¿Cómo se distribuye la propiedad después de un divorcio en Nueva York?

Las leyes de New York distinguen dos tipos de propiedad:

  • propiedad separada y
  • propiedad marital.

¿Qué es la propiedad marital?

Las leyes de Nueva York (en inglés) dictan que la propiedad marital es toda aquella que se adquiere desde que empieza el matrimonio hasta que se notifica la demanda de divorcio.

En contraste, la propiedad separada consiste en lo siguiente:

  • Propiedad adquirida antes del casamiento.
  • Propiedad adquirida después de la notificación de la demanda de divorcio.
  • Propiedad recibida como herencia o regalo durante el matrimonio.

La parte que afirma que algo es propiedad separada debe probarlo.

¿Cómo se divide la propiedad de acuerdo a las leyes de New York?

Las leyes de New York señalan que la propiedad separada no se toca. Cada cónyuge se queda con lo que le pertenecía.

Si las partes no llegan a un acuerdo, la propiedad marital se divide por el tribunal de acuerdo con un sistema que se llama “distribución equitativa”.

Este sistema manda que el juez debe hacer una división de manera justa para las partes y mirar las circunstancias particulares de cada caso.

No siempre será la mitad para cada cónyuge.

La división es independientemente de quién figure como dueño de un bien.

Así, si la casa está a nombre de uno de los cónyuges solamente, no necesariamente se le otorgará a él o ella.

Al hacer la división, el juez debe considerar los siguientes factores:

  • El ingreso y la propiedad de cada parte al momento del matrimonio y el comienzo de la acción de divorcio. La implicancia es que el cónyuge con menor capacidad para generar ingresos y menos propiedades podría tener derecho a una porción más grande de la propiedad marital puesto que el otro cónyuge tendrá más facilidad para empezar de cero.
  • La duración del matrimonio, la edad y salud de ambas partes. Los tribunales tienden a proteger al cónyuge más débil financieramente si es que el matrimonio fue de larga duración.
  • La necesidad de que el padre o madre con custodia tenga de ocupar o ser dueño de la vivienda matrimonial y de ser dueño o dueña de sus efectos.
  • La pérdida de derechos de herencia y pensión al momento de la disolución del matrimonio.
  • La pérdida de beneficios de seguro de salud al disolverse el matrimonio.
  • Beneficios de pensión conyugal.
  • Contribuciones que haya hecho la parte que no es dueña de un bien. Este factor se usa mucho en casos en que un cónyuge trae el dinero y figura como dueño de los bienes, mientras que el otro se queda en casa. La idea de este factor es que las contribuciones del cónyuge que se queda en casa son vitales y que sus esfuerzos se deben tomar en cuenta al dividir la propiedad.
  • El carácter líquido o ilíquido de toda la propiedad marital. Los bienes ilíquidos son los que no se pueden transformar en dinero efectivo fácilmente. Son los casos de bienes que no se pueden vender rápidamente (como el interés en una empresa pequeña) o solo se pueden vender perdiendo dinero (como sería una acción que ha bajado en valor).
  • Las circunstancias financieras probables de cada parte. Esto quiere decir que, de acuerdo a las leyes de New York, el tribunal intentará predecir la situación económica de cada cónyuge en el futuro. El cónyuge con mejor futuro estará en mejor pie si le toca menos propiedad en un divorcio.
  • La imposibilidad o dificultad de evaluar ciertos activos, intereses en negocios, corporaciones o profesiones y la preferencia económica de retener esos activos o intereses.
  • Las consecuencias tributarias para cada parte. Por lo general, las transferencias entre cónyuges con motivo del divorcio no pagan impuestos (en inglés).
  • La disipación de activos por parte de cada cónyuge.
  • Transferencias o gravámenes hechos en contemplación de una acción matrimonial y sin una consideración adecuada.
  • Actos de violencia doméstica cometidos por alguna de las partes.
  • Cualquier otro factor que la corte expresamente considere justo y apropiado.

En cualquier caso que la corte determine que una distribución de bienes sería impráctica, gravosa o contraria a la ley, la corte puede ordenar que uno de los cónyuges simplemente le dé una suma de dinero al otro. Esto puede ser de una sola vez o en cuotas.

Para más información:

Hable hoy con un abogado calificado en Divorcio

Este artículo pretende ser útil e informativo, pero los asuntos legales pueden llegar a ser complicados y estresantes. Un abogado calificado en divorcio puede atender a sus necesidades legales particulares, explicar la ley y representarlo en la corte. Dé el primer paso ahora y póngase en contacto con un abogado calificado en divorcio cerca suyo para hablar sobre su situación jurídica particular.

Su Próximo Paso:

Ingrese su lugar para conectarse con un abogado de Divorcio calificado hoy.

Recursos Adicionales de Divorcio

Búsqueda de Recursos de Divorcio en Abogado.com

Bases para el divorcio

Videos de Divorcio

Más artículos relacionados a Divorcio