¿Cómo se distribuye la propiedad después de un divorcio en Florida?

Las leyes de Florida (en inglés) distinguen dos tipos de propiedad:

  • Propiedad marital.
  • Propiedad no-marital.

Solo la propiedad marital se reparte tras un divorcio en Florida.

¿Qué es cada tipo de propiedad?

La propiedad marital consiste en lo siguiente:

  • Activos adquiridos y deudas contraídas durante el matrimonio. Esto es propiedad marital incluso si es un solo cónyuge el que adquiere el bien o pide el préstamo. Así, si un cónyuge pide un préstamo para comprar un auto, esta deuda es marital. Esto es así incluso si el otro cónyuge no sabe de la existencia del préstamo.
  • El aumento de valor de bienes no-maritales que resulte de los esfuerzos de uno de los cónyuges o contribuciones de fondos durante el matrimonio. Por ejemplo, si un cónyuge compra una casa antes del matrimonio, la casa será propiedad no-marital de ese cónyuge. Pero si después del matrimonio uno de los cónyuges arregla la cocina o paga a alguien para que lo haga, el aumento del valor de la casa debido al arreglo será propiedad marital.
  • Regalos de un cónyuge al otro durante el matrimonio. Así, si un cónyuge regala a otro una joya por su cumpleaños, esta joya es propiedad marital. Su valor se repartirá durante el divorcio.
  • Beneficios, derechos y fondos acumulados durante el matrimonio para jubilación, pensiones, repartición de ganancias, anualidades, compensación deferida y planes y programas de seguro. Así, si un cónyuge trabaja y pone dinero en una cuenta de 401(k) o IRA durante el matrimonio, ese dinero será propiedad marital y se repartirá entre ambos cónyuges tras un divorcio.

La propiedad no-marital comprende:

  • Activos adquiridos y deudas contraídas antes del matrimonio. Así, si un cónyuge compra un automóvil antes del matrimonio, este será propiedad no-marital y no se dividirá en el divorcio.
  • Propiedad adquirida por cada parte como regalo o herencia. Así, si un cónyuge recibe dinero de sus padres como regalo, solamente le pertenecerá a este cónyuge.
  • Cualquier dinero derivado de propiedad no marital durante el matrimonio. Por ejemplo, si un cónyuge recibe rentas de una casa que le pertenecía antes del matrimonio, estas rentas serán solamente para él o ella. La excepción es que las rentas se traten como propiedad marital. Así, si ambos cónyuges usan las rentas como si les pertenecieran a ambos, el tribunal considerará que las rentas sí eran propiedad marital.
  • Propiedad excluida por acuerdo entre las partes. Lo común es que esto se haga mediante acuerdos prematrimoniales o prenupciales.
  • Deudas contraídas falsificando la firma del otro cónyuge. Por ejemplo, si un cónyuge falsifica la firma de otro para obtener un préstamo para comprar un auto, el cónyuge cuya firma fue falsificada no será responsable de la deuda.

El tribunal presume que toda propiedad es marital. Quien afirma que algo es propiedad no-marital debe probarlo.

Cómo se divide la propiedad marital

En un divorcio en Florida, los cónyuges pueden distribuir la propiedad marital como mejor les parezca.

Si los cónyuges no se ponen de acuerdo en cómo repartir la propiedad marital, será el tribunal quien tomará la decisión por ellos.

El juez parte de la presunción de que la propiedad se divide entre los cónyuges en partes iguales. Sin embargo, la corte puede hacer una distribución distinta tomando en cuenta los siguientes factores:

  • La contribución al matrimonio de cada cónyuge. Esto no solo incluye las contribuciones económicas, sino también las contribuciones a la educación de los hijos y al trabajo doméstico. Por ejemplo, si un cónyuge trabaja menos horas y no aporta en las tareas del hogar, el juez puede darle menos bienes.
  • Las circunstancias económicas de las partes.
  • La duración del matrimonio. Mientras más largo haya sido el matrimonio, mayor probabilidad hay que los bienes se repartan de forma igualitaria.
  • Cualquier interrupción en la carrera u oportunidades educacionales de cada parte. Si uno de los cónyuges abandonó su carrera por motivo del matrimonio, puede que el juez le dé una mayor porción de la propiedad marital.
  • La contribución de un cónyuge a la carrera personal u oportunidades educacionales del otro cónyuge. Por ejemplo, si uno de los cónyuges renuncia a su empleo para que su pareja pueda tomar un empleo más atractivo en otra localidad, el tribunal intentará compensar al cónyuge que dejó su trabajo.
  • La conveniencia de retener activos intactos y libres de cualquier demanda o interferencia de la otra parte. Esto incluye intereses en un negocio, corporación o práctica profesional.
  • La contribución de cada cónyuge a la adquisición, mejora o producción de ingresos de los activos maritales o separados.
  • La conveniencia de retener la casa familiar como residencia para cualquier hijo dependiente del matrimonio. Esto es así siempre y cuando sea equitativo hacerlo, vaya en el mejor interés del niño y sea financieramente posible para las partes mantener la residencia hasta que el niño se emancipe. ·
  • La disipación, gasto, agotamiento o destrucción de activos maritales después de la petición de divorcio o los dos años anteriores. Por ejemplo, si un cónyuge ha perdido dinero apostando, el tribunal puede darle una menor porción de la propiedad marital.
  • Cualesquiera otros factores necesarios para dar equidad y justicia a las partes.

Para más información:

Hable hoy con un abogado calificado en Divorcio

Este artículo pretende ser útil e informativo, pero los asuntos legales pueden llegar a ser complicados y estresantes. Un abogado calificado en divorcio puede atender a sus necesidades legales particulares, explicar la ley y representarlo en la corte. Dé el primer paso ahora y póngase en contacto con un abogado calificado en divorcio cerca suyo para hablar sobre su situación jurídica particular.

Su Próximo Paso:

Ingrese su lugar para conectarse con un abogado de Divorcio calificado hoy.

Recursos Adicionales de Divorcio

Búsqueda de Recursos de Divorcio en Abogado.com

Cómo solicitar el divorcio

Videos de Divorcio