¿Qué planes de ahorros de jubilación existen y cuál me conviene?

En principio, la posibilidad de elegir un plan de ahorro de jubilación u otro dependerá de si somos empleados o contratistas independientes.

Opciones para empleados

  • El plan 401(k)

El plan de ahorro de jubilación más popular es el 401(k). Existen diferentes tipos de planes 401(k), cada uno con diferentes ventajas y desventajas.

A grandes rasgos, este plan permite ahorrar parte de su salario de una manera simple (en general se deduce automáticamente de su paga) sin tener que pagar impuestos en ese momento. Esta situación se da en el caso de planes 401(k) regulares, pero no en planes Roth (en inglés), donde los impuestos se retienen antes, entonces ya están pagos al momento de extraer el dinero.

En nuestro artículos “¿Qué plan 401(k) me conviene?" y “¿Qué necesita saber acerca de los retiros de su cuenta de jubilación 401k?" puede encontrar más información sobre los planes 401(k).

  • El plan 403(b)

Si usted trabaja para una agencia del gobierno o una organización sin fines de lucro, no tendrá la opción de tener una cuenta 401(k). Sin embargo, podrá tener un plan llamado 403(b). Los participantes de este plan incluyen personal de escuela, de gobierno, enfermeras, doctores y bibliotecarios entre otros.

Este plan funciona de manera similar al plan 401(k), teniendo ambos las mismas contribuciones límites.

Estos límites son para 2020, $19,500, más $6,500 después de cumplidos los cincuenta años. En el caso de que el empleador también aporte a la cuenta, el máximo monto de contribuciones aportadas por ambos no debe superar los $57.000 en 2020.

También en ambos planes usted deberá pagar una penalidad del 10% si extrae dinero de esa cuenta antes de cumplir cincuenta y nueva años y medio.

Esta penalidad implica que por retirar sus ahorros antes de cumplir la edad requerida deberá pagar, además de impuestos a las ganancias, el 10% de la suma ahorrada, sólo de penalidad.

Existen ciertas excepciones en casos especiales en las que se obvia esta penalidad, como una importante e inmediata necesidad financiera o si usted es declarado discapacitado. En la página oficial del IRS podrá encontrar información más detallada sobre este tema (en inglés).

  • El plan TSP

Otro plan otorgado por el empleador similar al 401(k) es el denominado por sus siglas en inglés TSP (Thrift Savings Plan). Este plan aplica a empleados federales y miembros de servicios uniformados.

  • Pensiones provistas por el empleador

Hasta ahora, mencionamos una categoría de planes, los de contribuciones definidas. Sin embargo, los planes de retiro patrocinados por el empleador también pueden ser planes de beneficios de pensiones definidas. Es decir, planes en los que el empleador provee una pensión durante la jubilación, en lugar de que los empleados aporten su contribución y realicen inversiones para ahorrar para su jubilación.

La diferencia aquí es que el empleador administra el plan y corre con los riesgos de inversión de ese dinero. El monto es establecido según el salario del empleado y sus años de servicio. En la realidad, las pensiones están cayendo en desuso y lo más común es tener un plan de contribución en el que usted decide cómo invertir ese dinero, además ya no es habitual que una persona tenga el mismo empleador por muchos años.

No olvide que la gran ventaja de los planes de contribución ofrecidos por el empleador es que éste puede darle la opción de igualar su aporte (explicamos este tema en detalle en el artículo "¿Qué plan 401(k) me conviene?).

Opciones para contratistas independientes

  • IRAs Tradicionales y Roth

Las siglas IRA corresponden a Individual Retirement Account, Cuenta Individual de Jubilación.

Existen muchos tipos de IRAs aunque quizás los más populares sean el IRA Tradicional y el Roth. Estos planes son buenos para quienes están recién empezando a realizar contribuciones y no tienen ingresos altos. Las contribuciones anuales tienen un máximo de $5.500 y 6.500 para mayores de 50 años.

Recuerde que, como mencionamos anteriormente, la diferencia esencial entre planes tradicionales y Roth es que los primeros se aportan las contribuciones sin que se retengan los impuestos y en los Roth se contribuye luego de pagar impuestos.

Una buena razón para elegir un plan Roth es si usted cree que pagando estos impuestos ahora pagará menos que si los paga en un futuro. Si usted acumula más, tendrá más impuestos que pagar a la hora de hacer esta extracción cuando esté jubilado.

  • IRA SIMPLE

Otro plan a considerar es el IRA SIMPLE. Este plan permite una contribución anual de $13.500 por año y $3.000 adicionales si usted es mayor a cincuenta años.

La contribución se hace sin pagar impuestos antes y el monto máximo es mucho mayor que en el caso de los planes tradicionales o Roth.

  • IRA SEP

Existe un plan con aún mayor capacidad de contribución, el SEP (Simplified Employee Pension plan) o Plan de Pensión de Empleado Simplificado.

Este plan permite contribuir hasta el 25% de su paga, hasta un máximo de $57.000 por año.

Una desventaja importante es que si usted realiza esa contribución para sí mismo pero tiene empleados, deberá contribuir el mismo porcentaje para ellos.

Es importante mencionar también sobre este plan que no están permitidas las contribuciones adicionales (llamadas “catch up") después de los cincuenta años.

Entonces, mientras que un plan IRA SIMPLE permite al empleado y al dueño de la pequeña empresa hacer contribuciones, el IRA SEP sólo permite que el empleador haga las contribuciones por él mismo y por sus empleados que debe ser igual en porcentaje y permite una contribución tope mucho más alta que el plan IRA SIMPLE.

  • Solo 401(k)

Otro plan que permite contribuciones importantes es el Solo 401(k).

Este plan es básicamente como cualquier 401(k) pero para dueños de su propio negocio o su cónyuge, según explica el IRS en su página. El monto anual máximo de contribución es igual que el del plan SEP, hasta un máximo de $57.000 por año y $63.500 si usted tiene más de 50 años.

  • HSA

Finalmente, vale la pena mencionar la Cuenta de Ahorros de Salud (Health Savings Account or HSA). Tal y como su nombre lo indica, los ahorros se deben utilizar para pagar gastos médicos si se quiere invertir en esta cuenta, y extraer estos ahorros sin deberse impuestos. Para calificar para este plan se debe tener un seguro médico con deducible alto y se puede contribuir un máximo anual de $3.550 por una persona (y $1.000 adicionales si se es mayor de 55 años) y $7.100 para coberturas familiares.

Hable hoy con un abogado calificado en Plan de jubilación 401k

Este artículo pretende ser útil e informativo, pero los asuntos legales pueden llegar a ser complicados y estresantes. Un abogado calificado en plan de jubilación 401k puede atender a sus necesidades legales particulares, explicar la ley y representarlo en la corte. Dé el primer paso ahora y póngase en contacto con un abogado calificado en plan de jubilación 401k cerca suyo para hablar sobre su situación jurídica particular.

Su Próximo Paso:

Ingrese su lugar para conectarse con un abogado de plan de jubilación 401k calificado hoy.

Recursos Adicionales de Plan de Jubilación 401k

Búsqueda de Recursos de Plan de Jubilación 401k en Abogado.com