¿Cómo se distribuye la propiedad en un divorcio en New Jersey?

En un divorcio en New Jersey, solo se distribuye la propiedad marital, que es la que se adquiere durante el matrimonio.

La propiedad será marital incluso si solamente un cónyuge aparece como dueño de ella.

El tribunal no reparte la propiedad separada, que es la que tenía cada cónyuge antes del matrimonio.

La propiedad separada permanece en manos del cónyuge que era dueño antes del casamiento.

La propiedad que los cónyuges adquieren por herencia o regalos de otras personas también es propiedad separada, incluso si la adquieren estando casados.

¿Cómo se distribuye la propiedad marital en Nueva Jersey después de un divorcio?

Las leyes de divorcio en Nueva Jersey siguen un sistema que se llama “distribución equitativa”.

El tribunal divide la propiedad marital de la manera que le parezca justa y razonable.

Esto es independientemente de quién figure como propietario de cierto bien y no siempre da la mitad a cada cónyuge.

El tribunal tomará en cuenta lo siguiente (en inglés) al dividir la propiedad:

  • Duración del matrimonio.
  • Edad y salud física y emocional de las partes.
  • Ingresos o propiedades que cada parte introdujo al matrimonio.
  • Estándar de vida establecido durante el matrimonio.
  • Cualquier acuerdo escrito entre las partes sobre la distribución de propiedad. Las leyes en New Jersey dictan que estos acuerdos pueden hacerse antes o después del matrimonio.
  • Circunstancias económicas de cada parte al momento en que la división de propiedad se haga efectiva.
  • Ingresos y capacidad para generar ingresos de cada parte. Esto incluye antecedentes educacionales, entrenamientos, habilidades laborales, experiencia laboral, duración de ausencias del mercado laboral y responsabilidades en la custodia de los hijos de cada cónyuge. También incluye el tiempo y los gastos necesarios para adquirir la educación o capacidades para que cada parte sea auto suficiente para tener un estándar de vida que se pueda comparar razonablemente al que tenía durante el matrimonio.
  • Contribución de cada parte a la educación, entrenamiento o poder adquisitivo de la otra parte.
  • Contribución de cada parte a la adquisición, disipación, preservación, depreciación o apreciación del valor de la propiedad marital, así como la contribución del cónyuge que se dedique a las labores del hogar. Es decir, el trabajo doméstico se considera tan valioso como una contribución monetaria.
  • Consecuencias tributarias para cada parte de la distribución de la propiedad.
  • El valor presente de la propiedad. Esto se usa para dineros o propiedades que se reciban en el futuro, como es el caso de las pensiones de jubilación.
  • Necesidad del padre o madre que tenga la custodia física de los hijos de ser dueño u ocupar la residencia marital y sus efectos.
  • Deudas y obligaciones de las partes.
  • Necesidad de crear un fideicomiso para asegurar el pago de costos médicos o educacionales. Estos costos deben ser razonablemente previsibles e ir en beneficio de uno de los cónyuges o de los hijos.
  • Aplazamiento de las metas de los cónyuges. Así, si uno de los cónyuges dejó su carrera por algunos años para dedicarse al cuidado de los hijos, el tribunal podrá considerar esto a la hora de repartir los bienes para favorecer a ese cónyuge.
  • Otros factores que el tribunal considere relevantes.

¿Qué pasa con las deudas?

Las leyes de New Jersey distinguen entre dos tipos de deudas.

  • Deuda marital. Si la deuda se contrajo durante el matrimonio, es deuda marital. Esto es así incluso cuando sea un solo cónyuge el que haya pedido el préstamo. El tribunal decide qué deudas pagará cada cónyuge.
  • Deuda separada. Es la deuda que se adquiere antes del matrimonio. Esta deuda corresponde al cónyuge que la contrajo. Sin embargo, el tribunal puede tenerla en cuenta cuando considera las circunstancias económicas de cada parte al momento de distribuir los bienes.

Para más información:

Hable hoy con un abogado calificado en Divorcio

Este artículo pretende ser útil e informativo, pero los asuntos legales pueden llegar a ser complicados y estresantes. Un abogado calificado en divorcio puede atender a sus necesidades legales particulares, explicar la ley y representarlo en la corte. Dé el primer paso ahora y póngase en contacto con un abogado calificado en divorcio cerca suyo para hablar sobre su situación jurídica particular.

Su Próximo Paso:

Ingrese su lugar para conectarse con un abogado de Divorcio calificado hoy.

Recursos Adicionales de Divorcio

Búsqueda de Recursos de Divorcio en Abogado.com

Bases para el divorcio

Videos de Divorcio