Impuestos sobre la nómina en Estados Unidos

Los impuestos sobre la nómina son los impuestos que el empleador debe pagar o retener del sueldo del empleado. Estos impuestos incluyen la retención de impuestos federales y estatales, impuestos de Seguro Social y Medicare e impuestos por desempleo, federales y estatales. Todos estos impuestos consisten en un porcentaje del salario del trabajador.

Reglas de impuesto sobre la nómina para contratistas o trabajadores independientes

Lo primero que hay que determinar en temas de impuestos sobre la nómina es si la persona que recibe el salario, es un empleado de una companía o trabajador independiente (¨contractor¨ en inglés). Esto depende de la naturaleza de la relación laboral.

Los empleadores solo deben retener los impuestos a la nómina de los trabajadores dependientes o empleados. Los contratistas o trabajadores independientes deben encargarse de pagar estos impuestos por cuenta propia.

Impuestos federales

Los empleadores están obligados por la ley a retener impuestos federales al ingreso. El monto de la retención depende de varios factores, incluso del estado civil del empleado y del monto de su salario. La idea es aproximarse a lo que el trabajador deba como impuesto sobre la renta.

El empleador puede determinar la cantidad a retener haciendo que cada empleado llene el formulario W4 al momento de empezar su empleo. Este formulario recibe el nombre de Certificado de retenciones del empleado.

Cuando el trabajador haga su declaración de impuestos, se le descontará lo que ya haya retenido su empleador. Esto resultará en un menor pago de impuestos.

Impuestos estatales

Además de la obligación de retener impuestos federales, el empleador también debe descontar impuestos estatales al ingreso, solo en aquellos estados que lo cobren.

Cuando el trabajador haga su declaración anual de impuestos, se le descontará lo que ya haya retenido su empleador.

Impuestos del Seguro Social

Tanto el empleador como el empleado deben pagar el impuesto de la seguridad social como parte de los impuestos sobre la nómina. El empleador paga un 6.2% del sueldo del empleado, y a la vez retiene un 6.2% adicional a nombre del empleado.

Además, ambos deben pagar los impuestos de Medicare. El empleador paga 1.45% del sueldo del empleado, y retiene otro 1.45% a nombre del empleado.

Impuestos de desempleo

Los empleadores también deben pagar el impuesto de desempleo federal y, en algunos casos, impuestos de desempleo estatal. Este pago ayuda a financiar los programas del seguro de desempleo.

A nivel federal, este impuesto solo aplica a los primeros $ 7 000 que gane el trabajador. A nivel estatal, cada estado tiene reglas distintas.

Impuestos sobre la nómina y el formulario W2

Los empleadores están obligados a dar un formulario W2 a cada empleado. Este formulario es un resumen anual de los sueldos pagados y los impuestos retenidos. Además, los empleadores deben enviar este formulario al Servicio de Impuestos Internos (IRS, por sus siglas en inglés) y a agencias tributarias estatales.

El plazo para enviar este formulario es el 31 de enero del año siguiente. Así, el empleador tendrá hasta el 31 de enero de 2022 para enviar el formulario W2 con los sueldos e impuestos de 2021.

Le recomendamos leer:

Hable hoy con un abogado calificado en Impuestos sobre la nómina

Este artículo pretende ser útil e informativo, pero los asuntos legales pueden llegar a ser complicados y estresantes. Un abogado calificado en impuestos sobre la nómina puede atender a sus necesidades legales particulares, explicar la ley y representarlo en la corte. Dé el primer paso ahora y póngase en contacto con un abogado calificado en impuestos sobre la nómina cerca suyo para hablar sobre su situación jurídica particular.

Su Próximo Paso:

Ingrese su lugar para conectarse con un abogado de Impuestos sobre la nómina calificado hoy.

Búsqueda de Recursos de Impuestos sobre la nómina en Abogado.com