfono, 1-866-487-9243.

Le recomendamos leer:

Hable hoy con un abogado calificado en Derecho laboral y de empleo

Este artículo pretende ser útil e informativo, pero los asuntos legales pueden llegar a ser complicados y estresantes. Un abogado calificado en derecho laboral y de empleo puede atender a sus necesidades legales particulares, explicar la ley y representarlo en la corte. Dé el primer paso ahora y póngase en contacto con un abogado calificado en derecho laboral y de empleo cerca suyo para hablar sobre su situación jurídica particular.