Impuestos estatales en los Estados Unidos

Tal como el gobierno federal de los EE.UU. cobra impuestos sobre los ingresos (¨income tax¨ en inglés), los estados también tienen sus leyes y regulaciones sobre impuestos estatales. Hay una gran variedad en estas leyes. Por ello, puede ser confuso saber cuáles son las responsabilidades del contribuyente en cada caso.

Estudiar las leyes de impuesto de su estado, y consultar con un abogado o preparador experto en ellas, puede ser clave a la hora de evitar problemas legales y financieros con su presentación de impuestos. Tal como hay un Servicio de Impuestos Internos or IRS federal, los estados también tienen sus servicios de impuestos internos propios que fiscalizan el cumplimiento de las obligaciones tributarias.

A continuación, presentamos información específica sobre los impuestos en cada estado.

Impuestos estatales a los ingresos

La mayoría de los estados con impuestos estatales a los ingresos personales tiene leyes parecidas a las leyes de impuestos federales. Por ejemplo, los plazos de presentación de declaraciones de impuestos estatales suelen ser los mismos que para la declaración federal. Sin embargo, hay algunas diferencias. Por ejemplo, en lugar del impuesto progresivo que existe a nivel federal, con distintas tasas que dependen del ingreso, hay estados con una tasa única para todos los ingresos. Entre otros estados, es el caso de Colorado, Michigan y Utah.

Los impuestos sobre la renta existen en cuarenta y tres estados y en el Distrito de Columbia. La definición de ingreso varía en cada estado. Por ejemplo, en New Hampshire y Tennessee solo pagan impuestos los ingresos generados por intereses y dividendos. Los salarios no generan impuestos en esos dos estados.

Los estados de Alaska, Florida, Nevada, Dakota del Sur, Texas, Washington y Wyoming no tienen impuestos a los ingresos. Por ello, muchas personas con altos ingresos deciden radicarse en esos estados.

Impuestos estatales a las ventas

No hay un impuesto federal a la venta. Sin embargo, la mayoría de los estados tienen este impuesto como una manera adicional de recaudación y así poder costear sus gastos. Cuarenta y cinco estados tienen impuestos sobre las ventas. Solo los estados de Alaska, Delaware, Montana, Oregon y New Hampshire no tienen este impuesto.

Las tasas de impuestos estatales a las ventas (en inglés) van desde un 6% sobre el precio de venta en Iowa hasta un 7% en estados como California. Además, los estados tienen reglas distintas sobre qué bienes están sujetos a este impuesto y cuáles no. Por ejemplo, Nueva York y Minnesota no imponen este impuesto en las ventas de ropa. 

Además, hay ciudades que imponen impuestos adicionales a las ventas, y muchos lugares tienen impuestos extras cuando se vende alcohol o tabaco.

Le recomendamos leer:

Hable hoy con un abogado calificado en Impuestos estatales

Este artículo pretende ser útil e informativo, pero los asuntos legales pueden llegar a ser complicados y estresantes. Un abogado calificado en impuestos estatales puede atender a sus necesidades legales particulares, explicar la ley y representarlo en la corte. Dé el primer paso ahora y póngase en contacto con un abogado calificado en impuestos estatales cerca suyo para hablar sobre su situación jurídica particular.

Su Próximo Paso:

Ingrese su lugar para conectarse con un abogado de Impuestos estatales calificado hoy.

Búsqueda de Recursos de Impuestos estatales en Abogado.com