Abogados de derecho de arrendadores y arrendatarios

Derecho de arrendadores y arrendatarios

En los Estados Unidos el derecho de arrendadores y arrendatarios abarca todos los asuntos y procedimientos legales vinculados con el arrendamiento de bienes raíces, comerciales o residenciales y la relación entre inquilinos y arrendadores.

La mayoría de los individuos en algún momento de su vida habrán alquilado alguna propiedad. Una vez que se llega a un acuerdo de este tipo, normalmente se genera un contrato de alquiler. Estos acuerdos quedan acreditados con la firma del documento, el cual especifica los derechos, obligaciones y expectativas del arrendador y arrendatario.

Cuando surgen disputas entre el arrendador y el inquilino, un abogado con experiencia en la ley que regula la relación contractual entre el dueño o administrador de la propiedad y quien la renta, puede ayudar a resolver los problemas o diferencias.

¿Cuándo un inquilino debe contratar a un abogado en derechos de arrendadores y arrendatarios?

Cada año se efectúan miles de contratos de arrendamiento, y como en toda relación, los inquilinos y los dueños de la propiedad no escapan de los conflictos. Así que es muy común recurrir a la ayuda de un abogado para resolverlos.

Y si no hay un problema que solventar, muchas compañías e individuos dedicados a la renta comercial, también emplean los servicios legales de un abogado calificado en derechos de los inquilinos y arrendadores para redactar y revisar sus contratos de arrendamiento.

El trabajo de un abogado con estos conocimientos es crucial, si alguien se encuentra en una situación en la que no sabe cuáles son sus derechos y deberes.

Desde la perspectiva del arrendatario, conviene buscar asistencia legal, si el arrendador:

  • Intenta desalojarlo de su apartamento o casa por razones no acordadas en el contrato de arrendamiento, o por motivos que van en contra de la ley. Por ejemplo, tan simple como no darle un aviso de desalojoa tiempo.
  • Viola en repetidas ocasiones su privacidad al entrar a su hogar sin su permiso, aún después de haberle pedido que cesara su comportamiento.
  • No cumple con los términos del contrato de alquiler del apartamento, o no le quiere devolver el depósito de seguridad.
  • No mantiene la propiedad en buen estado, cuyo resultado es el deterioro hasta alcanzar condiciones inhabitables. Por ejemplo, falta de agua caliente, calefacción, no respetar el código de vivienda del estado, ni pagar los servicios públicos.
  • Transgrede el acuerdo de alquiler y no responde o se rehúsa a remediar la situación. Por ejemplo, sube el costo de alquiler sin previo aviso, modifica la propiedad sin considerar al inquilino.
  • Discrimina al inquilino por su raza, religión, color de piel, orientación sexual, u origen nacional.
  • Permite acciones ilícitas en las áreas comunes de su propiedad u obliga a los inquilinos a favorecerlas. Por ejemplo, tráfico de drogas o personas, eventos festivos o religiosos que no cumplen con las cláusulas del contrato, o algún otro tipo de delito grave.

¿Cómo puede ayudar un abogado a un inquilino?

Si el arrendador y el inquilino son incapaces de solucionar sus problemas, entonces un abogado con años de experiencia trabajando en el área de bienes raíces, casos de vivienda y contratos de alquileres puede ser una excelente opción para obtener un resultado favorable y de inmediato.

Por ejemplo, un abogado está en capacidad de:

  • Explicarle cuales son las leyes estatales que protegen a las personas que rentan un inmueble. En los Estados Unidos las leyes que rigen los alquileres son amplias y cambian según el estado donde habita.
  • Aclararle en qué consiste un procedimiento de desalojo o desahucio.
  • Lograr que se evite o retrase el desalojo del inquilino. Para ello, el abogado hará uso de recursos legales aplicables según su caso. Por ejemplo, es posible que el desalojo sea una situación de discriminación, y si no lo sabe, estaría arriesgando su opción a mantener la vivienda.
  • Orientarlo cuando hay situaciones extremas que pongan en peligro su alquiler, como desastres naturales, protestas públicas, o pandemias. Durante emergencias el gobierno decreta medidas para proteger a los inquilinos, y si no las conoce, es posible que su arrendador gane el caso.

Un abogado de derechos de los arrendadores y arrendatarios hará uso de todos los recursos y medidas posibles para solucionar su problema.

¿Por qué es útil un abogado para un dueño de casa o arrendador?

En los Estados Unidos es común que las personas traten de resolver sus asuntos legales sin la ayuda de un abogado.

Muchos propietarios y arrendatarios resuelven sus problemas menores con una llamada telefónica o una carta, incluso a veces se sienten cómodos acudiendo al tribunal de pequeñas reclamaciones en donde no hace falta tener un abogado.

Pero si usted como arrendador no se siente seguro de manejar su propio caso, y este ya escapa de sus habilidades de resolución de conflictos, un abogado con amplia experiencia se puede encargar de buscar el mejor beneficio, si un inquilino:

  • Demanda al dueño de la casa o propiedad.
  • Lo acusa de algo que no cometió. En este contexto podría estar ante un caso de difamacióny daños a su imagen o compañía.
  • No cumple con el pago de la renta y no responde a sus solicitudes de pago.
  • Daña el inmueble, pero el depósito de garantía no es suficiente para cubrir el costo de las reparaciones necesarias.
  • Lleva a cabo presuntas actividades ilegales en la vivienda y no responde a sus exigencias para que deje de hacerlo.
  • Viola las reglas del acuerdo de arrendamientoy no responde a sus exigencias.
  • Pone en peligro a otros inquilinos.
  • No contribuye a la convivenciay sus acciones molestan a los vecinos u otras personas.
  • Extiende su permanencia sin permiso o sin un acuerdo nuevo.

¿Cómo calculan sus honorarios los abogados especializados en la relación entre el arrendador y arrendatario?

Los abogados normalmente ofrecen una tarifa fija por sus servicios de asesoramiento legal mientras la disputa no llegue a los tribunales.

Normalmente un abogado trata de resolver el problema sin ir a la corte, y antes, usa técnicas de persuasión y negociación. Cuando acuda a su primera cita podrá consultar y estimar el gasto.

Si su disputa llega al punto en el que es necesario emprender una acción legal en un tribunal, entonces el abogado podría modificar su trato y solicitarle un cobro por hora. Cualquier profesional de una firma jurídica tiene la obligación ética de mantene

Haga clic para aprender más sobre derecho de arrendadores y arrendatarios en Abogado.com.

Page Generated: 0.01299786567688 sec