Los abogados siguen disponibles para ayudarle. Programe una consulta desde su casa hoy mismo. Buscar abogados locales.

OB-GYN

OB ó mala práctica obstétrica puede incluir fallas en el obstetra al desempeñar sus deberes, incluyendo las fallas en el desempeño de las pruebas adecuadas de laboratorio, incluyendo el diagnóstico de pacientes RH­negativo, una prueba de sangre ó amniocentesis que pudiera diagnosticar posibles defectos en el feto, todo lo cual podría causar lesiones ó la muerte a ambos: la madre y el feto. La mala práctica médica GYN puede incluir la falla de un ginecólogo al no desempeñar adecuadamente sus deberes. Esto incluye la inserción inadecuada de IUD ó del monitoreo de IUD que pueden causar complicaciones del embarazo ó problemas de fertilidad; ENFERMEDAD­ falla en el diagnóstico de una enfermedad ginecológica tal como cáncer de los ovarios, cervical ó de los senos, endometriosis, enfermedad inflamatoria de la pelvis y muchas otras enfermedades, pueden causar complicaciones del embarazo ó problemas de fertilidad. Ambos pueden ser muy graves y con frecuencia llegan a amenazar la vida.

Entre las reclamaciones por negligencia médica relativas a mujeres, el cáncer del seno es uno de los reportados más frecuentemente. Se puede definir como una formación anormal y nueva del tejido como un tumor ó crecimiento. Los tumores pueden ser malignos ó benignos. Los tumores malignos son cancerosos. El tumor crece a expensas del organismo sano. El tumor se infiltra en la piel, se extiende (metástasis) y frecuentemente reaparece después de los intentos para removerlo. El cáncer de seno es el más común entre las mujeres y representa el 27% de todos los cánceres y el 18% de todas las muertes por cáncer. Mientras que el cáncer de seno es uno de los más comunes, afortunadamente es uno de los más tratables de todos. El cáncer de seno usualmente se detecta mediante el propio examen del paciente, examen físico por un médico, un mamograma (rayos X que detectan de 85% a 90% de todos los cánceres existentes de seno), ultrasonido, biopsias de aspiración é imágenes de resonancia magnética (MRI´s). Las mujeres que se encuentran en el grupo de alto riesgo de cáncer de seno (edad de 40­49) deben efectuarse una mamografía cada año ó dos. Las mujeres mayores de 50 deben hacerse una mamografía anualmente. Las mujeres con tejido del seno fibroso, denso, en el cual las lesiones son difíciles de detectar deberían siempre tener un médico que les haga el examen. Existe controversia sustancial acerca del uso de mamografía de pantalla para mujeres mayores de 50. Las celulosas cancerosas se vuelven aun más peligrosas cuando se desprenden del tumor y entran en el flujo sanguíneo ó el sistema linfático. Este proceso es llamado metástasis. La metástasis progresiva frecuentemente lleva a la muerte. Por esta razón, una falla en el diagnóstico apropiado del cáncer es un incumplimiento significativo en el cuidado médico. El retraso en el diagnóstico del cáncer del seno surge en varios contextos: (1) la falla del médico al evaluar apropiadamente una masa palpable, (2) falla en la lectura apropiada de un mamograma, (3) inapropiada confianza en un mamograma negativo cuando está presente una masa palpable, y (4) falla al efectuar pruebas adicionales tales como biopsia aspiración y/o biopsia abiertas de una masa. Estas son las malas prácticas que cometen comúnmente se cometen en relación con el cáncer de seno.

El cáncer del ovario es la causa más frecuente de muerte por cáncer ginecológico dado que los casos se detectan en etapas avanzadas de la enfermedad. La detección tardía obedece a la ausencia de síntomas específicos mientras la enfermedad está todavía localizada, así como por la falta de estrategias efectivas de prevención. Esto significa que cuando se hace el diagnóstico, el cáncer está ya en un estado avanzado. Cerca de 1 mujer en 70 desarrollan esta enfermedad. Durante los últimos 25 años ha habido un incremento continuado en la tasa de cáncer de los ovarios. Los primeros síntomas incluyen nauseas, dificultad ó dolor al comer y molestias en el bajo vientre todo lo cual es demasiado vago para sugerir que hay cáncer de los ovarios. En consecuencia, hay la necesidad definida de exámenes ginecológicos de rutina. Mientras que el ultrasonido se considera seguro, solamente los procedimientos para determinar la presencia de la enfermedad en la región pélvica, la exploración laparoscópica constituyen la mejor manera de obtener un diagnóstico de cáncer del ovario al permitir al médico obtener muestras de laboratorio que pueden confirmar o negar la presencia de cáncer. Los pacientes de más de 40 se encuentran en mayor riesgo de tener cáncer del ovario. Se desarrolla en 4 etapas: Etapa 1 (crecimiento limitado de los ovarios); Etapa II (crecimiento de uno ó ambos ovarios con extensión pélvica); Etapa III (tumor limitado a la pelvis, involucrando uno ó ambos ovarios); y Etapa IV (crecimiento involucrando uno ó ambos ovarios con metástasis distante). Como en el caso de otras formas de cáncer, el demandante puede recuperar daños significativos solamente si la enfermedad es descubierta en una etapa temprana. Desgraciadamente, en el 75% de todos los pacientes, el cáncer ovario, al momento del diagnóstico, ya se ha extendido más allá de los ovarios. El diagnóstico se hace muy raramente cuando el paciente está en la Etapa I de la enfermedad. La última cuestión legal acerca del diagnóstico del cáncer del ovario es si, cuando el médico vió al paciente, el diagnóstico no se hizo a la luz del desarrollo de los hechos disponibles.

El cáncer de la cerviz puede ser detectado en forma confiable obteniendo la prueba de Papapanikolau. La Sociedad Americana de la Lucha contra el Cáncer recomienda que la prueba de Papanikolau se lleve a cabo cada 3 años después de dos pruebas que arrojen resultados negativos con intervalo de un año. Muchos ginecólogos recomiendan que esa prueba se haga anualmente. El cáncer de cerviz se encuentra en el tercer lugar de todos los cánceres de la mujer. Los resultados de la prueba de Papanikolau se dan a conocer por los laboratorios y es importante examinar pruebas anteriores para cerciorarse si fueron apreciadas adecuadamente por el evaluador de las mismas. Las principales candidatas al cáncer de cerviz son aquellas mujeres que tienen una situación económica baja, las que empiezan a tener relaciones sexuales a edad temprana, las que tienen más de una pareja, las que se embarazan a una edad temprana y las mujeres que han tenido más de un hijo. Cuando el cáncer cervical se identifica oportunamente, existen excelentes posibilidades de curación. Estas posibilidades disminuyen con cada etapa que avanza la enfermedad.

Una paciente no puede y no debe demandar a un médico por el mero desarrollo del cáncer, pero sí puede intentar una reclamación viable por el riesgo creciente de daño resultante de la falla en el diagnóstico y tratamiento del cáncer de manera adecuada. Es importante tener en cuenta que el demandan

Hable hoy con un abogado calificado en Mala praxis médica

Este artículo pretende ser útil e informativo, pero los asuntos legales pueden llegar a ser complicados y estresantes. Un abogado calificado en mala praxis médica puede atender a sus necesidades legales particulares, explicar la ley y representarlo en la corte. Dé el primer paso ahora y póngase en contacto con un abogado calificado en mala praxis médica cerca suyo para hablar sobre su situación jurídica particular.

Su Próximo Paso:

Ingrese su lugar para conectarse con un abogado de mala praxis médica calificado hoy.

Recursos Adicionales de Mala Praxis Médica

Búsqueda de Recursos de Mala Praxis Médica en Abogado.com