10 Puntos Que Usted Debe Pensar Antes de Firmar Un Contrato de Construcción

Un contrato de construcción bien redactado establece claramente el trabajo que debe de ser realizado, el precio que debe ser pagado por el trabajo realizado y los términos y condiciones de pago. El contrato también debe contener por escrito las posibles situaciones y riesgos que puedan surgir entre las partes. Cuando las partes establecen una lista de riesgos que pueden llegar a surgir el contrato resulta largo y complicado pero reduce las posibilidades de desacuerdo entre las partes y de ambigüedad o de "áreas grises" en el contrato, asumiendo que las partes se tomarán el tiempo para leerlo y entender el contrato. Por supuesto que el no leer un contrato no eximirá a las partes de su cumplimiento ni podrá ser usado como defensa.

Porque el tema de contratos es cubierto y profundizado en otra parte, los fundamentos de la ley que regulan los contratos no se explicarán aquí, sin embargo, los contratistas deben ser conscientes de que todos los requisitos de la ley se deben cumplir para que un acuerdo o contrato de construcción sea válido. Aquí hablaremos de algunos puntos específicos de la ley que regula los contratos.

Los contratos de construcción se forman a menudo con el proceso de licitación. El dueño publica una solicitud de oferta más formal, y los contratistas que desean realizar el trabajo descrito responden con el precio con el que efectuarían el trabajo. La oferta del contratista constituye una oferta obligatoria, que si es aceptada, dará lugar a un contrato legalmente ejecutorio. La aceptación de la oferta generalmente es llamada "premio" del contrato.

En el caso de contratos de construcción privados (en comparación con contratos gubernamentales), el propietario que solicita las ofertas tiene generalmente la libertad de aceptar o de rechazar cualquier oferta independientemente de si la oferta es la más baja o la más eficiente. Sin embargo, en el caso de contratos públicos, el proceso de solicitación debe seguir reglas estrictas establecidas en leyes federales, estatales, y las leyes locales y en las regulaciones.

Los contratos de construcción consisten en cláusulas que contemplan los términos del acuerdo que generalmente establecen el precio y la descripción de los materiales que se utilizarán en la realización de un trabajo, en acuerdos de que cualquier conflicto será resuelto a través del arbitraje. Las cortes son renuentes a interpretar términos que no son expresamente parte del contrato, sin embargo pueden recurrir a los usos y costumbres locales si el contrato es ambiguo en una cuestión importante que se dispute.

Ejemplo: Bajo los usos y costumbres locales, el contratista tuvo que obtener un certificado de ocupación antes de obtener el pago final. Pero el acuerdo escrito no establecía ninguna cláusula en la que se requiriera suministrar el certificado de ocupación por parte del contratista. La corte encontró que costumbre local implícitamente era parte del contrato.

Las partes de un contrato de construcción seleccionan generalmente uno de los métodos tradicionales siguientes:

Suma global. El dueño acuerda pagar una cantidad específica para terminar el trabajo, como por ejemplo un pago fijo de $3,306 para instalar un piso de madera nuevo. Si el contratista comete una equivocación en el presupuesto del precio de la realización del trabajo o de los materiales, el contratista llevará la pérdida.

Precio unitario. El contrato es valorado por el número de unidades entregadas multiplicadas por una tarifa acordada del sistema por unidad, tal como por ejemplo $6.39/ por pie cuadrado. Los contratistas llevan menos riesgo bajo contratos de precio unitario porque un error en el cálculo del tamaño del trabajo no perjudica al contratista.

Costo más honorario. Bajo este arreglo, el contratista acuerda guardar los expedientes de los costos de los materiales y mano de obra. El dueño acuerda pagar todos los costos sometidos más un porcentaje o una suma global, por ejemplo, un acuerdo en el que un contratista instalará un piso de madera y cargará el costo de los materiales más el 35%.

Si hay un conflicto con respecto al precio, las cortes primero intentarán determinar qué tipo de esquema de precio fue acodado por las partes, después determinarán qué parte asumió el riesgo de error o de contingencias, y finalmente determinarán qué parte asumirá la responsabilidad financiera.

DIEZ PUNTOS A CONSIDERAR ANTES DE FIRMAR UN CONTRATO

En algún momento usted se pondrá a pensar en si debe o no firmar el contrato que se encuentra enfrente de usted. Si usted ordena mercancía de un vendedor que le toca a la puerta, contrata a una persona para realizar arreglos en su casa, o va a trabajar como asesor de alguien, usted tendrá que firmar un documento, con la esperanza de que proteja a ambas partes. Idealmente un contrato permite a las partes establecer y determinar los términos específicos, la extensión de las obligaciones de cada una de las partes, forma de pago, y de entrega de los productos o servicios. Cuando el contrato es firmado, generalmente no puede ser modificado a menos de que las dos partes estén de acuerdo. Por lo anterior, es importante que usted se asesore respecto a sus obligaciones y se proteja legalmente antes de firmar un contrato. Use la siguiente lista como guía. Asegúrese de que los términos del contrato son justos para usted. Si no lo son o si usted tiene alguna duda, trate de negociar términos más favorables y razonables para usted.

1. PLAZO / TIEMPO. El acuerdo debe tener un marco de tiempo establecido para las transacciones realizadas en un futuro. Si usted es la parte que entrega los servicios o mercancías, asegúrese de tener bastante tiempo pare entregar los productos o terminar los servicios. Si usted es la parte que recibe las mercancías o servicios, asegúrese de que la entrega se ajuste a sus necesidades.

2. PRECIOS. El acuerdo debe indicar claramente los precios. Sea cuidadoso de los cargos adicionales que no haya discutido con la otra parte. Por ejemplo, cuando usted contrata con profesionales, a menudo le darán un precio por hora que no incluye las cargas adicionales por cosas como la fotocopia de documentos y el correo. Asegúrese de saber cuáles son los cargos adicionales y pida un presupuesto.

3. MÉTODO DE PAGO. Determine los términos del pago y si es apropiado a su situación financiera. Por ejemplo, el contrato puede establecer pagos al final del mes cuando la mayoría de los cobros tienen que ser pagados. Usted puede también negociar los plazos de pago si usted no puede pagar en un solo plazo.

4. PENALIDADES POR PAGAR FUERA DEL PLAZO ACORDADO. Determine si hay penalidades por pagar fuera del plazo establecido y si son razonables.

5. TÉRMINOS RESPECTO DEL TIPO DE MATERIAL. Si usted y la otra parte han acordado en el tipo de de mercancías o servicios, asegúrese de que los términos particulares estén en el contrato. Por ejemplo, si usted ha acordado hacer una colección de vestidos de seda-como del poliéster, establezca el tipo de material en el contrato. Esto ayudará y evitará futuros conflictos entre las partes.

6. REGLAS PARA CIERTAS TRANSACCIONES. Ciertas industrias tienen reglas que regulan determinado tipo de transacciones. Si usted ve alguna cláusula en su contrato en el que se establece que se seguirá un procedimiento de una industria en particular, pero no se establece el procedimiento en el contrato, asegúrese de saber cual es el procedimiento antes de firmar el contrato.

7. INHABILIDAD PARA LLEGAR A UN ACUERDO. Si usted necesita que el trabajo se empiece a realizar, pero no puede llegar a un acuerdo respecto a los términos finales del contrato, usted necesita firmar un contrato que no será considerado como permanente. Lo anterior, a través de añadir al contrato los términos siguientes: "Este contrato será válido hasta que un contrato permanente pueda ser negociado entre las partes."

8. RESOLUCIÓN DE CONFLICTOS ANTICIPADOS. No importa que tan buena sea su relación con la otra parte, un conflicto puede llegar a presentarse. Muchos contratos incluyen una cláusula de arbitraje, lo que significa que un conflicto debe resolverse a través del arbitraje y no en el tribunal. El arbitraje es generalmente menos costoso y menos formal que la corte, pero si usted firma el contrato con la cláusula intacta, ustedes habrá renunciado a su derecho de llevar su controversia a la corte.

9. PROBLEMAS ANTICIPADOS. La parte con la que usted está contratando pudo haber tenido experiencias anteriores que lo llevaron a añadir al contrato, métodos particulares de resolución. Analice los métodos cuidadosamente por que los términos podrían ser injustos para una de las partes y beneficiosos para la otra parte.

10. LOS HONORARIOS DE LOS ABOGADOS. Determine si se le cargarán honorarios de abogado de la otra parte en el caso de que usted viole el contrato. Si usted es propenso a violar contratos debe evitar en su contrato este tipo de cláusula.

Hable Hoy con un Abogado Calificado en Derecho inmobiliario

Este artículo pretende ser útil e informativo. Pero los asuntos legales pueden llegar a ser complicados y estresantes. Un abogado calificado en derecho inmobiliario puede atender sus necesidades legales particulares, explicar la ley y representarlo en la corte. Tome el primer paso ahora y póngase en contacto con un abogado calificado en derecho inmobiliario cerca de usted para discutir su situación jurídica específica.

Su Próximo Paso:

Ingrese su lugar para conectarse con un abogado de derecho inmobiliario calificado hoy.

Recursos Adicionales de Derecho Inmobiliario

Búsqueda de Recursos de Derecho Inmobiliario en Abogado

Derecho inmobiliario Videos

Cómo solicitar el divorcio