Revocando Convicciones Injustas Mediante la Prueba del DNA

Aunque actualmente la prueba del DNA es un procedimiento de rutina utilizado por los fiscales en los casos penales, todavía es una tecnología relativamente nueva en el sistema de justicia penal. Como resultado de ello, un gran número de acusados que fueron convictos de delitos antes del inicio de la prueba del DNA, están buscando ahora dicha prueba para probar su inocencia. Aunque no hay duda de que la prueba del DNA puede demostrar definitivamente la culpabilidad o inocencia del acusado en muchos casos, como lo muestra la exoneración debida al DNA en 238 casos de convicciones que han ocurrido en los Estados Unidos, hasta la fecha, ha sido una meta difícil de alcanzar para muchos acusados convictos, debido a una variedad de razones. La mayoría de los estados colocan restricciones a la posibilidad de los acusados para obtener la prueba del DNA, y en otras jurisdicciones, los fiscales se resisten activamente a la prueba del DNA posteriormente a la convicción del acusado. Por estas razones, la prueba del DNA todavía no está disponible fácilmente para que los acusados convictos injustamente prueben su inocencia, aun cuando es claro que la prueba del DNA podría resolver el caso.

Leyes Estatales sobre la Prueba del DNA para las Convicciones

Cuarenta y seis estados tienen algunas leyes relacionadas con la prueba del DNA para los acusados por casos penales. Sin embargo, muchas de estas leyes son muy restringidas, lo que significa que no todos los acusados que la solicitan la reciben, aun después de agotar todas las apelaciones disponibles. En algunos estados, existen límites estrictos de tiempo, u ordenamientos sobre plazos, que restringen a ciertos márgenes de tiempo la posibilidad para que un acusado solicite la prueba del DNA después de ser convicto. En otros estados, un acusado puede solicitar la prueba DNA después de ser convicto, solamente bajo ciertas circunstancias o situaciones de hecho, tales como cuando dicha prueba podría implicar a otro sospechoso. Además, en cuatro estados – Alabama, Alaska, Massachusetts, y Oklahoma – no existe ley estatal que se refiera o proporcione prueba alguna DNA a los acusados después de la convicción. En estos estados, la prueba ni siquiera es una posibilidad, aunque se encuentran litigios en curso acerca de este punto en algunos estados. Para asuntos complicados posteriores, muchos estados no tienen leyes que garanticen suficientemente que la prueba del DNA se conserve para delitos. Actualmente, solamente alrededor de la mitad de los estados tienen leyes que requieren que la evidencia del DNA se mantenga después de la convicción del acusado. Sin embargo, aun estas leyes están limitadas en ciertos aspectos. Por ejemplo, algunas leyes estatales solamente requieren la preservación de la evidencia en ciertos tipos de convicciones penales. En otros estados, la evidencia solamente necesita ser conservada durante un período de tiempo discreto, o las leyes no son aplicables a la evidencia en convicciones que han ocurrido previamente a la aprobación de las leyes. Adicionalmente, otros estados no cuentan con ley alguna que requiera que la evidencia del DNA sea apropiadamente catalogada y conservada un período de tiempo adecuado. Si no existe evidencia disponible para probar, debido a que se ha perdido, destruido o contaminado o de alguna otra forma no es utilizable, entonces  la prueba del DNA  simplemente no es una posibilidad para algunos acusados en ciertos casos, a pesar de que su utilidad sea indiscutible.

 Resistencia de la Fiscalía Hacia la Prueba del DNA Posterior a la Convicción

 En un artículo reciente (5/18/09), el New York Times detalló el creciente fenómeno común de fiscales que se oponen activamente a la prueba del DNA posterior a la convicción, aun cuando dicha prueba podría demostrar claramente la culpabilidad o inocencia de un acusado. De acuerdo con el artículo, los fiscales rutinariamente niegan dicha prueba en uno de cada cinco casos. La oposición de los fiscales ocurre más comúnmente donde exista otra evidencia que haya sido suficiente para declarar convicto a un acusado de un delito, tal como la identificación o el testimonio de testigos oculares, o donde podrían existir múltiples muestras de DNA en la evidencia disponible. Los fiscales también parecen temer que cada acusado solicitará dicha prueba, lo que daría como consecuencia la revocación de muchas convicciones, y que los acusados abusen del derecho a la prueba del DNA, tal como utilizar dicha prueba para demorar el proceso de la justicia penal. 

Hable hoy con un abogado calificado en Apelaciones de convicciones criminales

Este artículo pretende ser útil e informativo, pero los asuntos legales pueden llegar a ser complicados y estresantes. Un abogado calificado en apelaciones de convicciones criminales puede atender a sus necesidades legales particulares, explicar la ley y representarlo en la corte. Dé el primer paso ahora y póngase en contacto con un abogado calificado en apelaciones de convicciones criminales cerca suyo para hablar sobre su situación jurídica particular.

Su Próximo Paso:

Ingrese su lugar para conectarse con un abogado de Apelaciones de convicciones criminales calificado hoy.

Recursos Adicionales de Apelaciones de convicciones criminales

Búsqueda de Recursos de Apelaciones de convicciones criminales en Abogado.com