Bancarrota bajo el Capítulo 7 - Exenciones

Revisado por Camila Laval, JD | Última actualización 15 de diciembre de 2023

La ley de quiebra de los Estados Unidos define a la bancarrota del Capítulo 7 como el proceso por medio del cual se venden los activos que tiene un deudor para cancelar la mayor cantidad posible de deudas. A este proceso se le conoce como liquidación y representa una diferencia importante con respecto a los otros tipos de bancarrotas, ya que permite crear planes preventivos de reorganización.

Cuando se lleva a cabo una bancarrota bajo el Capítulo 7, ciertas deudas se cancelan y no requieren ningún otro tipo de acción por parte del declarante.

Cómo se administra el Capítulo 7

Los fundamentos de la ley de bancarrota forman parte de la Constitución de los Estados Unidos. Los gobiernos de cada estado quedan fuera del proceso de quiebra y es el gobierno federal el que se encarga de la administración y procedimiento tanto para personas físicas como jurídicas.

Para este propósito, el gobierno federal creó el sistema de los tribunales de bancarrotas ubicados en distritos designados a lo largo de la nación.

La ley de quiebras indica que bajo el Capítulo 7, sólo se pueden vender bienes que no estén exentos. A continuación, se presenta un resumen que explica el proceso y los tipos de bienes que forman parte de la liquidación.

¿Qué factores determinan si un bien está exento?

Como regla general: bienes necesarios

El propósito de la bancarrota no consiste en castigar a alguien por tener deudas, sino permitirle su recuperación financiera. Si el tribunal de quiebras decidiera apoderarse de todos sus bienes, el deudor no podría volver a empezar.

Por esta razón, la regla general que se aplica en el proceso de liquidación excluye a los bienes que se consideran necesarios en el día a día del deudor. De esta forma, se protegen las posesiones que el individuo necesita y sólo se liquidarán los bienes y activos prescindibles.

Las exenciones pueden incluir:

  • Vehículos necesarios para las actividades laborales
  • Vestimenta
  • Muebles
  • Joyas hasta cierta cantidad
  • Electrodomésticos, enseres y utensilio de cocina
  • Pensiones, seguro social y cuentas de jubilación
  • Patrimonio que se encuentre en la vivienda
  • Equipo necesario para el trabajo
  • El sueldo percibido que no ha sido pagado

Es importante tener en cuenta que estas categorías tienen límites o pueden estar sujetas a ciertos controles de conformidad con la ley de quiebra, por ejemplo:

El deudor puede conservar toda la vestimenta necesaria, pero si se trata de prendas de lujo, estas pasarán a formar parte de los bienes no exentos.

Del mismo modo, la persona puede mantener un vehículo, vivienda o incluso su salario dentro de un margen específico de su valor. Si se declara en bancarrota, el deudor no podrá conservar un vehículo deportivo valuado en $500 000, pero sí podrá mantener un automóvil que esté valuado en $30 000.

En cuanto al equipo y maquinaria que el deudor necesite para desempeñar su trabajo, la ley puede variar. Por ejemplo, si la persona utiliza un computador para la ejecución de sus labores, pero posee cuatro o cuenta con un taller lleno de herramientas de la misma clase, es probable que el tribunal decida que el equipo o maquinaria adicional pase a formar parte de los bienes no exentos.

Perder lo que se esperaba conservar

En ciertos casos, los bienes no exentos pueden incluir reliquias familiares, colecciones o cualquier tipo de posesiones que no sean esenciales para la vida diaria del deudor o para el desempeño de su trabajo. Estos bienes pueden incluir:

  • instrumentos musicales,
  • colecciones de figuras finas de porcelana o memorabilia deportiva,
  • viviendas de veraneo,
  • vehículos de lujo o adicionales.

¿Cómo puede ayudar un abogado de bancarrota?

Antes de iniciar un procedimiento de bancarrota según el Capítulo 7, es importante tener claro los bienes que se podrán conservar y los que pasarán a formar parte de la liquidación. Si usted o un ser querido están considerando declarase en quiebra, es buena idea consultar con un abogado de bancarrota ya que posee el conocimiento y experiencia necesaria para ofrecerles recomendaciones y guiarlos en cada etapa del proceso.

Muchos abogados de bancarrota ofrecen la primera consulta gratuita, por lo que vale la pena programar una reunión informativa.

Le recomendamos leer:

Hable hoy con un abogado calificado en Bancarrota personal capítulo 7

Este artículo pretende ser útil e informativo, pero los asuntos legales pueden llegar a ser complicados y estresantes. Un abogado calificado en bancarrota personal capítulo 7 puede atender a sus necesidades legales particulares, explicar la ley y representarlo en la corte. Dé el primer paso ahora y póngase en contacto con un abogado calificado en bancarrota personal capítulo 7 cerca suyo para hablar sobre su situación jurídica particular.