Educación en casa (homeschooling): una opción legal cuando las escuelas cierran por emergencias

En los Estados unidos la educación en casa es legal en los 50 estados. La aplicación de la tecnología y el acceso a la conexión en línea permiten que la mayoría de las escuelas puedan seguir activas y continuar con su sistema educativo, incluso cuando cierran por emergencias.

Hay momentos que, debido al mal clima, alteración del orden público, pandemias, problemas políticos o desastres naturales, entre otras causas, que las escuelas son forzadas a permanecer cerradas.

Muchas preguntas también surgen entre los padres y guardianes legales de los estudiantes. ¿Es ilegal negarme a educar a mis hijos en casa cuando hay emergencias? ¿Estoy obligado a educar a mi hijo? ¿Qué pasa si no puedo ayudarlo con las asignaciones?

A continuación, se ofrece una guía que responde a sus dudas y lo pueden ayudar a manejar la situación legalmente.

¿Qué es educación en casa o “homeschooling”?

La escuela en casa, educación a distancia, aprendizaje virtual, lecciones en línea o por correo, son algunos de los nombres que recibe el método de estudio que no implica la presencia física del estudiante en la escuela.

Aunque este proceso de enseñanza y aprendizaje carece de la comunicación cara a cara de manera regular, también exige que los programas de estudios se cumplan satisfactoriamente.

La instrucción en el hogar hoy en día utiliza programas y aplicaciones en línea para transmitir la información y el material que facilita el logro del conocimiento de los cursos. La evaluación y conferencias también se pueden llevar a cabo de la misma manera.

La mayoría de las escuelas públicas y privadas en los Estados Unidos también poseen algún tipo de herramienta virtual para la educación, que usan como una alternativa para continuar el año escolar en casa con el apoyo de los padres o representantes legales.

¿Cómo las escuelas protegen la información de su hijo? 

Las escuelas privadas y públicas están obligadas a proteger la información personal y los récords educativos de su hijo, estos datos no pueden ser publicados, ni usados con fines que no fueron elegidos por usted. Esto aplica por igual a la educación virtual y presencial, y todos los distritos escolares deben vigilar que esto se cumpla.

La Ley sobre Derechos Educacionales y Privacidad de la Familia (Family Educational Rights and Privacy Act (FERPA, por sus siglas en inglés) es una regulación del gobierno federal de los EE. UU. que protege la privacidad de la información del estudiante.

Algunas especificaciones de FERPA son:

  • Las escuelas necesitan permiso escrito de los padres para liberar algún tipo de información que corresponde al estudiante
  • El centro educativo puede comunicar ciertos datos del alumno sin previo permiso en algunas circunstancias, por ejemplo, cuando una institución acreditada solicita récords de un estudiante que es transferido de escuela, o para poder hacer auditorias, o para cumplir con una orden judicial, entre otros.
  • Los padres tienen derecho a conocer y revisar el historial y calificaciones de sus representados.

¿Qué pasa si no vas a la escuela en los Estados Unidos? 

En los EE. UU. el derecho a la educación es garantizado para todos por igual y existen leyes que obligan y regulan la asistencia escolar de su representado.

El sistema educativo de cada estado tiene sus criterios legales específicos sobre la asistencia a clase, pero la mayoría requieren que sus hijos sean educados, no importa si escoge entre las escuelas públicas, privadas, educación virtual, o educación en casa. Cualquier sistema es aceptado, lo más importante es que las escuelas estén acreditadas por el Departamento de Educación y cumplan con el tiempo exigido para efectuar la escolaridad.

Si un estudiante falta a la escuela un determinado número de veces durante el año escolar sin justificación, es calificado como absentismo escolar (“truancy” en inglés), con sus respectivas consecuencias legales.

Dependiendo del estado donde se encuentre, la pena para el padre puede ser desde un año de cárcel o una multa de hasta $2 500. La aplicación de la ley sobre absentismo escolar también depende de los años del menor, no es igual si la ausencia es de un niño de 8 años o de 14.

Cuando ocurre una emergencia o una situación fuera de control y las escuelas cierran e invitan a los padres a continuar la educación en casa, se espera que estos colaboren y hagan lo posible también.

Pero hay circunstancias en las cuales algunos padres están imposibilitados para continuar la escuela a distancia, bien sea por su estilo de vida, por las exigencias de sus trabajos, por no comprender el idioma inglés, o por no tener las herramientas adecuadas, como internet o una computadora, etc.

En estos casos la comunicación con el maestro del niño y con las autoridades escolares es importante:

  • Explique su situación. La mayoría de las escuelas proveen ayuda en español.
  • Aclare que no está actuando con negligencia.
  • Justifique sus razones para no apoyar el aprendizaje a distancia.
  • Negocie con la escuela una opción justificada evitando acciones legales.
  • Si su caso es muy complicado un abogado experto en educación le puede asesorar.

¿Qué hacer si piensa que la escuela no es un lugar seguro para su hijo?

Si las escuelas públicas o privadas suspenden sus actividades regulares debido a una emergencia muy crítica, lo normal es que una vez superado el estado de alerta los centros traten de volver a su sistema normal y abran sus puertas a los estudiantes.

Si piensa que no es el momento adecuado para regresar a clases, o que la escuela no es un lugar seguro, y se niega a enviar a su hijo al colegio, entonces considere comunicar sus inquietudes a la escuela a tiempo para que no sea calificado como un acto de negligencia ni caiga en absentismo escolar.

Muchos padres también se rehúsan a enviar a sus hijos a la escuela cuando estos son víctimas de acoso en los centros educativos o tienen hijos con limitaciones que requieren una educación especial. Considerando todas estas circunstancias, la opción que tiene es inscribir a su hijo oficialmente en el sistema de escuela en el hogar, para ello debe cumplir con ciertos requisitos y prepararse.

¿Cómo ayudar a los niños a aprender en casa? 

El rol de los padres que eligen la educación en casa es de facilitador y a veces hasta de maestro. Pero es posible que el traslado de la enseñanza del menor a casa traiga consigo situaciones de ansiedad para padres y niños. Y si, además, los adultos también deben trabajar desde casa, entonces el escenario se hace más complejo.

Algunas recomendaciones que le pueden ayudar a triunfar con el proceso:

  • Designar un lugar para la educación en casa en casa:
      • Escoja un lugar adecuado.
      • Haga que el niño se sienta dueño de su espacio.
      • No importa si el lugar es modesto o limitado.
  • Establecer un horario:
      • Diseñar un horario para las clases y otras actividades.
      • Tenga las reglas, pero considere la edad de sus hijos.
      • Cada familia es diferente, para algunos el horario flexible funciona mejor.
  • Limitar las distracciones:
      • Negocie con su hijo cuando ver la televisión, jugar video juegos, usar el teléfono o salir de casa.
      • Sea flexible y asuma cambios si una estrategia no le funciona mientras se adapata a educación en casa.
  • Mantener la comunicación:
      • Tenga comunicación con el personal de la escuela.
      • Explique sus dudas con respecto a la tecnología.
      • Pregunte consejos para motivar a su hijo.
      • Consulte con otros padres y familiares que paractiquen la educación en casa.
  • Supervisión:
      • Revise los progresos de su hijo y para responda a sus preguntas. Si no puede consulte a un familiar, amigo, al maestro, o un hijo mayor.
      • Al iniciar las clases pregunte a su hijo ¿qué vas a estudiar hoy? ¿tienes asignaciones? ¿necesitas algo?
      • Al final del día pregunte ¿terminaste tus tareas?, ¿qué aprendiste hoy? ¿fue difícil?
  • Incentivar la actividad física:
      • Esto ayuda a la relajación y a despejar la mente de otras emociones como la frustración y ansiedad.
  • Aplicar la técnica de ensayo y error:
      • Si un plan no funciona entonces permítase cambiarlo y seguir con otro.
      • Especialmente cuando tiene una familia grande con varios hijos.
  • Empatía:
      • Trate de comprender los sentimientos y emociones del niño si ha sido removido de su rutina.
      • Otórguele más tiempo para finalizar sus tareas.

Hable hoy con un abogado calificado en Ley de la Educación

Este artículo pretende ser útil e informativo, pero los asuntos legales pueden llegar a ser complicados y estresantes. Un abogado calificado en ley de la educación puede atender a sus necesidades legales particulares, explicar la ley y representarlo en la corte. Dé el primer paso ahora y póngase en contacto con un abogado calificado en ley de la educación cerca suyo para hablar sobre su situación jurídica particular.

Su Próximo Paso:

Ingrese su lugar para conectarse con un abogado de Ley de la Educación calificado hoy.

Recursos Adicionales de Ley de la Educación

Búsqueda de Recursos de Ley de la Educación en Abogado.com