La Regla de South Dakota acerca de las Tasas de las Tarjetas de Crédito, es no imponer Regla alguna

Se ha preguntado alguna vez ¿por qué la cuenta de su tarjeta de crédito del Citibank proviene de South Dakota, y así mismo su pago va allá, cuando usted sabe que el cuartel general del Citibank está en New York? Esto se debe a una combinación de la ley federal y las leyes diferentes de 50 estados que permiten a un banco en New York utilizar una dirección en South Dakota para cobrarle su cuenta a un cliente en California.

Leyes sobre la Usura
Muchos estados tienen una ley sobre la usura que limita la tasa de interés que una compañía puede cobrar.
Muchas de estas leyes llegan a topes de interés del 18%. Sin embargo, algunos estados, como South Dakota, no tienen una legislación sobre la usura, permitiendo a los negocios interestatales cobrar tanto interés como deseen.

Una parte de los deberes del Congreso es regular el comercio interestatal. Esto incluye a bancos portadores nacionalmente que hacen negocios en más de un Estado. En el caso Marquette vs. First Omaha Service Corp. ventilado ante la Suprema Corte en 1978, la Corte estableció que los bancos portadores nacionalmente no tienen que seguir la regla del Estado en el que hacen negocios, sino solamente la ley del Estado en que la compañía fue constituida. Debido a que las leyes estatales sobre usura no son uniformes, ello permitía que las compañías de tarjetas de crédito escogieran y se cambiaran a los estados que les permitía cobrar las tasas más altas de interés.

Después de la decisión de 1978 solamente los bancos nacionales estuvieron exentos. Si usted trató con un banco que únicamente hacía negocios en su Estado usted estaba protegido por la ley de su Estado. Pero ahora la ley federal exime también a los bancos estatales.

Desregulación acerca de la Usura
La Ley de Modernización Financiera Gramm-Leach-Bliley fue aprobada en 1999. Esta ley creó más regulaciones sobre los bancos para que los servicios financieros de las compañías protegieran mejor la información confidencial de sus clientes. Aunque disminuía el control, las regulaciones bancarias que ese Estado tenía sobre los bancos solamente se aplicaban a los que operaban en dicho Estado. La ley permite a los bancos portadores en el Estado cobrar tasas de interés iguales a las cobradas por los bancos nacionales que operan dentro del mismo Estado. Así, aun si usted tiene una tarjeta de crédito con el First National Bank de California, que solamente tiene una sucursal, todavía se le cobrarán a usted las tasas de interés más altas permitidas.

La única protección que tienen ahora los consumidores, es lo que aparece listado en el convenio de crédito que el cliente firma antes de utilizar la tarjeta. Sin embargo, la mayoría de los convenios están formulados en gran medida a favor de los que los expiden y para empezar, la mayoría de los clientes raramente los leen. Para los clientes que son golpeados con las sanciones aplicables a los pagos tardíos pueden ver elevarse sus tasas de interés tanto como 32%.

Otro problema con la desregulación fue que a los expedidores de las tarjetas de crédito no se les exigió fijar un pago mínimo manejable. La mayoría de las tarjetas de crédito han venido bajando lentamente el pago mínimo mensual requerido a alrededor del 5% del saldo a solamente el 2%. Esto ha alentado a los clientes a pagar menos cada mes, lo que da como resultado más tiempo para pagar la totalidad del saldo. Si un cliente tiene un saldo de $5000 y solamente paga el 2% del saldo cada mes a una tasa de interés del 18%, le tomarán 46 años y los costos del interés sobre más de $13,000, para saldarlo.

Regulación Renovada
La desregulación tuvo como propósito crear, y de hecho creó, más elecciones de crédito para los consumidores. La remoción de los límites a las tasas de interés impuestos por el Estado permitió a las compañías de tarjetas de crédito ofrecer crédito a lo largo de todo el país y no solamente en su Estado de origen. Ahora varios prestamistas principales están teniendo problemas con cuentas incumplidas, debido principalmente a que los pagos de intereses sobre aquellas cuentas fueron demasiado altos. Debido al colapso del crédito, el Departamento del Tesoro propuso recientemente una nueva legislación que cambiará la forma en que le crédito será regulado en en país.

Hable hoy con un abogado calificado en Tarjetas de crédito

Este artículo pretende ser útil e informativo, pero los asuntos legales pueden llegar a ser complicados y estresantes. Un abogado calificado en tarjetas de crédito puede atender a sus necesidades legales particulares, explicar la ley y representarlo en la corte. Dé el primer paso ahora y póngase en contacto con un abogado calificado en tarjetas de crédito cerca suyo para hablar sobre su situación jurídica particular.

Su Próximo Paso:

Ingrese su lugar para conectarse con un abogado de Tarjetas de crédito calificado hoy.

Búsqueda de Recursos de Tarjetas de crédito en Abogado.com