Saltar al contenido principal

¿Qué es el desacato al tribunal en Estados Unidos?

El desacato es un acto de desobediencia deliberada o de desprecio a las leyes, reglamentos o al decoro de una autoridad pública, como un tribunal o un órgano legislativo. En este artículo nos enfocaremos en dos tipos de desacato: desacato civil y desacato criminal.

Desacato civil

El desacato civil se refiere al comportamiento que desobedece la autoridad de un tribunal en un procedimiento civil. La mayoría de las veces, el desacato civil implica el incumplimiento de una orden judicial. Generalmente, la sanción por desacato civil termina cuando la parte en desacato cumple con la orden judicial, o el caso subyacente se resuelve. El desacato civil puede dar lugar a un castigo que incluya tiempo de cárcel y/o una multa.

Ejemplos de desacato civil incluyen:

  • Negarse a pagar manutención de un niño.
  • No devolver al niño a tiempo después de sus visitas.
  • Negarse a entregar documentos solicitados durante la presentación de pruebas ordenada por el tribunal.

Castigo por desacato civil

A diferencia de las sentencias por desacato penal, cuyo objetivo es castigar el acto de desacato, las sanciones por desacato civil tienen como objetivo: (1) restablecer los derechos de la parte perjudicada por el incumplimiento de la orden del tribunal; o (2) simplemente hacer avanzar un procedimiento subyacente.

Las sanciones por desacato civil suelen terminar cuando la parte que ha cometido el desacato cumple la orden judicial, o cuando se resuelve el caso subyacente. Al igual que los acusados de desacato penal, el tribunal puede ordenar el encarcelamiento de las personas acusadas de desacato civil.

Sin embargo, a diferencia de las personas acusadas de desacato penal, las personas acusadas de desacato civil no suelen tener los mismos derechos constitucionales que se garantizan a los acusados de desacato penal.

A los acusados de desacato civil se les debe notificar las sanciones por desacato y dar la oportunidad de ser escuchados, pero normalmente no se les garantiza un juicio con jurado. Además, el estándar de prueba del desacato civil es más bajo que para el desacato criminal. Por último, el desacato penal conlleva una condena específica (cárcel y/o multa), mientras que las sanciones por desacato civil pueden ser más indefinidas, y durar hasta que se resuelva el caso subyacente o la parte en desacato cumpla la orden judicial.

Desacato directo e indirecto

El desacato al tribunal puede ser “directo” o “indirecto”. El desacato directo se produce en presencia del tribunal, por ejemplo, durante un procedimiento judicial. El desacato indirecto se produce fuera de la presencia del tribunal. El desacato civil se produce a menudo de forma indirecta, por ejemplo, cuando se ordena a una parte que entregue sus documentos financieros en un plazo de treinta días, pero esta se niega a hacerlo. El desacato indirecto se denomina a veces desacato constructivo o consecuente.

Desacato penal

El desacato penal se refiere al comportamiento que desobedece, ofende o falta de respeto a la autoridad o dignidad de un tribunal. Puede ocurrir directamente, en presencia del tribunal, o indirectamente cuando ocurre fuera de la presencia del juez. Los cargos de desacato penal se convierten en cargos separados del caso subyacente. La adjudicación de los cargos y el castigo por desacato penal pueden continuar después de la resolución del caso subyacente.

Los jueces suelen tener mucha discreción a la hora de decidir a quién acusar de desacato y el tipo de desacato. Las personas acusadas de desacato pueden ser las partes de un procedimiento, los abogados, los testigos, los miembros del jurado, las personas que se encuentran en el procedimiento o en su entorno, y los funcionarios o el personal del propio tribunal.

Si se le acusa de desacato penal, los cargos son punitivos, lo que significa que sirven para disuadir de futuros actos de desacato castigando al infractor sin importar lo que ocurra en el procedimiento subyacente. Una persona encarcelada por desacato penal no puede asegurar su propia liberación si decide cumplir con el tribunal.

Ejemplos de desacato penal incluyen:

  • Desobedecer órdenes judiciales.
  • Interrumpir un procedimiento judicial.
  • Utilizar lenguaje inapropriado dentro del tribunal.

Cargos por desacato penal

Los cargos por desacato penal se convierten en cargos separados del caso subyacente. A diferencia de las sanciones por desacato civil, los cargos por desacato penal pueden continuar después de la resolución del caso subyacente.

Una persona acusada de desacato penal generalmente obtiene los derechos constitucionales garantizados a los acusados penales, incluyendo el derecho a un abogado, a presentar una defensa y a un juicio con jurado en ciertos casos.

Los cargos de desacato penal deben ser probados más allá de una duda razonable. Sin embargo, el encarcelamiento por desacato puede comenzar inmediatamente, antes de que se juzgue el cargo de desacato y se decida la sentencia. Dependiendo de la jurisdicción y del caso, el mismo juez que decidió acusar a una persona de desacato puede acabar presidiendo el proceso por desacato. El desacato penal puede acarrear un castigo que incluya penas de cárcel y/o una multa.

Le recomendamos leer:

Hable hoy con un abogado calificado en Desacato al tribunal

Este artículo pretende ser útil e informativo, pero los asuntos legales pueden llegar a ser complicados y estresantes. Un abogado calificado en desacato al tribunal puede atender a sus necesidades legales particulares, explicar la ley y representarlo en la corte. Dé el primer paso ahora y póngase en contacto con un abogado calificado en desacato al tribunal cerca suyo para hablar sobre su situación jurídica particular.

Su Próximo Paso:

Ingrese su lugar para conectarse con un abogado de Desacato al tribunal calificado hoy.

Búsqueda de Recursos de Desacato al tribunal en Abogado.com