Determinación de culpa en accidentes de bicicleta

Las bicicletas, como los automóviles y camiones, tienen permitido circular por la mayoría de las carreteras.

Los ciclistas deben seguir las normas de tránsito, y los conductores deben conducir con cuidado ante la presencia de ciclistas. La falta de atención adecuada hará que ambas partes sean responsables de las lesiones ocasionadas en la carretera.

Cuando ocurren accidentes de bicicleta, ¿cómo se determina la culpabilidad en última instancia según sus derechos legales?

La negligencia en un accidente de bicicleta

Para determinar quién es responsable en estos tipos de accidentes, es esencial establecer que la persona que conducía el automóvil actuó con negligencia y causó la colisión.

Hay que tener en cuenta que participar en un acto negligente no significa que la persona haya querido causar un daño. Simplemente significa que debería haber sabido que podía causar un daño y debió haber tenido mayor cuidado.

Se deben probar varios elementos para demostrar que hubo negligencia en un accidente de bicicleta.

  • Primero, se debe probar que el conductor tenía un deber de cuidado hacia el ciclista, y esto suele ser así porque todos los conductores deben tomar precauciones para no herir a otros en la carretera.
  • Luego, se debe probar que hubo alguien que resultó herido específicamente a causa del accidente. Si se demuestra que las lesiones comunes experimentadas luego del choque se deben a otras condiciones, en ese caso quizá pueda reducirse o eliminarse la responsabilidad del conductor.
  • Por último, se debe probar que las víctimas de accidentes de bicicleta sufrieron daños económicos a raíz de las lesiones que les causó el accidente de bicicleta. Esto se puede hacer presentando copias de facturas médicas o gastos médicos, estados de cuenta o de tarjetas de crédito que prueben que hubo un gasto en atención médica.

Negligencia o imprudencia (temeridad) del conductor

En términos legales, existe una diferencia entre negligencia e imprudencia. En algunos casos, la imprudencia se denomina como negligencia grave.

Dicho en simples palabras, el conductor que es imprudente o temerario muestra un nivel más elevado de indiferencia por la seguridad de los demás. Por ejemplo, puede considerarse negligencia grave si el conductor estaba en estado de ebriedad, iba a exceso de velocidad a pesar de la presencia de señalización vial o conducía de mala manera.

Los conductores pueden considerarse negligentes si hablan por teléfono o tienen demasiados pasajeros en el vehículo en el momento del accidente.

Por ejemplo, en California los menores de 18 años no pueden conducir entre las 11 PM y las 5 AM si obtuvieron su licencia hace menos de 12 meses. No importa la edad del conductor, violar las leyes puede fortalecer el caso de la víctima.

Negligencia del ciclista

Los accidentes de bicicleta no siempre se producen por la falta de atención o temeridad de los automovilistas. En algunos casos, ocurren porque el ciclista no obedece las normas de tránsito o no tenía el equipo de seguridad requerido como el casco.

El ciclista también puede ser considerado, al menos parcialmente responsable por sus lesiones graves, si el accidente se produjo de noche y la víctima no estaba usando ropa reflectante o no tenía un equipo reflectante en la bicicleta.

En New Jersey, los ciclistas que circulan de noche deben colocar una luz en la bicicleta. La bicicleta también debe tener un reflector trasero que pueda divisarse al menos de a 500 pies de distancia.

En Texas, los ciclistas además deben llevar un reflector en el frente y parte trasera de la bicicleta que pueda divisarse al menos de a 500 pies de distancia.

En la ciudad de New York, las llantas reflectantes también son obligatorias además de una luz reflectora y el reflector.

Si el ciclista no cumple con las leyes estatales, el conductor puede alegar válidamente como defensa que no vio a la persona en la bicicleta.

Los ciclistas que no se detienen en los semáforos o ante otras señales de tránsito y como consecuencia de ello son atropellados por un vehículo también pueden ser total o parcialmente responsables de las lesiones.

La mayoría de los estados exigen que las bicicletas tengan frenos suficientes para detenerse sin deslizarse. Si la bicicleta se encamina hacia otro carril o realiza un movimiento imprevisible debido a una falla en los frenos, el ciclista puede tener culpa. No obstante, si los frenos fallan por una falla de fabricación o instalación, puede que el fabricante sea responsable.

Sea siempre precavido a la hora de utilizar una bicicleta, asegúrese de cumplir con todas las leyes relacionadas con el uso de la misma, y si usted o un ser querido ha estado envuelto en un accidente mientras transitaba en bicicleta contacte abogados de accidentes de bicicleta para orientarse sobre sus derechos y posibles causas de acción.

Le recomendamos leer:

Hable hoy con un abogado calificado en Lesión Personal

Este artículo pretende ser útil e informativo, pero los asuntos legales pueden llegar a ser complicados y estresantes. Un abogado calificado en lesión personal puede atender a sus necesidades legales particulares, explicar la ley y representarlo en la corte. Dé el primer paso ahora y póngase en contacto con un abogado calificado en lesión personal cerca suyo para hablar sobre su situación jurídica particular.

Su Próximo Paso:

Ingrese su lugar para conectarse con un abogado de Lesión Personal calificado hoy.

Recursos Adicionales de Lesión Personal

Búsqueda de Recursos de Lesión Personal en Abogado.com