Ley criminal

Leyes contra la pornografía infantil en los Estados Unidos

Por Joseph Stern, JD | Revisado por Gricel Bermudez | Última actualización 2 de diciembre de 2022

En los Estados Unidos, tanto leyes federales como estatales castigan el delito de pornografía infantil con penas severas.

La pornografía infantil es un delito que implica explotación sexual al producir, distribuir o incluso poseer materiales de carácter obsceno y sexual en donde se retrate a un menor de 18 años.

Las sentencias de años de prisión por cometer alguna falta relacionada con el delito de pornografía infantil, de acuerdo con las leyes federales, oscilan entre 15 y 30 años.

A pesar de las campañas mediáticas para controlar este tipo de delitos y los múltiples procesos judiciales, la propagación de imágenes de pornografía infantil sigue siendo un problema serio en el sistema legal actual.

Leyes federales vs. leyes estales sobre pornografía infantil

Ambos sistemas judiciales, federal y estatal, prohíben la pornografía infantil. Sin embargo, cada jurisdicción puede tener procedimientos diferentes.

Cada estado tiene su propia definición del delito de pornografía infantil, así como regulaciones sobre los tipos de ofensas y sanciones.

Ahora, para que un delito de pornografía infantil sea juzgado según las leyes federales (fabricación, distribución o posesión de material pornográfico), se requiere que la actividad ilegal cruce las fronteras estatales. Por ejemplo, como los casos de la pornografía en línea (internet) o por correo.

Y aunque las autoridades federales suelen tomar la iniciativa, los fiscales estatales también pueden presentar cargos por pornografía infantil.

Posesión de pornografía infantil vs. la Primera Enmienda de la Constitución de los EE. UU.

La Primera Enmienda de la Constitución de los Estados Unidos garantiza el derecho a la libertad de expresión, por lo tanto, bajo este principio, puede ser legal poseer algunos materiales pornográficos. Pero la Corte Suprema de los EE. UU. no protege de manera similar las representaciones sexualmente explícitas que involucran a niños.

Aunque muchas personas que enfrentan cargos por pornografía infantil argumentan en su defensa, que sus materiales de contenido sexual deberían estar protegidos por la Primera Enmienda de la Constitución de los Estados Unidos, esta estrategia no ha tenido éxito.

Por el contrario, los tribunales han determinado sistemáticamente que las imágenes que representan pornografía infantil no están resguardadas como libertad de expresión, porque la existencia misma de los materiales pornográficos deriva en violaciones de los derechos de los menores; es decir, como fotografiar a menores de manera pornográfica, imágenes de abuso infantil o agresión sexual.

La decisión de la Corte Suprema de los EE. UU. de 1982 (Nueva York vs. Ferber) confirmó el derecho de los estados a prohibir la distribución o posesión de fotografías sexualmente explícitas que involucren a niños. Específicamente, en este caso, el tribunal sostuvo que estas leyes estatales “… [no] violan la Primera Enmienda aplicada a los estados a través de la Cuarta Enmienda“.

Redes sociales y delitos sexuales contra menores de edad

Los teléfonos inteligentes, internet y las redes sociales facilitan la producción y distribución de pornografía infantil.

Aunque la creación y distribución de pornografía infantil por parte de adultos se identifica fácilmente como un delito, aún genera polémica cuando los niños usan las redes sociales y comparten fotografías de sí mismos. Esta es un área de la ley que está en discusión, ya que podría considerarse que los niños mismos sean igualmente responsables, bajo leyes de pornografía infantil, por tomar fotografías y compartirlas.

Por eso, si tiene dudas sobre un posible caso de pornografía infantil, consulte a un abogado.

La intención detrás de las leyes de pornografía infantil es proteger a los niños de la explotación y el abuso sexual, pero muchas leyes no hacen una distinción.

La mayoría de los estatutos sobre pornografía infantil no distinguen entre la edad del delincuente. Por ejemplo, un menor que envía una foto explícita de sí mismo a su novia también menor de edad podría exponer a ambos a un proceso judicial.

¿Qué debo hacer si descubro un sitio web sospechoso de pornografía infantil?

Si usted se encuentra con un sitio web que posiblemente promueva la pornografía infantil, el primer paso es ponerse en contacto con las autoridades locales, como la policía o su fiscal de zona.

Aunque muchas veces estos delitos involucran la ley federal, las autoridades locales sabrán hacia dónde dirigir la investigación.

¿Qué pasa si fui acusado del delito de pornografía infantil?

Si usted o algún conocido fue acusado de cometer delitos de pornografía infantil, ya sea federal o estatal, es probable que su sentencia incluya el registro de sus datos en el listado obligatorio de delincuentes de abusos sexuales.

Esto significa que su foto, dirección u otra información personal aparecerán en una base de datos donde se monitorea y rastrean los pasos de los individuos con cargos de índole sexual.

Si no se cumple con el registro, entonces estará cometiendo un delito que además conlleva a otras sanciones penales.

Estos registros son públicos, y cualquier persona puede tener acceso a esta información, a través del sitio web público nacional de delincuentes sexuales, el cual incluye el registro de los 50 estados y del Distrito de Columbia.

Le recomendamos leer:

Hable hoy con un abogado calificado en Pornografía infantil

Este artículo pretende ser útil e informativo, pero los asuntos legales pueden llegar a ser complicados y estresantes. Un abogado calificado en pornografía infantil puede atender a sus necesidades legales particulares, explicar la ley y representarlo en la corte. Dé el primer paso ahora y póngase en contacto con un abogado calificado en pornografía infantil cerca suyo para hablar sobre su situación jurídica particular.

Nuestros expertos legales

Camila Laval, JD Editora senior
Jonathan Calvopina, MBA Escritor legal
Mariana Petersen, LLB Escritora legal