¿Cómo fija el tribunal la custodia del menor y la cantidad de dinero para la manutención de mi hijo/a en Nueva York?

Para determinar qué cantidad de dinero corresponderá a la manutención de un menor (¨child support¨), lo primero es determinar quién tendrá su custodia.

Los padres pueden llegar a un acuerdo dando la mayoría del tiempo a un progenitor y un régimen de visitas al otro, o repartiéndolo equitativamente entre ambos y trabajar juntos en la toma de decisiones importantes que involucren el bienestar de sus hijos.

Si los padres no logran negociar un arreglo entonces será la corte quién tome la decisión, en función del mejor interés del niño.

Cabe mencionar que si los padres llegan a un acuerdo que no sigue las reglas estándar de manutención por cálculo de porcentajes (detallados más adelante en este artículo) deberán justificar su decisión y ésta deberá ser homologada por la corte.

En el estado de Nueva York las órdenes de manutención en general se ejecutan hasta los 21 años del menor, pudiendo extenderse en casos de menores con discapacidad.

¿Qué tendrá en cuenta la Corte para emitir su decisión sobre la custodia de mi hijo/a en el estado de Nueva York?

Tenga en cuenta los elementos de esta lista si usted es un progenitor en proceso de separación de su pareja y busca la custodia de su hijo/a, ya que son algunas de las circunstancias más comunes que la corte tendrá en cuenta para decidir.

Si la mayoría de los ítems apuntan al otro progenitor, seguramente le convendrá cerrar un acuerdo en lugar de dejar la decisión en manos de la corte.

  • Dónde ha estado residiendo el menor y con qué padre.
  • Si uno de los padres tiene antecedentes de violencia doméstica o abuso de sustancias.
  • Si uno de los padres cuenta con más recursos para atender las necesidades y el desarrollo emocional e intelectual del hijo.
  • Dónde residen los hermanos (en general se trata de mantenerlos juntos).
  • Las preferencias del menor (cuanto mayor sea el niño, más serán tomadas en cuenta).
  • La estabilidad económica, física y emocional de los progenitores.
  • El horario de trabajo de los padres.
  • La relación entre el menor y cada padre.
  • Cuánto cuidado brinda cada padre al niño. Es decir, qué padre se ocupa más de obligaciones como vestimenta, comida, actividades escolares y extracurriculares, salud, recreación del menor.

Una vez determinada la custodia, se pasa a calcular la manutención que se deberá abonar.

Cuando uno de los padres tiene la custodia del menor

Cuando un progenitor tiene la custodia del menor se asume que cumple con su obligación financiera y el otro progenitor no custodio deberá pagar una cuota de manutención.

En el estado de Nueva York se fija esta suma según el ingreso de los padres y la cantidad de hijos.

En primer lugar se suman los ingresos de los dos padres. Por ingresos no se entiende solamente el salario sino también pagos por discapacidad, seguridad social, a veteranos de guerra, compensación al trabajador, pensiones y seguro de desempleo.

Luego, de esta suma se descuentan impuestos de la ciudad, FICA, Medicare, manutención pagada a expareja e hijos con otra pareja, gastos de negocios no reembolsados e ingresos suplementarios de seguridad y asistencia pública.

Existe una tabla de porcentajes específicos que se aplican a los ingresos de los padres hasta $148.000.

Cuando el salario excede esa suma, la corte puede decidir si correspondería asignar un mayor importe o no y si para calcularlo seguirá la misma fórmula o no, es a su consideración.

  • Manutención de 1 hijo – corresponde al 17% del ingreso
  • Manutención de 2 hijos – corresponde al 25% del ingreso
  • Manutención de 3 hijos – corresponde al 29% del ingreso
  • Manutención de 4 hijos – corresponde al 31% del ingreso
  • Manutención de 5 hijos – corresponde al menos al 35% del ingreso

Entonces, en el caso de tener un hijo, se calculará el 17% de la suma de los ingresos de ambos padres, en caso de tener dos, el 25%, etc.

Finalmente, la corte asigna la proporción que corresponde pagar a cada padre según su aporte a la suma total de sus ingresos. Por ejemplo, si el 60% de esos ingresos correspondieran al padre y 40% a la madre y los chicos vivieran con la madre, el padre debería abonar el 60% del total.

El razonamiento para juntar ambos ingresos es darle al menor lo mismo que hubiese tenido en el caso de que sus padres siguieran juntos.

A este cálculo de manutención básica se pueden agregar otros gastos como por ejemplo la educación, pagos de seguro de salud y guardería durante el tiempo que el padre custodio trabaje.

Cuando la custodia es compartida

En el estado de Nueva York, se considera que en un caso en el que ambos padres compartan la misma cantidad de tiempo con sus hijos, aquel que tenga mayor ingreso será el padre no custodio a los efectos de calcular la manutención debida.

A partir del caso Carlino v. Carlino, el padre considerado no custodio puede demostrar que incurre en importantes expensas por tener la misma cantidad de tiempo con su hijo que el otro progenitor, reduciendo de esta manera las expensas que el padre custodio tiene.

La corte deberá determinar el importe de manutención que sería justo en estas circunstancias y no basarse en las reglas estándar que aplican para casos en los que la cantidad de tiempo que pasa cada padre con su hijo es diferente.

Las reglas para calcular la manutención del padre no custodio pueden ser dejadas de lado si su ingreso fuera muy bajo, reduciendo significativamente el importe.

Cabe también destacar que la corte puede cambiar el monto de la orden de ocurrir un cambio de circunstancias como el ingreso de los padres o las necesidades financieras del menor.

Podrá encontrar más detalles sobre cómo modificar una orden de manutención y más información relacionada con este tema visitando Findlaw.com (en inglés).

Hable hoy con un abogado calificado en Manutención de menores

Este artículo pretende ser útil e informativo, pero los asuntos legales pueden llegar a ser complicados y estresantes. Un abogado calificado en manutención de menores puede atender a sus necesidades legales particulares, explicar la ley y representarlo en la corte. Dé el primer paso ahora y póngase en contacto con un abogado calificado en manutención de menores cerca suyo para hablar sobre su situación jurídica particular.

Su Próximo Paso:

Ingrese su lugar para conectarse con un abogado de Manutención de menores calificado hoy.

Búsqueda de Recursos de Manutención de menores en Abogado.com